Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2020

Testimonio: No tengas miedo al miedo. Por Lola Molina

Imagen
Y cuando llega el momento… lo sabes. Sí, lo sabes. De alguna manera, inexplicable, tu cuerpo, tu mente, tu espíritu, lo saben. Con cuarenta y seis años, tres hijos, un trabajo al que le había dedicado dieciocho años… Años de miles de kilómetros, de cientos de personas distintas, de decenas de ciudades. De compañeros, jefes, clientes, empresas. Hay un día que te levantas y sabes que es el momento de dar un giro. Durante meses estuve nadando entre las dudas y el miedo. Hacía tiempo que sabía que mi enfermedad seguía progresando y no iba a darme una tregua. Era el día. Y la hora. Estaba dispuesta pero no estaba preparada. No sé si alguna vez se está del todo preparado para decir adiós a tu vida tal y como la conoces, tal y como la has construido y saltar a lo desconocido. Aún más, sabiendo que te lanzas de cabeza a afrontar tus nuevos límites y dispuesta a descubrir sus nuevas fronteras. Mucho miedito. La enfermedad renal crónica tiene luces y sombras. Me considero afortunada por tener la…

Testimonio: La principal incertidumbre de un trasplantado ¿Cuánto me va a durar el trasplante?

Imagen
A mediados de 1987, en la Ciudad de México Distrito Federal, fue la fecha en que me realizaron el trasplante, con los ánimos, miedos e incertidumbre a lo más que da. A la edad de 10 años estaba preparado para entrar al quirófano, previamente antes fueron seis meses de muchos estudios, mucha preparación psicológica y física por parte de mi donador (mi papá) y yo, una persona de tan solo pasado el metro de estatura, anémico a no más poder, y con la enfermedad en etapa terminal, al límite de entrar a hemodiálisis, pero que se hizo todo el esfuerzo a una carrera maratónica por no pasar por esa etapa; mucho más de dolor que un tratamiento que a tientas pueda servir para seguir viviendo, así fue, pude lograr ese cometido no pasar por ese tratamiento en que uno sufre bastante.A unos días de trasplantado, ya con mejores ánimos, con mucho más energía, con apetito a no más poder por los corticoides a dosis de elefante, proseguía el peor temor de cualquier trasplantado: ¿Ahora qué hago? ¿Cuánto …