domingo, 3 de junio de 2018

Cómo me cuido yo y como cuido mi riñón



Mucha gente me pregunta que qué hago para llevar con mi riñón más de 26 años. Me dicen que les cuente cómo me cuido, qué hago, que tipo de vida llevo... Ya publiqué hace un tiempo un artículo, "Cómo cuidar nuestro injerto renal", donde explicaba los cuidados que hay que tener cuando se está trasplantado, pero hoy voy a contaros cómo me he cuidado y cómo me cuido yo, incluso ahora que ya no está en las mejores condiciones.

Siempre he sido una persona que me ha gustado cuidar mi físico y mi salud, y me ha interesado aprender todo lo relacionado a mi enfermedad para poder cuidarme mejor. Si tienes esas ganas de cuidarte y ese deseo de encontrarte mejor, ya tienes mucho camino recorrido. Todo es cuestión de ponerlo en práctica, ser constantes y no rendirse.

Llevar una alimentación sana, equilibrada y adecuada a cada etapa de la enfermedad es una de las cosas más importantes. Como yo comencé mi enfermedad desde muy niña, mi madre se acostumbró a hacerme la comida sin sal y sin grasas... y así hemos comido siempre toda la familia. Eso no quiere decir que si salgo a comer fuera, o me voy de vacaciones no cometa algún que otro exceso... es normal. Lo que sí hago es compensarlo al día siguiente, o en cuanto vuelvo de mis vacaciones.

Otra de las cosas muy importantes para mantener una buena calidad de vida y mi riñón en unas condiciones óptimas, ha sido y es que siempre me ha gustado hacer ejercicio. Desde bien jovencita empecé a ir al gimnasio; he cambiado de actividad física mucha veces: aeróbic, fitness, danza del vientre, máquinas, yoga, baile español... hasta la actualidad que hago Zumba y Pilates. Esta actividad física que he realizado y que sigo manteniendo, ha logrado mantener mis huesos y mi sistema cardiocirculatorio en buenas condiciones, a pesar de la diálisis, de la cortisona, de los inmunosupresores... No es necesario matarse a realizar ejercicio. Solamente con caminar media hora diaria a buen ritmo, estamos consiguiendo un efecto muy positivo para nuestra salud.

Importante e imprescindible es, también, tener la agenda bien controlada, donde anotar todas las visitas médicas y citas que tenga, ya que no solo acudo al nefrólogo, también lo hago al dermatólogo, oftalmólogo, dentista, citología, colonoscopia... en fin, que hay que estar pendiente de todo nuestro organismo, sobre todo porque tomamos inmunosupresores y corticoides con una cantidad enorme de efectos colaterales.


Y por supuesto, los cuidados corporales y faciales. Siempre lo digo, pero el cuidarme y arreglarme, ir bien peinada y maquillada, hace que me sienta mucho mejor, me ilumina la cara y me sube la autoestima. Siempre que puedo, cuando el bolsillo me lo permite, voy a realizarme algún tratamiento facial o corporal, o algún masaje que me relaja o me da más energía según el momento.
Soy muy constante en la aplicación de cremas y lociones para mantener mi rostro y cuerpo hidratado. Tengo mucho cuidado de la exposición al sol, ya que debido a los inmunosupresores tengo la piel sensibilizada a la luz solar. Por ello me aplico, todos los días, una crema de alta protección solar en la cara, aunque esté nublado, y otra, en el cuerpo, en las partes expuestas al sol.

El estado de ánimo ayuda enormemente a encarar mejor todos los problemas que se me presentan. Soy una persona positiva, tenaz, persistente y con mucho empuje para seguir luchando. Esas cualidades las he ido forjando poco a poco, comprendiendo que la vida es lo que yo quiero que sea y creciéndome ante cada obstáculo y problema. Tengo mis épocas malas, eso es normal, pues tiene que haber un equilibrio entre las emociones buenas y malas, pero sé que no va a durar y hago todo lo posible para salir de esa situación.

Ahora se me presenta una época en la que tengo que volver a cuidar mi alimentación con la dieta especial (potasio, fósforo, proteínas) y lo hago con tranquilidad, buscando nuevos platos que me ayuden a mí y a otras personas a sentir que se puede comer bien, aún llevando esta dieta. Sigo cuidando mi riñón con más esmero, si cabe, para que me dure todavía un tiempo más.

Esto es, a grandes trazos, más o menos, lo que hago para cuidar mi riñón. Espero que todos los que hayáis sido recientemente trasplantados toméis buena nota y os dediquéis a cuidar vuestro injerto y a cuidaros vosotros mismos, sin obsesionaros, pero sabiendo que, en vuestro interior, tenéis un "regalo" precioso que os ha salvado la vida.


Ana Hidalgo


5 comentarios:

  1. Hola Ana! Soy Paula Maldonado y te escribo desde la Patagonia Argentina. Me gustaría que me cuentes un poquito más acerca de la importancia de hacer ejercicio en el caso de un transplante do renal. Sé que cada caso puede ser distinto, pero tengo un pariente cercano trasplantado y es muy, muy sedentario. Hemos discutido este tema varias veces, pero mis argumentos llegan hasta ahí nomás por no saber del tema.
    Gracias por compartir tanto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paula. El ejercicio es beneficioso en cualquier caso, ya sea estando sano o enfermo. Los trasplantados debemos hacer ejercicio para mantener un peso estable, el corazón en buenas condiciones y para mantener los huesos fuertes y sanos, ya que debido a los medicamentos inmunosupresores y a los corticoides pueden verse afectados llegando a padecer osteoporosis.
      Además nos aporta mucha energía y vitalidad, para los momentos que tenemos de bajón.
      Estos son unos de los muchos beneficios que conseguimos realizando ejercicio.
      Saludos

      Eliminar
  2. Gracias por respuesta. Yo soy de las que hacen ejercicio por puro placer, además de los beneficios, claro.
    Pero esta persona de la que hablo me contesta que para los huesos toma sus suplementos de calcio y además ¡medita!
    Ya no discuto más...
    Gracias por tu respuesta

    ResponderEliminar
  3. Hola Ana q tal yo me llamo Guadalupe Daza te escribo desde México
    Hace poco me trasplantaron y todo va muy bien gracias a Dios apenas llevo 9 meses, mi hermana me lo dono y también va muy bien
    En primera te felicito por el tiempo q llevas y q sigas así
    A mí x ahorita lo único q me dicen los medicos es q solo camine xq todavía no puedo hacer otra cosa
    Lo q si me gustaría saber es cómo hiciste para desinflamar el vientre o si ocupas alguna faja en especial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Guadalupe. ¡Felicidades por tu trasplante!
      Pues si puedes caminar, camina... poco a poco irás cogiendo fuerzas y estarás preparada para realizar otro tipo de actividades.
      Tranquila, poco a poco tu vientre irá bajando. Ten en cuenta que te han estado tocando por dentro, y eso, más los corticoides hacen que haya inflamación. Debes cuidar tu alimentación, comer sano y equilibrado y hacer ejercicio... el caminar a buen ritmo con el vientre metido ayuda a bajar la "barriguita".
      Saludos

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...