miércoles, 31 de enero de 2018

Verduras congeladas


La alimentación para un enfermo renal es bastante complicada, sobre todo en la época de prediálisis y diálisis, ya que uno de los minerales que se acumula en nuestro cuerpo es el potasio, además del fósforo, pudiendo provocar debilidad muscular, hormigueos, palpitaciones... Controlar adecuadamente la cantidad que se consume es fundamental.

El potasio, como ya comenté en otro artículo, se encuentra sobretodo en alimentos de origen vegetal como frutas, verduras, hortalizas, legumbres, frutos secos, alimentos precocinados, bebidas gaseosas...

Hoy voy a hablaros de las verduras congeladas; es un buen método para eliminar más cantidad de potasio. Se pueden utilizar verduras frescas, y se congelan bien limpias, o bien se pueden utilizar productos ultracongelados, siempre que no sean platos de verduras precocinadas.

Las verduras congeladas tienen la ventaja de que ya están limpias, enteras o troceadas y listas para su cocción en agua hirviendo (en nuestro caso, remojo y doble cocción). Además, como entre la recolección y la congelación transcurre muy poco tiempo, estos productos conservan muy bien las cualidades nutritivas de las verduras y legumbres frescas, siendo incluso superior su contenido en vitaminas. Por poner un ejemplo, las espinacas frescas pueden llegar a la tienda varios días después de su recolección, por lo que la cantidad de vitamina C que aportan será menor que la que proporcionan unas espinacas congeladas.
Lo que si hay que evitar, son los alimentos precocinados, porque además de contener una cantidad enorme de potasio y fósforo añadidos, contienen más grasas y bastante más sal.

Las verduras congeladas están libres de conservantes, ya que el frío es su método natural de conservación. Es más, la mayoría no tienen ni aditivos, ni sal agregadas. Por ello son muy aconsejables para los enfermos renales.

El proceso de ultracongelación comienza en el mismo momento en que se realiza la recogida de las verduras, desde donde se trasladan a las fábricas, y allí las verduras se lavan concienzudamente, se escaldan, para después someterlas a ultracongelación, es decir, a temperaturas inferiores de -20 ºC, lo que aumenta la vida útil de los alimentos y evita que los microorganismos se desarrollen. Todo ello, realizado con estrictas medidas de seguridad.

Para descongelar la verdura y que pierda más potasio, se puede dejar a temperatura ambiente, o meter en agua durante unas horas, dependiendo del tipo de verdura o legumbre. Por poner un ejemplo: el brecol, lo dejo a temperatura ambiente porque al meterlo en agua queda muy blando (aunque alguna vez lo he hecho), y los guisantes, los pongo en remojo un rato y quedan perfectamente bien, consiguiendo rebajar, aún más, el nivel de potasio.

Y para aumentar el sabor de todas estas verduras y legumbres, y para sustituir a la sal, debemos tener en nuestra despensa todo un arsenal de condimentos, especias e hierbas aromáticas, que aportarán esa "chispa" a nuestras comidas.



Ana Hidalgo


2 comentarios:

  1. Mi hija tiene los riñones Unidos en forma de herradura, además de tener displasia e hipodisplasia en ambos riñones, su filtrado esta en 44, tiene 2 añitos y para estar siempre preparadas vamos a la verdulería una vez a la semana, cortamos todo en pequeños trozos y dejamos remojando, cambiando el agua de vez en cuando, al día siguiente escurrimos y separó en pequeñas bolsas por porciones, así estamos siempre provistas de verduras remojadas si necesitamos preparar algo de improviso y estamos bien abastecidas de verduras. El médico no nos deja comprar verduras congeladas por el sodio extra, pero nosotras ya nos acostumbramos, siempre listas!! después descongelamos en agua y doble cocción. Al principio yo remojaba todos los días pero después de volver a trabajar mi tiempo era escaso, así que esta quedó como nuestra mejor técnica ✌✌

    ResponderEliminar
  2. Hola Danitza. Gracias por contarnos tus truquitos para reducir el potasio de las verduras y tener menos trabajo.
    Un abrazo y mucho ánimo.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info