Salsa chimichurri



¿Quién dice que no se puede comer sabroso sin sal?... Prepara una salsa chimichurri y tenla en la nevera siempre lista.
La salsa chimichurri es una salsa de origen argentino que sirve normalmente para acompañar carnes, patatas y lo que te apetezca. Es una salsa que se prepara en muy poco tiempo y que casi todo el mundo conoce.
Lo mejor es, que esta salsa lleva ingredientes muy comunes que normalmente tenemos siempre a mano en casa. Además al llevar aceite y vinagre puede durar bastante tiempo en la nevera, y se conserva estupendamente. Cuanto más tiempo esté, más concentrados serán los sabores.
Lo ideal es probarla y añadir más o menos hierbas y especias según el gusto de cada uno.
Se puede preparar de varias formas, pero os dejo esta receta que es muy sencilla y otra opción más sencilla aún.

Ingredientes:

  • 4 dientes de ajo
  • 1 pizca de guindilla cayena
  • 2 cucharadas de orégano
  • 1 cucharadita de tomillo
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 cucharada de perejil picado
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1/2 vaso de aceite 
  • 1/2 vaso de vinagre

Elaboración:
Echa en una sartén un chorro de aceite y añade el comino, el orégano, el tomillo y la guindilla cayena (tritúrala un poco antes). No lo cocines, solo que se temple un poco el aceite  para que suelten los aromas. Cuando empiece a coger algo de calor, incorpora el perejil picado, el pimentón dulce, los dientes de ajo picados y el vinagre. Mezcla bien y retira a un bol. Vierte el aceite y guarda en un frasco a ser posible de cristal.



Otra opción es comprar en una tienda un preparado de especias para chimichurri

Ingredientes:
  • Preparado para chimichurri
  • Aceite (girasol que es menos intenso)
  • Vino blanco
  • Vinagre

Elaboración:
En un bol se añade la cantidad de la mezcla para chimichurri que queramos. A las hierbas se le añade el doble de cantidad de aceite, una parte de vino blanco y una parte de vinagre. 
Se irá probando hasta encontrar el punto adecuado.



Ana Hidalgo




Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Magy. Pues sí, es mejor que se conserve en la nevera. Además aguanta mucho tiempo y se sirve así, fría.
      Un saludo

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Entradas populares de este blog

Filtrado glomerular

El prurito (picor) en la enfermedad renal

Entrevista a unos riñones deteriorados (con I.R.C.)