domingo, 13 de agosto de 2017

Pechuga de pollo con salsa de pimientos y pasta



Hoy os invito a probar este plato que se puede comer como plato único y está muy rico. Si haces el pollo de un día para otro está mucho más sabroso.

Ingredientes para 4 personas:

  • 3 o 4 pechugas de pollo
  • 1 cebolla o cebolleta
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo si es peq, si es muy grande 1/2
  • 1 brick de nata para cocinar (200ml)
  • 2 cucharadas de tomate frito
  • 1 cucharada de pimentón
  • Pimienta
  • Un chorro de vino (medio vasito)
  • Agua
  • Aceite

Preparación:
La noche anterior se cortan las verduras (cebolla, pimiento verde y pimiento rojo) a trocitos y se pone en remojo con agua, cambiándola varias veces.

Antes de cocinar, las pechugas se cortan a trozos pequeños y se añade pimienta.

Elaboración:
En una cazuela o sartén amplia se añade un poco de aceite y cuando está caliente se pone el pollo a freir. Una vez frito (no hay que dejarlo demasiado tiempo, no tiene que dorarse), se retira y se reserva.
En la misma sartén, se añade un poco más de aceite y se echa la cebolla, el pimiento verde y el pimiento rojo. Se echa un poco de pimienta y se deja hacer a fuego suave.
Una vez blanditas las verduras, se añade la cucharada de pimentón y el tomate frito. Se dan unas vueltas y, a continuación, se añade un chorrito de vino y agua (un vaso o dos, según se vea).
Se deja hacer a fuego suave durante unos 15 minutos. Cuando las verduras estén hechas y la salsa haya espesado, se tritura todo con la batidora y se vuelve a poner en la sartén. Añadimos, entonces, la nata (al gusto; yo pongo casi todo el brick) e introducimos en la salsa el pollo.
Lo dejamos unos minutos más y ¡listo!.
Se sirve acompañado de pasta, la que más te guste.También queda buenísimo con un poco de arroz basmati.

¿Lo sabías? Este plato contiene un importante contenido en proteínas, por lo que las personas que están en etapa de prediálisis, deberán tomar una pequeña ración del pollo y aumentar la pasta. Igualmente, al elevado contenido en proteína se añade un aumento del fósforo, por lo que las personas que lo tienen alto, no olvidarán tomar la medicación correspondiente.
Este plato contiene tomate frito, con alto contenido en potasio, pero la cantidad es bastante pequeña, 2 cucharadas, por lo que no reviste demasiada importancia, de todos modos, si no quieres ponerlo lo puedes hacer, la salsa también saldrá muy buena.
Al añadir la pimienta hace que el plato esté muy sabroso, sin echar de menos la sal.

Pollo- Potasio- 359mg  Fósforo- 200mg  Proteínas-  20,6g
Pimiento verde- Potasio-  120mg  Fósforo 19 mg
Pimiento rojo- Potasio-  160mg  Fósforo- 22mg
Cebolla- Potasio- 130mg  Fósforo-  36mg
Cebolleta- Potasio- 250mg  Fósforo- 26mg



Ana Hidalgo



miércoles, 9 de agosto de 2017

Personas y vidas. Xavier Moll: El esfuerzo tiene su recompensa



Me gustaría primero de todo dar las gracias a mi mujer Dèlia; sin ella esta historia no sería posible ya que ella fue la donante.

Hace más de 25 años decidí hacer un cambio de vida; me tomé mucho más en serio el deporte y adopte hábitos de vida saludables. En ese momento, no sabía lo importante que sería ese cambio 22 años más tarde, la alta montaña en varias disciplinas, junto con la bici de carretera y el gimnasio, entraron a formar parte de mi vida.


 Fue precisamente en una prueba de esfuerzo que el doctor me comentó que en mi sangre había una proteína que no debería estar. Un reflujo en la orina había dañado mis riñones y me empezaron a controlar en el hospital Germans Trias. 
Mi función renal fue bajando hasta que, en junio del 2015, me comentan que mis riñones solo filtran un 12%. Gracias al haberme cuidado, podía seguir haciendo vida totalmente normal, incluso el mismo deporte que hacía antes; rampas o sensación de cansancio eran solo los únicos síntomas de que algo ya empezaba a ir mal.




A finales de Septiembre del 2015 me trasplantan. En 14 días ya comienzo a pasear por la montaña del Maresme. En un mes vuelvo al gimnasio y en cinco semanas cojo la bici de carretera, siempre con el visto bueno de los médicos, cirujano y nefróloga. Y en menos de tres meses vuelvo a subir montañas con mi mujer, (Matagalls, Pedraforca o Puigmal).
Sin duda estaba recogiendo el fruto de haber hecho deporte, que sin llegar a ser profesional, sí ha sido de alto nivel.


Estas fotos que comparto, gracias a Ana Hidalgo, son fruto de la constancia de esos 25 años, y del trabajo específico de año y medio en el gimnasio. 
Los últimos seis meses han sido muy duros, pero si consigo que personas trasplantadas o enfermos renales, que se encuentren bien, se animen a caminar o ir a un gimnasio, una horita tres veces por semana, estaré muy contento.

Ana habla muchas veces de la autoestima y de estar bien con uno mismo, lo comparto al cien por cien, y encima la actividad física, dentro de los límites de cada uno, nos ayudará a controlar los efectos secundarios de la medicación.
Por último dar las gracias a mis amigos Marta y Jordi, la primera por animarme hacerme las fotos, y a Jordi por ser el autor.
Un fuerte abrazo







Haz clic en las fotos para verlas de tamaño real

Xavier Moll




Ana Hidalgo



jueves, 3 de agosto de 2017

Chuletas con pimientos



Hoy os traigo una receta que se puede preparar con antelación ya que está más rica de un día para otro.

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 Chuletas de cerdo
  • 1 Pimiento verde
  • 1 cebolla o cebolleta
  • 2 dientes de ajo
  • El zumo de medio limón
  • 200 ml de caldo (casero) o de agua
  • Un poco de vino blanco (un chorrito)
  • 15 g de mantequilla
  • Aceite 
  • Pimienta negra al gusto


Preparación:
Se cortan en aros el pimiento y la cebolla; los ajos se cortan en láminas y todas estas verduras se ponen en remojo durante varias horas, cambiando el agua varias veces.



Elaboración
En una sartén con un poco de aceite se pone a dorar un poco las chuletas por ambos lados, sazonadas con un poco de pimienta negra. Una vez hayan cogido un poco de color se retiran y se reservan en un plato.
En el mismo aceite pondremos el pimiento, la cebolla y los ajos, bien escurridos, y se deja freír hasta que la cebolla empieza a estar transparente. Añadiremos de nuevo las chuletas y pondremos un poco más de pimienta negra (al gusto).
A continuación, bañaremos las chuletas con el caldo casero o el agua y le echaremos un chorrito de vino blanco (como medio vasito). Taparemos y dejaremos cocer unos 20 minutos, más o menos,  a fuego suave. No debe evaporarse todo el líquido.
Cuando la carne esté cocida, se añade el jugo del limón y la mantequilla.

Queda perfecto acompañado de un arroz blanco o una ensalada de lechuga y maíz (previamente remojada).



¿Lo sabías? Este plato contiene un importante contenido en proteínas, por lo que las personas que están en la etapa de prediálisis, deberán tomar una pequeña ración. Así mismo, el elevado contenido en proteína lleva implícito un elevado contenido en fósforo, por lo que las personas que lo tienen alto, no olvidaran tomar la medicación prescrita para su control.
Si tienes problemas con el colesterol elimina la grasa que contenga la carne y no añadas la mantequilla.
La pimienta y el limón aportan mucho sabor a este plato
Para trasplantados, es aconsejable comenzar con un primer plato ligero, como una ensalada o verdura, ya que este plato aporta bastantes calorías.


Chuletas de cerdo- Potasio- 326 mg   Fósforo- 170 mg  
Proteínas-  15,2 g 
Pimiento verde-      Potasio- 120 mg   Fósforo-   19 mg
Cebolla-                   Potasio- 130 mg   Fósforo-   36 mg
Cebolleta-                Potasio- 250 mg   Fósforo-   26 mg




Ana Hidalgo



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info