miércoles, 26 de julio de 2017

Para qué sirven los riñones y cómo podemos saber si hay daño renal



Seguro que sabéis que nuestros riñones tienen forma de judía y son del tamaño de nuestro puño. Y que están ubicados hacia el medio de la espalda, justo debajo de las costillas. Tienen un tamaño que pueden alcanzar los 13 centímetros de largo y los 8 centímetros de ancho. Resulta curiosa una característica de posicionamiento de los riñones, y es que el riñón derecho se sitúa un poco más encima que el izquierdo, descansando sobre el hígado.

Los riñones realizan un importante trabajo: el de eliminar del cuerpo los desechos y el agua sobrante. Estos desechos y el agua que sobra se transforman en orina, la cual es almacenada en la vejiga hasta que es expulsada al ir al baño.

Además de la eliminación de toxinas y líquido, los riñones liberan hormonas que contribuyen a la producción de glóbulos rojos (eritropoyetina)  y al control de la presión arterial, y que mantienen en equilibro el calcio en el cuerpo.

¿Qué es la función renal?
La función renal es el trabajo que realizan los riñones. Esta función renal se puede medir a través del Filtrado Glomerular. Una persona  que está completamente sana, tendrá una función renal de un 100%.  Algunas personas nacen con un solo riñón y sin embargo llevan una vida normal y sana. Al igual que las personas trasplantadas que pueden estar perfectamente con el 60-50 por ciento de su función renal, si ésta permanece estable.
Si se tiene menos del 20% de función renal, comienzan a aparecer los síntomas urémicos. Y si disminuye por debajo de 10 a 15,  se necesitará de tratamiento sustitutivo (diálisis o trasplante) para poder vivir.

¿Por qué dejan de funcionar los riñones?
 Son muchas las razones por las que la función renal puede disminuir. Algunas de ellas pueden ser:

  • Diabetes
  • Hipertensión arterial alta
  • Glomerulonefritis
  • Poliquistosis renal
  • Infecciones de orina de repetición
  • Causas desconocidas

Los riñones pueden dañarse rápidamente a causa de una lesión o un envenenamiento. Pero casi todas las enfermedades renales deterioran los riñones de forma lenta y silenciosa. Pueden pasar muchos años antes de que se noten los síntomas.

¿Cuáles son los síntomas de una enfermedad renal?
Cuando la enfermedad está en una etapa temprana es muy probable que no se tenga ningún tipo de síntoma. A medida que el deterioro renal va avanzando, los síntomas van apareciendo. Algunos pueden ser:

  • Cansancio y fatiga. Anemia.
  • Sabor desagradable en la boca (como metálico y con olor a amoníaco) debido a una acumulación de la urea en la saliva.
  • Picazón (prurito) por todo el cuerpo, provocado por la retención de tóxicos que pueden depositarse en la piel.
  • Necesidad de orinar con mayor o menor frecuencia de lo habitual. Cambios de aspecto de la orina.
  • Náuseas y vómitos, además de pérdida del apetito o de peso.
  • Retención de líquidos, lo que da lugar a una hinchazón de piernas, tobillos, pies, cara y manos.
  • Somnolencia o problemas de concentración
  • Oscurecimiento de la piel

¿Qué pruebas básicas realizará el médico para saber si mis riñones están sanos?
El médico te realizará unos análisis de sangre y de orina. Con los análisis de sangre comprobará los niveles de creatinina y urea. Si los niveles están altos, quiere decir, que se está acumulando en la sangre, por lo que es posible que los riñones no estén trabajando bien. Medirá, así mismo, la tasa de filtración glomerular, que ayudará a obtener una información estimada de la cantidad de sangre que pasa a través de los glomérulos.

En los análisis de orina, el médico comprobará la cantidad de orina que produces en un día y cuánta proteína está pasando a través de tu orina. También realizará un análisis de depuración de creatinina para ver si tus riñones están limpiando bien la sangre.

Además, podrá pedir una ecografía, que proporcionará imágenes de los riñones, y ayudará al médico a visualizar el tamaño y forma de éstos, y ver si hay algo fuera de lo normal.

¡CUIDA TUS RIÑONES... CUIDA TU SALUD!



Ana Hidalgo








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info