domingo, 16 de julio de 2017

Homenaje para todos los enfermos crónicos. Por Xavier Manzanares

Xavi, trasplantado renal desde hace medio año.
Desde mi modesta y humilde opinión, la mayoría de los enfermos crónicos parecemos invisibles en una sociedad de supuestos seres perfectos, prisas y deseos primarios de felicidad individual.

Nos toca ser los parias, los raros, se nos mira con lástima y, a veces, hasta con desdén, y se nos cataloga, cuando no, se nos aparta como estigmatizados (no sea que se les pegue algo, digo yo).

Y en cierta medida raros si somos (aunque esas "rarezas" nos definen como seres únicos y no del montón) para los "aparentemente normales y sanos". Somos raros porque exteriormente a muchos no se nos nota la enfermedad (hasta que te fijas mucho). Porque en muchos casos la enfermedad que tengamos afecta a nivel interno a nuestro organismo, pero en apariencia parecemos estar geniales.

Raros porque si no deambulamos como zombis por la vida, depresivos, o quejándonos continuamente, muchos ya sacan sus propias conclusiones y encima te las sueltan; las famosas frasecitas como ....."no será para tanto. Se te ve bien", "y ahora que estás bien te quitarán la paga no?" O una de las que más me rechinan "ya quisiera yo estar como tú de bien"....etc etc.

Y mis respuestas para ellos suelen ser estas (entre otras)...

¿Sabes tú  lo que es saberse discapacitado?
¿Sabes el dolor interno y anímico que significa descubrir que lo eres y serás para el resto de tu vida?
¿Tienes la más mínima idea de lo que significa volver a empezar de cero, cambiar usos y costumbres ya arraigadas de toda la vida  para adecuar tu vida a la nueva situación de enfermo crónico?
¿Acaso conoces la fuerza de voluntad que se necesita para salir día a día al mundo con fuerza y optimismo y una sonrisa a pesar de como estamos y nos sentimos?

Algunos, por suerte, sí se hacen una idea y deciden estar a nuestro lado. Otros optan por el silencio o por apartarse. Que cierto es el dicho que si quieres saber con quién realmente puedes contar, solo tienen que irte mal las cosas y lo sabrás ipso-facto.

No obstante, deciros como enfermo crónico, dializado casi 3 años y trasplantado hace medio año, que la fuerza interna que tenemos no nos la quita nadie ni nada. Que hay que luchar y no bajar nunca los brazos. Y emulando la frase determinante de Rocky "en la vida hay que avanzar sin dejar de encajar golpes. Avanzar mientras te golpean. Solo así se gana". Que practicar deporte es importantísimo en todas las fases de la enfermedad porque nos ayuda tanto física como mentalmente a afrontar fuertes el camino a recorrer.

Mi homenaje va por todos..TOOODOOOOS los que a pesar de las dificultades físicas intentamos que nuestro Hoy sea mejor que nuestro Ayer y peor que nuestro Mañana.

Brindo por todos los campeones/as que no dejamos que una enfermedad nos amargue o nos cambie
Somos ya campeones de la vida. ¡¡Bravo por todos nosotros!!
👏👏👏👏

Xavier Manzanares



Ana Hidalgo


4 comentarios:

  1. Que verdad más grande, yo todavía estoy en diálisis y lo has clavado en todo.

    ResponderEliminar
  2. Que bonitas palabras y tiene tanta razón en todo yo no soy enferma crónica pero mi hija si y me doy cuenta de todo lo que ella pasa aunque en verdad no se lo que ella siente por su enfermedad sólo se que dia a día lucha por seguir adelante por su bebé.

    ResponderEliminar
  3. Tal cual... Rendirse nunca, retroceder jamás! Yo ya 9 años en diálisis, y casi termino mi carrera de ingeniería

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, Frank... no rendirse y tirar "p'alante"... y sobre todo, disfrutar de los buenos momentos y los pequeños detalles de la vida.
      Un saludo

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info