jueves, 27 de julio de 2017

Emociones y sentimientos de un enfermo renal



Sientes que no puedes más, que tu cuerpo se rebela y no quieres hacer nada, tienes que pedir permiso a un pie para mover el otro, te falta concentración en todo lo que haces, estás apático, triste... y todo eso desde que, hace un par de meses, pusieron nombre a la enfermedad que te estaba intoxicando el cuerpo y haciendo que te encontrarás, físicamente, tan mal: Insuficiencia Renal Crónica en fase terminal.
En ese momento, no creías que fuera algo tan grave y saliste de la consulta como en una nube, con la cabeza llena de palabras y términos que te eran, hasta ese momento, completamente desconocidos.

Solamente, cuando llegaste a casa, y comprendiste el alcance de todo lo que te habían explicado, te diste cuenta de tu situación. Entonces lo que sentiste fue una rabia tremenda, buscabas culpables y pensabas que no había derecho, que eso no te podía ocurrir a ti, que qué era lo que habías hecho mal....en fin, miles de preguntas que hacían que te irritaras más y que sintieras tu pecho a punto de explotar por un enfado monumental.
Alternando con la rabia y la ira, también apareció el miedo... un miedo terrible a lo que te pudiera ocurrir, miedo a lo desconocido, miedo al dolor, miedo a no saber afrontar todo lo que se te venía encima.

Ahora, después de un par de consultas médicas en el servicio de nefrología, estás pasando por otra etapa del "duelo". La tristeza y la pena todavía están ahí, pero te has propuesto ponerte las pilas y comienzas a recopilar información a través de medios fiables, como son: los médicos, personal sanitario, páginas de asociaciones y de enfermos expertos... y también hablando mucho con otros enfermos que se encuentran en una situación parecida a la tuya o que ya la han vivido y que te cuentan sus experiencias. Esto está consiguiendo que vayas aceptando tu realidad, que vayas preparándote mentalmente para tu entrada en diálisis y que quieras cuidarte mucho para mejorar tu calidad de vida. También está consiguiendo que esas emociones de tristeza y apatía se vayan reduciendo y comienzas a ver tu enfermedad de otra forma, con más esperanza y menos temor.

En poco tiempo, estarás sonriendo a la vida de nuevo, dando gracias por estar vivo y por poder estar junto a tu familia. Siempre habrán épocas malas y baches que tendrás que sortear y pasar con paciencia, sacando tus emociones negativas de nuevo (pena, tristeza, rabia...), pero lograrás superarlo y volver a sonreír con más fuerza.

Y seguirás viviendo... disfrutando de la vida... y esperando el ansiado día que recibas la llamada para un trasplante.



Ana Hidalgo


21 comentarios:

  1. He tenido la tremenda suerte de estar trasplantado sin pasar por diálisis, pero suscribo totalmente estas palabras. Resumir en un comentario todo lo que he vivido desde el 3 de marzo de 2011 es imposible, pero animo a todos a buscar ese apoyo en tu familia y en los voluntarios y profesionales que hacen posible este milagro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mariano. Gracias por dejar tu comentario.
      Es verdad que es mucha suerte, ser trasplantado sin pasar por la diálisis, porque el cuerpo no está castigado por las sesiones. Cuida mucho ese regalo.
      Un saludo

      Eliminar
  2. hay momentos en que tu quieres continuar pero tu cuerpo no te deja hacerlo , te pones a pensar en tu familia y amigos y te entran pensamientos de ya no querer continuar pero la vida continua , tenemos etapas buenas como malas y el reto es disfrutar al máximo las buenas y superar las malas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es,Julio, hay que disfrutar de las etapas buenas porque luego tenemos que superar las malas. Siempre hacia adelante y con el pensamiento positivo de "yo puedo".
      Un saludo

      Eliminar
  3. Describe exactamente lo q se siente miedo dolor rabia
    Lo más doloroso esq cuando estas así se bajan tus defensas y te atacan todos los virus q hay y te ponen peor....nunca había sentido todas esas sensaciones hasta q me detectaron esta enfermedad no sólo cambia tu vida sino hasta tu personalidad aveces uno solo quiere volver a ser como antes y entonces te das cuenta que estamos viviendo otro capítulo de nuestra vida y Nose puede retroceder solo continuar. ..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pamela, gracias por comentar y expresar lo que sentiste y lo que sientes. Expresar nuestro sentir es algo que nos ayuda a todos los enfermos crónicos... a saber que no estamos solos y a sentirnos acompañados.
      Un saludo

      Eliminar
  4. Y cuando te llega el transplante, empieza otro problema aun casi peor el miedo al rechazo y los inmunopresores que estas sin defensas y pensando si cogerás algún virus, es duro y el cuerpo lo nota, yo sigo con miedo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dionisio. Pues no deberías vivir con miedo, no disfrutas de la vida y de tu trasplante. Hay que cuidarse, claro está, pero también hay que VIVIR con mayúsculas, pues si lo haces con miedos, estarás dejando pasar la vida sin sentirla y sin saborearla.
      Saludos

      Eliminar
  5. Buenas tardes Ana Hidalgo: aveces me despisto y no te saludo,aunque comparto,y se refleja que es de tu pagina.Muchisimas gracias por el trabajo que sigues desarrollando durante tantos años.Un abrazo desde La Rioja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aurora. Gracias por tu comentario. Ya sé que sigues con atención mi página y que compartes muchas cosas, te lo agradezco enormemente.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  6. Hola ana, lo describes estupendamente, asi es como me siento algunos dias, te encuentras con esta enfermedad de pronto, lo mio a sido a raiz de un tumor, me han tenido q quitar un riñon y parte del otro, de momento estoy en la fase 4 pero no me han hablado todavia dde dialisis ni nada, todavia mi trozito de riñon esta aguantando, la verdad es que me cuido mucho, pero hay veces q te vienes abajo. Gracias por los consejos que pones.

    ResponderEliminar
  7. Hola Dra María. Todo lo que dice es cierto y uno se hace la fuerte delante de su familia y cuando esta sólo se desahoga con su almohada . Yo hago eso xq no me guste que me vean triste o que ya no puedo más. No se Dra no quiero que me vean así pero por ellos para que no estén tristes y menos que sientan lástima por mi . Estoy en protocolo para trasplante hace un año esperemos que este año tenga la gran noticia que todo esta listo. Un beso grande y sigo leyendo todo lo suyo . Mirta Romero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mirta. En primer lugar, no soy doctora, soy una enferma renal como tú, aunque con más experiencia en la vida.
      La vida es así, nos pone por delante baches y obstáculos que hay que sortear y saltar. Por eso, depende de cómo te la tomes, esos obstáculos serán más llevaderos. Disfruta del día a día, sin pensar demasiado en lo demás, cuídate y mímate y ponte fuerte para que cuando llegue el momento, estés en las mejores condiciones físicas y emocionales.
      Saludos

      Eliminar
  8. Hola Ana, asi es, por todas esas fases pase. Luego llego la alegria cuando me llamaron para el trasplante, y de nuevo el miedo
    porque tardo un par semanas en
    funcionar. Despues me tuvieron que meter en quirofano urgentemente porque me iba,y ya fue terror. Sali de esa, mi nuevo riñon siguio funcionando perfectamente a pesar de las complicaciones que tuve, y a partir de ahi me propuse vivir el dia a dia,y lo de mañana ya me preocupare mañana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maria Jose... exacto! Hay que vivir el día a día y lo que tenga que venir, ya llegará.
      Un saludo.

      Eliminar
  9. No tengo esas sensaciones, me pillo muy joven y a esa edad la cabeza está para otras cosas, recuerdo las charlas del médico, cuando nadie te hablaba de sexo o drogas, el si lo hacía, y seguí sus consejos, me dio más por el deporte y con 16 años no le di más importancia. Me dijo que la diálisis llegaría en 2 o 3 años y tardo otros 16 en llegar, corrí hasta maratones, me emborraché con los amigos, me casé e incluso me separe, pero entonces ya estaba en diálisis.
    Ahí si experimente todo lo que comentas, se juntaron muchas cosas, enfermedad, soledad, dejar de trabajar, ahí si pensé que se acababa todo... Pero no, llego el trasplante, y no sé si alguien más lo ha vivido así, pero no me daba cuenta de lo mal que estaba antes hasta que volví a estar bien.
    La vida cambia continuamente, tras la euforia de los primeros años de trasplante, llega la calma, la serenidad, también los años, nuevos sueños y retos que te hacen mirar atrás con la perspectiva adecuada. Lo que no cambia jamás es el sentido de la gratitud y sobre todo, esa unión especial con ese pedazo de vida que te regalaron, donde terminas por no ver un riñón, si no una persona, un amigo que va siempre contigo, que te ayuda a levantarte cuando no puedes más y que llegas a conocer bien, aunque sea en sueños.
    Mi amigo murió con 34 años, yo tenía 35, un 17 de Diciembre nos unieron, aun sigue conmigo, con problemas, con achaques, pero seguimos adelante.
    A estas alturas, me gustaría saber quién era, ir a visitarlo, ver su foto y ... no se que mas haría, seguramente llorar mucho, porque no sé si mi vida ha valido la pena para un regalo tan grande...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ator por dejar tu comentario. Es cierto, los enfermos renales pasamos por muchas etapas y por muchos cambios emocionales. Lo mejor de todo es, que como bien dices, es que hay que mirar la vida con la perspectiva adecuada y dar gracias por seguir viviendo.
      Un abrazo

      Eliminar
  10. Alejandro : 10 años con IRC ...Luchando Cda Dia,Una Batalla Dura De Vencer,Esperando Ese Transplante aun No Autorizado,Me Siento Impotente al No Poder Hacer Una Vida Normal,Caigo Y Me Levanto,Mas No Llega El Momento En que Me Libere de Esto,Se Que Algun dia llegara,Pero La Vida Es Corta,Y mas No Puedo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alejandro. Tienes que seguir y buscar actividades que te agraden y te hagan sentir bien. Yo llevo 54 años con la IRC y tengo una vida activa y procuro disfrutar de los pequeños detalles de la vida. ¡Ánimo!

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...