martes, 28 de febrero de 2017

La vida (de un enfermo crónico)



Autoría de la foto: Ana Hidalgo


Un día más que llega,
y un día más para vivir,
la vida se cuenta por esos momentos,
percibir el sol, el viento y la lluvia,
por nuestra respiración sentir.

No me digas que no es preciosa la vida,
no me digas que no hay que quererla,
a pesar de que como enfermos crónicos
debamos, por lo tanto, también sufrirla. 

Si tienes una mala época,
que te causa dolor y pesar,
busca en ese rinconcito de tu mente,
buenos recuerdos, 
para poderla sobrellevar.

La enfermedad será más llevadera,
si te cuidas, te quieres, te ríes y eres positivo,
atrayendo las buenas energías
que tu cuerpo y tu mente ansían. 

Así que ya sabes, 
vive cada día, disfruta de cada detalle,
capta cada bello instante,
para recordar... cuando tu salud falle. 


Ana Hidalgo



Os recuerdo que no soy poetisa pero he tenido un momento, un instante, de inspiración. 
Gracias. 




miércoles, 15 de febrero de 2017

Las proteínas en la enfermedad renal



Las proteínas son unos nutrientes de gran importancia para la formación de los músculos del cuerpo. Pero muchas personas piensan que sirven sólo para esto y poco más. Sin embargo, también son necesarias para la reparación y formación de células y tejidos, así como para el adecuado funcionamiento del sistema de defensa, transportando las sustancias grasas a través de la sangre.

La proteínas son moléculas formadas por aminoácidos. Algunos aminoácidos se producen dentro de nuestro cuerpo, pero otro debemos tomarlos del exterior, con los alimentos. Los que se producen en el cuerpo son "no esenciales" y los que se adquieren a través de los alimentos son los "esenciales".
Los aminoácidos esenciales están presentes, sobre todo, en los alimentos de origen animal como la carne, el pescado, los huevos y la leche. Pero también lo podemos encontrar en alimentos vegetales, como la soja, las legumbres y los cereales, aunque en menor cantidad.

En los enfermos renales, a medida que avanza la enfermedad, los desechos de proteínas se acumulan en la sangre. En una persona sana, las proteínas no pueden atravesar el filtro de los riñones, pero si este filtro está dañado, deja pasar las proteínas al torrente sanguíneo, lo que ocasiona la proteinuria. La proteinuria es el término que significa que existen proteínas en la orina en una cantidad elevada. Uno de los signos que nos indican que hay proteinuria en la orina es la espuma.
Si la persona con enfermedad renal llega a este punto, es posible que deba controlar bien las proteínas que consume, ya que esto ayudará a reducir la carga de trabajo de los riñones ralentizando el deterioro renal. El nefrólogo será el que diga si necesita limitar la cantidad de proteínas a consumir.

Proteínas que hay que tomar según la etapa de la enfermedad renal:

Enfermedad Renal Crónica Avanzada o Etapa de prediálisis- En esta etapa es aconsejable reducir la ingesta de proteínas, pero teniendo mucho cuidado en no llegar a la desnutrición. Los nefrólogos realizarán un seguimiento en este aspecto durante esta etapa de la enfermedad. Reduciendo las proteínas se puede retrasar la progresión de la enfermedad renal.  Se recomienda 0,8 g de proteínas por cada kilo de peso y día. Cantidad aconsejada para una persona de 70 kg: 70×0,8= 56 g de proteínas al día.

Etapa diálisis- En esta etapa hay que aumentar la ingesta de proteínas para una buena nutrición . En hemodiálisis se recomienda  entre 1-1,2 g por cada kilo de peso y cada día. Es decir, para una persona de 70 Kg serán entre 70-84g de proteínas al día. Si se está en diálisis peritoneal la cantidad a ingerir de proteínas será un poquito mayor, ya que pueden perderse en la eliminación del líquido peritoneal. En este caso serán entre 1,2 y 1,5g por Kilo de peso y día. Así una persona de 70 k podrá tomar entre 84-105 g de proteínas al día.

Etapa trasplante- En esta etapa lo que impera es la alimentación sana y equilibrada, pero de todas formas no abusaremos de las proteínas, sobre todo las cárnicas. Se suele recomendar 1 g de proteína por kilo y día. Pero como siempre digo, lo mejor es la sensatez y la moderación en todo, y comer de forma saludable.

Fuente: http://alcer.org/federacionalcer/alimentacion-en-la-enfermedad-renal/



Ana Hidalgo



sábado, 11 de febrero de 2017

¡ He llegado a los 10.000 seguidores en Facebook!




¡Estoy muy contenta y asombrada! Nunca pensé que mi humilde página en Facebook, "Vivir con insuficiencia renal" fuera a crecer de esta forma. Vale que llevo más de seis años y vale que me lo he currado, pero 10.000 es un cifra importante e imponente.

A mi parecer he logrado llegar a esta cifra no solo por compartir experiencias e información de forma sencilla y clara, de manera que todas las personas puedan comprender lo que significa la Insuficiencia Renal Crónica y todo lo que conlleva, sino también, por la positividad, energía y optimismo que procuro enviar a mis seguidores a través de la página; a la vez que por las frases matinales que ayudan a comenzar el día y por los pequeños consejos que suelo dar.

Otra cosa que suelo hacer y que a todos mis seguidores les gusta es contestar a todos y cada uno de los mensajes que recibo, (y no son pocos) y si puedo ayudarles a solucionar un problema, que no sea de tipo médico, lo hago.

La página de Facebook de "Vivir con insuficiencia renal" es una página que comencé casi a la vez que mi blog, del mismo nombre; es un lugar donde enfermos renales y familiares/cuidadores encuentran personas en su misma situación o en parecidas circunstancias. Es una página donde hay mucha participación, lo que nos ayuda a darnos cuenta de que no estamos solos en esta enfermedad, que hay muchas personas que viven con ella y que hacen todo lo posible para tener una buena calidad de vida.

Por eso os doy las gracias por vuestra confianza y vuestro apoyo. Espero que sigamos juntos mucho tiempo más y que la página siga creciendo.




Ana Hidalgo

lunes, 6 de febrero de 2017

El lupus y la insuficiencia renal



Hoy os dejo con un texto escrito por una chica que padece lupus y que prefiere permanecer en el anonimato. Nos explica lo que es vivir con esta enfermedad.


Carta de una lúpica:

Antes de vincular estas dos enfermedades, me gustaría de manera simplificada explicar que es el lupus.
Como enferma de lupus, me desespera la desinformación que existe al respecto: no se pega, no es una infección, no es cáncer...
Es una enfermedad inmunológica que se divide en diferentes tipos, la más común es la que yo tengo, el  LUPUS SISTÉMICO. Lo que provoca este tipo de lupus es que tu sistema inmunitario no reconozca tus órganos como propios, por lo que reacciona atacándolos.

Al igual que en cualquier otra enfermedad no a todo el mundo le afecta de la misma manera y ni con la misma agresividad. CADA LUPUS ES UN MUNDO.

A mi me lo diagnosticaron con 12 años, y a los 6 meses de tenerlo me atacó al riñón produciendo una insuficiencia renal crónica, por lo que desde entonces tengo diagnosticado  LUPUS ERITEMASO SISTÉMICO CON GLOMURONEFRITIS  PROLIFERATIVA DIFUSA TIPO IV.

Las personas que tenemos como enfermedad primaria el Lupus, luchamos por que la afectación no siga su proceso, y al igual que los trasplantados, necesitamos inmunosupresores para que nuestro LOBO duerma y no siga con su destrucción.

Yo, ahora mismo, estoy con la IR en estadio IV, intento llevar una vida lo más normal posible con el 2O% de función renal que me queda, intentando retardar la diálisis y el posterior trasplante, ya que a diferencia de un enfermo renal normal, si llega el momento de que necesite un trasplante y lo recibiera, volvería a la misma lucha, nuestro cuerpo no reconoce ningún órgano como suyo por lo que lo intentará destruir de nuevo.
Para ello, a parte de la medicación propia de la IR, (diuréticos, corticoides, calcio, antihipertensivos, eritropoyetina, hierro, corticoides, tratamiento para el colesterol y ácido úrico) tomamos inmunosupresores, en mi caso prograf y myfortic, aparte de pastillas que vienen bien para nuestra enfermedad, como puede ser el dolquine.

Esta es la historia de como muchos lúpicos llegamos a adquirir la insuficiencia renal, sólo esperamos que algún día den con la cura del Lupus, aunque ahora mismo es una utopía, ¡quién sabe!... todo es posible mientras haya esperanza.

La vida es muy bonita a pesar de todo, sólo hay que creer en vencer al gigante, y es entonces cuando él se hace pequeño.

Una lúpica


Ana Hidalgo




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info