viernes, 13 de enero de 2017

El colapso en urgencias: Hay que reforzar, no recortar



Cada año pasa lo mismo. Los hospitales, al llegar el invierno y el frío, se colapsan por culpa de gripes y afecciones respiratorias (entre otras cosas). Los pasillos se llenan de camillas con enfermos de todo tipo, incluso inmunodeprimidos (como me pasó a mi el año pasado. Leer: Mi estancia en urgencias ) que necesitarían estar en boxes especiales por estar bajos de defensas; en vez de eso, estamos todos juntos, camilla tras camilla, hombres y mujeres de todas las edades y con todo tipo de enfermedades, sin ningún tipo de intimidad (Leer: La intimidad...).

Además de las incomodísimas camillas que hacen que si estás mal te pongas peor, los familiares que permanecen junto a su familiar enfermo deben pasar horas y horas de pie, obstaculizando, muy a su pesar, el ir y venir de médicos y enfermeras/os... y el trasiego de sillas de ruedas, carritos de material sanitario, carros de limpieza, etc.

Por otra parte... ruidos, toses, quejidos, lamentos.. el anciano de al lado que se hace todo encima y nadie le atiende, la mujer de la camilla de delante que no para de gritar, un chico joven en un sillón llamando a grito pelado a la enfermera porque va a vomitar, una mujer que camina por el pasillo buscando un lavabo con la camisa de hospital (esa que es abierta por detrás) mostrando su trasero a pesar de sus intentos por taparse llevando el suero puesto, el personal médico y sanitario sobrepasados de trabajo y estrés... Un caos total... un desastre sanitario y humanitario.

¿Acaso no pueden prever lo que pasa toooodooos los inviernos? ¿No saben que muchas personas, sobre todo enfermos crónicos, ancianos y personas con las defensas muy bajas como los inmunodeprimidos tenemos todos los números para contraer gripes o infecciones respiratorias?
Lo que sí quiero dejar bien claro, es que por una gripe no es necesario acudir a urgencias a pasar 4 o más horas para que te receten ibuprofeno o paracetamol, te digan que te quedes en casita descansando y tomes calditos de pollo. Eso, claro está, si no formas parte de las personas con riesgo de complicaciones que he nombrado anteriormente.

Lo que no me cabe en la cabeza es el  por qué no toman medidas para que esto suceda... por qué Sanidad no se pone firme y pone refuerzos, tanto en camas y habitaciones, como en personal médico y sanitario... ¡Ah no! ¡que es al contrario! Que su intención es recortar y recortar. Es que no les interesa que nuestra Sanidad Pública se vea mejorada y fortalecida.

Mientras tanto, a los enfermos crónicos, nos da terror cada vez que tenemos que ir a urgencias, ya no solo por el tiempo que se pasa allí, sino cómo se pasa.
Esperemos que esto se solucione algún día... porque lo que es este año, vamos de mal en peor.


Ana Hidalgo  





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info