jueves, 29 de diciembre de 2016

Los "no propósitos" para el 2017



Ya está aquí. Queda muy poquito para el 2017, para tirar el antiguo calendario y colgar el nuevo, lleno de buenos propósitos y de buenos objetivos.
Ahora es el momento ideal para hacer balance de todo cuanto nos ha sucedido en el año que estamos dejando atrás, el momento de plantearnos nuevas metas, nuevos compromisos, de atrevernos a hacer algo que estamos dejando de lado y de cumplir nuestros propósitos. Pero este año, en vez de aconsejarte con propósitos complicados y que cada año repites y no cumples, voy a hacerlo más sencillo, y te daré algunos consejos para objetivos que sí puedes realizar:

  • Si sabes que no vas a ir al gimnasio, ¡no te apuntes!- Cada año, muchas personas se apuntan al gimnasio para abandonarlo poco después. Si no estás convencido, en vez de gastarte ese dinero, intenta hacer ejercicio de manera que no lo notes: camina, baja una o dos paradas antes de llegar a tu destino, sube escaleras, baila con tu música favorita.
  • Aléjate de las personas que no te gustan- No te obligues a salir con personas que te caen mal o que te hacen sentir incómodo; huye de estas personas y busca la compañía de gente que te hagan reír y te ayuden en los malos momentos.
  • No te apuntes a ningún curso, si estás seguro de que no vas a poder terminarlo, ni tienes tiempo para ello- En lugar de ello, en tus ratos libres, sumérgete en la lectura. De esta forma además de enriquecerte mentalmente, adquirirás conocimiento y facilidad de palabra. 
  • Otro de los objetivos de muchas personas es viajar- Pero si durante el año no intentas ahorrar, te será complicado realizarlo (a no ser que seas rico). Entonces, empieza por ahorrar para conseguir ese viaje tan deseado.
  • Este es el más común de los propósitos: comenzar una dieta- Cada año te propones lo mismo y cada año fracasas en el intento. En vez de realizar una dieta estricta y "milagrosa" intenta ir poco a poco reduciendo la cantidad de comida que ingieres. No es cuestión de matarse de hambre, sino de ir cambiando poco a poco nuestra manera de comer. De esta forma ni tu salud ni tu carácter se resentirán.
  • Si tú no estás convencido, no dejes de fumar- No te comprometas con tu pareja, hijos, padres... porque ellos lo quieran. Si no te encuentras con las fuerzas necesarias para dejarlo por completo, lo mejor es que no lo hagas. Cuando estés plenamente predispuesto a ello, lo harás, ya sea principio, a mediados o final de año.

De todas formas hay propósitos que sí se deben intentar cumplir a toda costa, como el cuidar de nuestra salud y disponer un poco de tiempo para nosotros.

Y esto es todo por el momento. FELIZ 2017


Ana Hidalgo


domingo, 25 de diciembre de 2016

En mitad de las Fiestas Navideñas





¿Qué tal van las Fiestas?. Seguro que más de uno se sentirá como yo... pesado. Por mucho cuidado y mucha atención que pongamos en lo que ingerimos, siempre nos pasamos un poco: que si el aperitivo, que si los entrantes, que si el plato principal (mariscos, pescados, canelones, cabrito, cochinillo....) y para rematar, los postres y dulces típicos de estas fechas. Y es que no te puedes contener a probar un poquito de algo: un pedacito de turrón, un polvorón, un mazapán... sí...vale, es una pieza, pero uno de cada hace una buena cantidad. Pero todos coincidiréis conmigo que es muy difícil escaparse de todo esto.

Y luego está la bebida: que si una cervecita para el aperitivo, que si una copita de vino, que si una de cava para brindar... Pero aún estamos a mitad y todavía nos quedan muchas fiestas para celebrar: San Esteban, Fin de Año, Año Nuevo, Reyes.

Un menú navideño puede triplicar la ingesta de cualquier comida equilibrada, y aunque esto por sí solo ya representa un peligro para la salud y el peso, el estrés generado por las Fiestas, los desajustes horarios de las comidas y el sedentarismo, con las enormes y eternas sobremesas, también suman puntos para sufrir problemas estomacales o aumentar una media de tres kilos estos días.
Los enfermos renales debemos ser cautelosos y tenemos que tener mucho cuidado en no pasarnos demasiado, sobre todo aquellos que están en diálisis o en prediálisis, con el potasio, fósforo y las proteínas.

Así que lo mejor que os puedo aconsejar, algo que me ayuda a mí a mantenerme en el peso y no excederme demasiado, es compensar. Si coméis demasiado, la cena que sea bien ligera: un pequeño sandwich o bocadillo, fruta con yogur, leche con galletas. Y para los que no tengan restringido los líquidos, beber abundante agua e infusiones digestivas que ayudarán a limpiar el organismo.


Ana Hidalgo


miércoles, 21 de diciembre de 2016

¡Feliz Navidad y Feliz Año Nuevo!



Estamos entrando en las Fiestas Navideñas... y ya casi tenemos encima la Nochebuena y la Navidad; por ello, quiero aprovechar para transmitir, desde este pequeño rinconcito de mi blog, un poco de fuerza positiva y un rayo de felicidad en vuestras vidas, ya que en la actualidad es algo que hace mucha falta, por desgracia.

Para mí, estas fechas, además de todos los momentos especiales, las compras, los regalos, las comidas... suponen un año más que estamos aquí, un año más que estamos vivos y un año más que estamos para contarlo.Y tú, si estás leyendo esto, es porque has superado un montón de obstáculos en este año anterior y porque estás aquí y ahora.

Así que mi deseo es que estos días sean lo más felices posible y que podáis disfrutarlo con la familia y los amigos y, sobre todo, con la salud necesaria para ello. Que no penséis en lo que os falta y sí en lo que tenéis.

No os olvidéis de reír, abrazar, perdonar, querer, colaborar, besar... y disfrutar

Y para los que estáis en diálisis o en pre-diálisis...¡Cuidadín con el potasio, fósforo y los líquidos! Pasadlo bien, pero sin sobrepasar los límites permitidos.

¡Ojalá que el próximo año todos aquellos que necesitan un órgano para vivir sean trasplantados!
Y aquellos que todavía no son donantes, en el 2017 se animen a serlo.

Desde aquí, abro los brazos para daros a todos un fuerte abrazo y desearos, de nuevo, unas
                                            ¡¡FELICES FIESTAS!!


Ana Hidalgo


viernes, 16 de diciembre de 2016

Los trasplantados renales agradecemos...




Cuando recibes un trasplante renal la vida te cambia por completo, de tener que sobrevivir conectado a una máquina, ya sea en hemodiálisis o diálisis peritoneal, pasas a VIVIR de nuevo con libertad y con una inmejorable calidad de vida. Y es gracias a ellos, a nuestros DONANTES, que se obra está magnifica transformación... Bueno, gracias a ellos, y a muchas otras personas e instituciones más que hacen posible que nuestra vida mejore radicalmente.. (aquí puedes leer otros agradecimientos: "GRACIAS A....")

Y, ahora paso a dejaros, con los agradecimientos de personas que han recibido un trasplante o que lo esperan, o con los familiares de esas personas:

Gladys Paola Reyes
Yo doy los agradecimientos en nombre de mi hijita Catalina Ramírez de 6 añitos. Mi hija en cuanto salió de pabellón, le cambió la vida... su carita tenía color. Y decía "mamá pipí". Así comenzó su renacer... llena de energía. Cuando estaba en diálisis se levantaba cansada y simplemente no quería hacer nada no tenía ánimo. Así que le debemos la vida de mi hija a su donante.
Infinitas gracias y besos al cielo porque mi hija hoy hace travesuras, juega, corre ... Vive.....
Gracias

Toni Hidalgo Sr.
Querido Ralf:
Te llamo Ralf porque sé que fuiste tú, un alemán altruista y generoso el que me concedió el privilegio de portar tu generosa donación.
Mi Manolito (así llamo a mi riñón) funciona muy bien, es un campeón. He podido hacer más viajes y puedo conocer gente y darme cuenta que la solidaridad y generosidad no tienen fronteras. Gracias Ralf por darme tanta calidad de vida. Eternamente agradecido.

Puri
Todavía estoy algo aturdida, emocionada, preocupada, feliz... en definitiva un sinfín de sentimientos afines y contrapuestos, supongo que es normal,  ya que tan sólo hace un mes que me trasplantaron un riñón. Siempre había pensado que cuando me llegara el momento seria difícil digerirlo, ¿por qué? por lo que supone... que para que yo pueda seguir viviendo otra persona ha tenido que morir. Ahora entiendo mucho mejor la palabra GENEROSIDAD, dar sin esperar nada, la donación es un acto de generosidad altruista y total GRACIAS AMIGO/A es un acto de amor y de humanidad.

Laura Reyna
Mi riñón fue donado por mi madre, la cual, estoy segura, lo hizo con mucho amor por mí. Hoy solo puedo agradecerle, a ella y a la vida, por esta maravillosa oportunidad con la que me obsequiaron. Este compañero me ha brindado tantas satisfacciones... como bailar, viajar, estudiar, conseguir el trabajo de mis sueños, convertirme en madre y tener ahora mi familia... en fin, tantas cosas. Cosas que, cuando me diagnosticaron la insuficiencia, no creí que podría lograr. Así que, hoy por hoy,  a unos meses de cumplir 14 años de este camino juntos, solo puedo decir Gracias, Gracias, Gracias.

Helen Marin
Mi vida ha cambiado totalmente, desde el primer momento que recibí esa llamada que tanto esperaba. Siempre doy gracias a mi donante anónimo (cadáver). Puedo tener un trabajo, estoy viendo crecer a mi hija mucho cada día, disfruto cada segundo de mi vida.  ¡Es el mayor regalo que podemos recibir! Gracias, a esos Ángeles que llevamos siempre con nosotros.

Andrés Rivas Morán
¡TENGO LA SUERTE DE ESTAR VIVO! Mi vida cambió para siempre cuando fui bendecido con un trasplante en diciembre de 2015 en el  Hospital Universitario de Valladolid. Estaré eternamente agradecido con la familia de mi donante anónimo por la oportunidad de vivir nuevamente. El trasplante fue exitoso y me ha cambiado la vida completamente; de estar todo el día pendiente de hacer la diálisis peritoneal a cumplir el sueño de poder competir en rallys.

Eva
Quiero darle las gracias eternas a mi madre que me donó su riñón cuando yo tenia 18 años. Después de tres en hemodiálisis que llevaba fatal. Llevo 27 años trasplantada, he hecho una vida totalmente normal, he estudiado, he viajado mucho, he vivido en Escocia un tiempo y en Italia,  he trabajado como la que mas, me he casado, divorciado y vivido una segunda juventud. Sin ella no hubiera podido disfrutar de las cosas tan maravillosas que me han sucedido y a ella le debo eso y su apoyo incondicional en los momentos buenos y no tan buenos.
En estos momentos mi riñón, compartido con el amor de mi madre, es viejito y se acerca el momento de volver a dialisis.
Pero seguiremos luchando para conseguir una relativa normalidad en nuestras vidas.

Vanina Salinas
Yo quiero agradecer a mi donante este 25 de diciembre, voy a cumplir 2 años de trasplantada,
Quiero decir que "LOS ÓRGANOS, NO VAN AL CIELO,SE QUEDAN EN LA TIERRA Y SALVAN VIDAS". Eternamente agradecida, cambió mi estilo de vida, puedo trabajar, llevar a mis pequeños a la escuela y asistir sus reuniones.
Puedo vivir sin depender de una máquina.

Malen Cladera
En agradecimiento a Mi Donante Vivo. Mi madre. Rosa Moyá Pastor.
Hoy Hace justo 9 meses me trasplantaron de Donante vivo cruzado un quinto trasplante. 
Llevo 4 trasplantes de donante cadáver fallidos y sin duda gracias a esos Donantes- ángeles en el cielo, estoy aquí y muy agradecida porque eso me alargó la vida para seguir creciendo y disfrutando.
Pero este año me hicieron el mejor regalo...darme una 5º oportunidad de volver a trasplantarme, y sin duda se lo debo a mi madre que tanto ha luchado por mí. Nunca tendré suficiente vida para agradecérselo.
¡GRACIAS MAMA POR DEVOLVERME A LA VIDA!  para poder estar sin esas sesiones que me quitaban tiempo y apagando la vida, por dar ese riñón tuyo para que yo pueda seguir teniendo mejor calidad de vida...y sobretodo para tener esa LIBERTAD de poder hacer e ir donde quiera sin depender de Mi compañera la máquina.
Te quiero mucho mama. GRACIAS DONANTES

Juanma Sánchez Gongora 
(en espera de trasplante)
Querido donante, donde quieras que estés. Te estoy esperando hace 14 años y sé que, desde el corazón, el día que llegues seré la persona más agradecida del planeta. Dicen que no se muere del todo mientras alguien te recuerde. Querido donante, donde quieras que estés. Ten seguro que seguiremos viviendo muchos años más. Juntos.


Gracias a todos vosotros por vuestra colaboración... Deseo que vuestros riñones duren muchísimo tiempo y a ti, Juanma, que este próximo año te llegue el ansiado regalo.


Ana Hidalgo



martes, 13 de diciembre de 2016

El dichoso envase de los medicamentos


Hay una cosa que me sucede, a menudo, cuando me dispongo a tomar mis medicamentos y que me da muchísima rabia.
Una vez que saco el blíster (es la tira de plástico transparente donde se encuentran las pastillas), para extraer una de ellas, y tomar la que me corresponde, cuando quiero introducirla de nuevo en su cajita no hay manera de que entre por completo... me desespera, forcejeo con ella, la vuelvo a sacar, acomodo un poco las otras, vuelvo a intentarlo, forcejeo con más fuerza, pero... nada de nada, hay veces que la condenada tira de pastillas no quiere entrar en su correspondiente caja junto a la demás. Un trozo de papel bastante extenso, el prospecto, me lo impide. Eso me exaspera, intento forzar la tira para que entre, se me arruga, saco el prospecto, lo doblo y lo aplasto bien para encajarlo lo mejor posible, lo vuelvo a intentar colocándolo de otra forma.

Al final de una dura lucha, entre la tira de las pastillas, el enorme papel y yo, termino sacando el dichoso prospecto de la caja...  total tengo otra caja igual y ya me lo sé de memoria. En caso de no tener otra caja del mismo medicamento, si no consigo meterlo, ni siquiera arrugándolo, lo guardo aparte en un cajón. ¡Con la de medicamentos que tomo como para estar batallando con todas la cajas!
Leer: El complicado prospecto de los medicamentos 

Otra cosa que me desespera es que, a pesar de que pienso bien por donde abrir la cajita del medicamento, muchas veces la suelo abrir por donde está el prospecto doblado, así que tengo que volver a cerrarla y darle la vuelta. La miro y pienso "tengo que acordarme que he de abrirla por este lado", pero nada, a la próxima me vuelve a pasar.... la abra por donde la abra siempre estará el maldito prospecto.

Ahora bien... si por el contrario, me interesa leer el prospecto, bien sea porque es un medicamento nuevo o bien porque tengo algún síntoma extraño y quiero consultarlo, este pedazo de papel se acurruca bien en un rinconcito de la caja para que me sea imposible sacarlo si no es sacando todos los blisters de las pastillas. ¡Es desesperante!

 ¿Os pasa a alguno de vosotros/as lo mismo?


Ana Hidalgo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info