lunes, 25 de enero de 2016

Inmunosupresores... vitales e importantes para el trasplantado



Este post será corto y contundente, sólo unas palabras para recordar a los pacientes trasplantados que nuestro riñón no es cosa de broma y que hay que cuidarlo como se merece. 

Recibo de vez en cuando algún mensaje donde me explican que, por el motivo que sea, no toman su medicación como debieran, bien sea por olvido, por pereza o por trabajo. 
Algunas de estas personas han tenido verdaderos problemas para que su riñón volviera a remontar y otras, por desgracia, acaban rechazando.

Qué no debes hacer:
  • Tan perjudicial es no tomar la medicación del rechazo como hacerlo en pautas distintas a las que nos han prescrito los nefrólogos.
  • No respetar el tiempo de ayuno que nos indiquen. Si te dicen que, después de tomar la dosis, debes dejar transcurrir una hora antes de desayunar o cenar,o dos horas después, debes cumplirlo.
  • No pienses que porque lleves muchos años no te va a ocurrir nada si dejas de tomar el tratamiento unos días. 
  • Tampoco cambies la dosis por tu cuenta.
  • Si te ocasionan efectos secundarios, debes comentarlo con el nefrólogo, quien te aconsejará lo que debes hacer.
  • No te automediques con otros medicamentos sin consultar con el nefrólogo.
  • No debes dejar que se te agote la medicación sin tener una caja de reserva.
  • Si sales de viaje, lleva más medicación inmunosupresora de la que necesitas.
Las consecuencias pueden ser muy graves, ya que pueden provocar el rechazo del órgano, incluso en un corto espacio de tiempo. 
Si se te olvida un día, o lo tomas un poco más tarde, no sucederá nada, pero que esto no se haga habitual.

Hay que recordar que la medicación inmunosupresora es la que nos mantiene el riñón funcionante y en perfecto estado, a pesar de bajarnos las defensas. Es decir, es necesario que se disminuyan esas defensas con el objetivo de que no ataquen nuestro órgano trasplantado.

Recuerda, cuida tu riñón como un tesoro 

Puedes leer también: Los inmunosupresores
                                  Los inmunosupresores en el trasplante renal




Ana Hidalgo


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info