martes, 12 de enero de 2016

"Derrames oculares" ¿Qué son y qué hacer cuando ocurre?


Una mañana como cualquier otra, me levanto, voy a baño... y al mirarme en el espejo, casi me muero del susto. Una mancha roja me cubre la parte blanca del ojo. Al primer vistazo impresiona, pues es muy visible y a no ser que te pongas gafas de sol, todo el mundo te pregunta por ello.
En realidad el "derrame ocular" (hemorragia subconjuntival o hiposfagma) es algo que ocurre con relativa frecuencia y que, generalmente, no reviste importancia; es más estético que otra cosa. 

Es una hemorragia que se produce por debajo de la conjuntiva y ocurre cuando se rompe un pequeño vaso sanguíneo y sangra. 
A veces, la persona misma no se da cuenta hasta que alguien se lo comenta. Esto se debe a que es algo que suele cursa sin síntomas y sin tener influencia en la visión. 
Comienza con una zona de la parte blanca de ojo de un color rojo brillante que va poco a poco oscureciéndose y disminuyendo a medida que se va reabsorbiendo.

Hay diversas causas que pueden hacer que aparezcan estas pequeñas hemorragias, como:

  • Aumento súbito de la presión, como los ocasionados por un estornudo, por una tos violenta, esfuerzo al vomitar...
  • Hipertensión arterial.
  • Traumatismos oculares.
  •  Puede ocurrir también por frotarse muy fuerte los ojos.
  • Traumatismos en zonas cercanas a los ojos.
  • En personas que toman anticoagulantes o con diabetes.
  • Inflamaciones en la conjuntiva, como la conjuntivitis.
  • Aparición espontánea, sin motivo alguno.

El que más o el que menos ha tenido alguna vez una hemorragia o "derrame" ocular y aunque se vea muy aparatoso y genera preocupación, no suelen ser de gran importancia.
El tratamiento es simplemente dejar pasar el tiempo; generalmente entre 3 días y una semana es el tiempo que se necesita para que la sangre acumulada se vaya diluyendo. 

Es importante:

  • Si es algo que te ocurre con frecuencia debes acudir al médico para medir la tensión arterial y para descartar cualquier posible patología.
  • Acude al médico si notas molestias o te afecta a la visión. 
  • Si el derrame es debido a un golpe, acude al médico para que valore la magnitud del traumatismo.
  • No tomes ningún medicamento por ti mismo o te apliques ningún producto en el ojo sin la autorización del médico.


Fuente: http://cuidatuvista.com/derrames-oculares/


Ana Hidalgo




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info