lunes, 28 de septiembre de 2015

Ser enfermo crónico no es fácil


Ser enfermo crónico no es fácil. Eso lo tenemos asumido aquellos que tenemos una enfermedad para toda la vida. Hay épocas muy buenas, pero también malas; hay días buenos y otros días malos, e incluso en un mismo día puede haber momentos en los que no te sientas demasiado bien. 

Hay días que te apetece salir, hay otros que eres feliz en casa. Hay días que quedas con amigos y en medio de la fiesta te tienes que volver porque no te encuentras bien. Hay días que te levantas casi a rastras, pero a medida que transcurre la jornada vas cobrando fuerzas y te pones las pilas; en cambio otros te levantas que te vas a comer el mundo y al cabo de unas horas vas perdiendo fuelle y te desanimas o te encuentras mal. Hay épocas que aguantas lo que te eches, hay otras que no te soportas ni a ti mismo. 


Es complicado conservar las amistades y aquellos que conservas son amigos de verdad, de esos que saben que podrán contar contigo un día, pero otro no estarás en condiciones de hacer nada. Aquellos que estarán a tu lado en las buenos momentos pero también te acompañarán y llorarán contigo en los malos.


Los planes y proyectos se han de realizar, por supuesto, pero también hay que saber que tendremos que cancelar algunos de manera inesperada o suspenderlos de manera temporal...  es lo que tiene ser un enfermo crónico. 


La forma en que a una persona le afecta una enfermedad crónica depende de la enfermedad particular que tiene y cómo repercute sobre su cuerpo, la gravedad de la enfermedad y el tipo de tratamiento que requiere.

Cada enfermedad crónica tiene sus propios síntomas, tratamiento y evolución.  
Hay que adaptarse y disfrutar de los días buenos... que los malos llegan solos.

Ana Hidalgo


3 comentarios:

  1. La verdad hay veces que uno se deprime, pero no es para tanto, trata de ver el mundo y te daras cuenta que aun asi nada nos hace especial, la lástima y la autocompación no son una opción, mucho menos un derecho, es verdad que tenemos que esforzarnos el doble o el triple que los que estan "sanos" en nuestro trabajo, y en nuestras actividades diarias, mucho mas que los amigos, es obvio que no se va a poder hacer lo mismo, y es obvio que uno se aburre siempre de lo mismo, pero como lo he dicho, nada en esto te hace especial, ni mejor ni peor, hay millones en la misma situación que nosotros, hay miles que de la misma enfermedas estan peor, hay otras enfermedades peores, y aveces no es nesesario tener una enfermedad para estarla pasando mal, los paises en guerra estan muriendo mucho peor que nosotros, asi que si aun estamos vivos en una ciudad donde no esta tan jodido el mundo, hagamos lo posible por estar bien por lo menos emocionalmente, no va a ser siempre, claro, se vale deprimirse de vez en cuando, pero pienza que hay gente en peor situación, y sigue adelante.
    Buen dia y saludos.

    ResponderEliminar
  2. Así es.....los demás no tienen por qué cargar con la culpa y/o responsabilidad de nuestro problema de salud..... Si estamos mal ell@s también lo está,sólo de vernos y de sertirse impotentes.... Muchas veces,sólo por ell@s intento remontar de nuevo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manoli. Es verdad, que muchas veces ponemos buena cara, aunque no estemos en nuestros mejores momentos, para que nuestros seres queridos no sufran.
      Un abrazo y gracias por comentar.

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info