sábado, 1 de agosto de 2015

Con una mascota la vida te cambia

Kyra- Foto de: Ana Hidalgo
Desde que tengo a mi perrita, Kyra, la vida me ha dado un giro total. El tenerla fue un acto muy pensado y meditado, pues sabía de sobras que para tener una mascota se necesitaba una dedicación constante y absoluta hacia ella; pero lo que no sabía, era hasta que punto una mascota iba a cuidar de mí. Numerosos estudios han demostrado que tener un perro nos beneficia física y mentalmente.
La vida me ha cambiado, sí, pero no solamente porque tengo una gran responsabilidad, que eso también, sino porque hay detalles y cosas que antes de tenerla no hacía. Aquí van unos ejemplos:
  1. Lo más importante son los kilos de amor y cariño que recibo de mi perrita. Aunque me vaya cinco minutos a comprar, al llegar me recibe como si hubiera estado dos años sin verme. Le gusta sentarse sobre mi regazo mientras tecleo en el ordenador (lo que me resulta bastante complicado... y ahora mismo estoy así).
  2. Ahora me recorro mi ciudad por entero, me paseo por todos sus parques, por sus calles, me siento en los bancos... y eso todos los días y dos o tres veces. Ahí no hay excusa que valga, nuestras mascotas tienen que salir a realizar sus necesidades y a ejercitarse. Aunque haga un sol de justicia, llueva, truene o nieve... es una obligación que debemos cumplir a rajatabla.
  3. Para nosotros, como no tenemos hijos, ha pasado a ser nuestra niña peluda. Debo estar loca, pero ahora somos "mami" y "papi"... y "yayo" y "yaya"... Me paso el día hablando con ella, lo que hace que no tenga ni un minuto de completa soledad.
  4. Con el asquito que me daban las "caquitas", ahora recojo las suyas con total normalidad y odio a las personas que dejan a su perro hacer sus necesidades sin recogerlas. ¡Con lo poco que cuesta llevar una bolsita y tirarla a la papelera!
  5. Soy capaz de no dormir una noche cuando sé que está malita y escucharla cuando me llama en voz baja (hace "bu") y eso que estoy medio sorda. Me levanto y estoy con ella hasta que se calma. E incluso alguna noche he tenido que estar a las tantas de la madrugada con la fregona porque tenía la barriguita mala.
  6. Cuando vamos de paseo, soy la Kyra... y los demás dueños son para mí el nombre del perro. Cuando voy sola, muchos me conocen como la dueña de la Kyra.... así que para algunos del barrio soy la mujer sin nombre. Y lo mismo al revés.
  7. Ahora las vacaciones se planifican en función de los hoteles o lugares donde acepten perros. O si tenemos que ir a algún lugar que no los aceptan, me preocupo para dejarla en buenas manos, que en este caso es con mis padres.
  8. En mi bolso ya no sólo están mis cosas, también puedes encontrar cosas de mi mascota: golosinas o premios, bolsas para las "caquitas", un pequeño recipiente para el agua, toallitas húmedas...Ahora debo comprar los bolsos de tamaño más grande para que quepa todo.
  9. La casa está ocupada con juguetes, cama, alfombra y otros objetos propiedad de nuestra pequeña caniche.Tiene una cesta con sus juguetes, que saca uno a uno dejando la cesta vacía, y todavía no he conseguido que los vuelva a meter. Cada noche hago sentadillas para recogerlos y devolverlos a su sitio.
¿Y ti? ¿Te ha cambiado mucho la vida de tu mascota? ¿Te ves reflejado?

           


También puedes leer: Las mascotas y los enfermos crónicos 

Ana Hidalgo


2 comentarios:

  1. Me encanta Kyra! 100% de acuerdo contigo en todo, las mascotas no son un cargo, sino uno más de la familia y se les coge tanto cariño... Lo de llamarnos por el nombre de os perretes creo que pasa en todas parte jejeje. Nosotros tenemos una "pandilla perruna" de dueños

    ResponderEliminar
  2. ¡Es verdad! Nosotros también tenemos una "pandilla perruna" con los que nos encontramos casi cada día.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info