miércoles, 15 de julio de 2015

Dormir en una calurosa y sofocante noche de verano


Otra noche de intentar dormir sin conseguirlo. El calor es sofocante. No paras de sudar y de dar vueltas en la cama. Esto hace que te acuestes más tarde y estás cansado. Y te levantas con una sensación de flojera y desganado.
Pero es que las temperaturas de julio y agosto (sobre todo este mes de julio) son elevadas; además amanece antes y la luz te despierta muy pronto. A esto se le llama insomnio de verano. Es algo que ocurre a muchas personas.
En verano es más difícil dormir.. ¿Por qué ? Pues hay tres motivos que son los más normales:
  • Hace más calor y cuando la temperatura es alta nos cuesta conciliar el sueño.
  • Hay más horas de luz, por lo que nuestro cerebro tarda más tiempo en generar melatonina, que es una hormona que se encuentra de forma natural en el cuerpo y que ajusta los ciclos de sueño/vigilia.
  • Los hábitos de vida cambian en verano. Debido al calor se sale a la calle más tarde, se cena más y más tarde, se bebe más (¡esas cañitas!). Todo esto afecta al ciclo normal del sueño.
  • Como se tiene más sed se bebe más y eso hace que nos demos más paseos por la noche para acudir al baño.
Algunas cosas que podemos hacer para poder descansar y dormir un poco mejor:
  1. Mantener la habitación aireada, con ventanas abiertas y ventilador o aire acondicionado. Este último es preferible que no esté en la habitación y si lo dejas toda la noche, fijar una temperatura de 25-26 grados.
  2. Comer ligero; lo ideal es cenar a base de ensaladas, cremas frías, pasta...
  3. Cenar al menos dos horas antes de irse a la cama.
  4. Evitar la cafeína, las colas y las bebidas energéticas que pueden ocasionar insomnio debido a su efecto estimulante.
  5. Evitar el alcohol antes de dormir. Las bebidas alcohólicas dilatan tus venas y proporcionan más calor a la piel.
  6. Usar ropa liviana que permita la absorción de la transpiración.
  7. Si es preciso, tomar una ducha tibia o fresca
  8. Dormir, en la medida que sea posible, una pequeña siesta a la tarde.
Si aún así no consigues dormir, realiza alguna actividad relajante, como leer una novela sencilla o escuchar música suave.
Y si sigues sin conseguirlo, tómalo con paciencia, relájate y piensa en cosas agradables a la vez que realizas respiraciones profundas, sintiendo como entra y sale el aire.




Ana Hidalgo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info