Entradas

Mostrando entradas de enero, 2015

Carta a mi riñón (trasplantado)

Imagen
Esta carta va dedicada a mi riñón, tan importante y vital para mí.

Queridísimo riñón:

Hace mucho tiempo que estamos juntos y me gustaría dedicarte unas palabras para que sepas la gran fortuna que he tenido en la vida desde el primer momento en que te sentí. Te escribo también para demostrarte lo agradecida que me siento por tenerte a mi lado en este largo y arduo camino, con "sus más y sus menos", con las alegrías y los momentos difíciles... y que a pesar de todo lo que hemos pasado, sigues aquí conmigo.

Sé que el paso del tiempo empieza a hacer mella en ti, pero sabes que te cuido con mimo y cariño para que sigas con la vitalidad y la fuerza que me has demostrado hasta ahora. 

Mientras estemos juntos, nos vamos a encontrar con muchos obstáculos y dificultades que intentarán separarnos, e incluso puede que lo consigan. Pero lucharemos y haremos frente a todo para evitar tener que llegar a ese duro trance, o alargarlo lo máximo posible. 

Cada día contigo es una nueva victoria, un …

La piel de la cara en invierno.

Imagen
Hay muchas personas que piensan que la cara tiene que hidratarse y protegerse de los rayos solares solamente en verano...¡ Pero nada más lejos de la verdad !.
La piel necesita la hidratación en invierno tanto o más que en verano, al igual que un factor de protección para los rayos solares.

Cuando salimos a la calle, con el frío y el viento, procuramos proteger nuestro cuerpo con abrigos, bufandas, guantes... ¿ pero el rostro?.

La piel de la cara está al descubierto, desprotegida y tirante. De hecho, es la estación más dura para nuestra piel. Pasamos de repente de un clima frío del exterior a una calefacción en el interior. Esto provoca que se altere la película hidrolipídica de la piel (envoltorio de protección que cubre la piel compuesta por sudor, sebo y agua), y la producción de glándulas sebáceas (que fabrican el sebo) se hace más lenta.

El resultado es que nuestra piel al ser menos grasa se convierte en menos flexible, se deshidrata y se reseca.
Por lo tanto, en invierno, utilizare…

Los miedos, angustias y dudas del recién trasplantado

Imagen
Cuando una persona está esperando un trasplante, se imagina lo feliz que será y lo que cambiará su vida con ese nuevo órgano. Cambiará para bien, podrá comer normalmente, soltar las amarras de esos tubos que limpian su sangre y que la mantienen atada, se encontrará mejor y con más fuerzas.

Una vez trasplantado, en los primeros días, semanas e incluso meses, los sentimientos se entremezclan, sobre todo al poco tiempo de la intervención. La alegría es inmensa, a pesar del dolor que causa la operación, pero también empiezan a asomar el miedo, la angustia, las dudas y las preguntas.

El miedo: al rechazo, a contraer cualquier infección a causa de la inmunosupresión, miedo a realizar casi cualquier tarea que implique algún esfuerzo... "por si se sale el riñón del sitio". Sí, esto último parece una tontería pero más de uno lo ha pensado en los primeros días.
La angustia: ante cualquier pequeño síntoma, a no saber llevar de manera adecuada el estricto tratamiento inmunosupresor, al cao…

El cuidar nuestro atractivo ayuda en la enfermedad subiendo la autoestima

Imagen
Esto lo tengo comprobado. Y no es ningún estudio hecho por ninguna universidad, sino la experiencia propia.

Cuando una persona tiene que convivir con una enfermedad crónica, a veces le resulta difícil querer y cuidar su cuerpo. Muchos sienten que no tiene sentido arreglarse porque su vida la acapara la enfermedad, y su autoestima cae en picado al verse con cicatrices, con catéteres, con hinchazón, con poco pelo... Es como un pez que se muerde la cola; no te arreglas porque estás enfermo y al no verte atractivo/a te sientes peor.

No es necesario ser guapísimos/as o tener un cuerpo escultural para tener una buena imagen corporal. Tu imagen puede ganar atractivo y puede mejorar si te cuidas, aceptando tus limitaciones y resaltando tus partes más bellas.

Todos podemos estar espléndidos y guapos si sabemos realzar aquellas partes de nuestro cuerpo que nos hacen atractivos. Aquellos que aprenden a valorarse como son y que consiguen que nos fijemos en sus puntos fuertes, ya sean sus ojos, la bo…