Relación entre la salud dental y el corazón


Algunas personas tienen la buena costumbre de acudir puntualmente a sus revisiones con el dentista y a realizarse una higiene dental aproximadamente una vez al año (yo soy una de ellas). Esto ayuda a cuidar la salud de la boca y a evitar que el día de mañana puedan padecer infecciones, tener piorrea e incluso perder varias piezas dentales, con el inconveniente de restar calidad de vida. Pero además de todo esto están cuidando... ¡su corazón y también el cerebro!


En el interior de nuestra boca conviven cientos de bacterias en un equilibrio casi perfecto. Pero si hay algo que rompe ese equilibrio -y una mala higiene bucal puede ser la causante-, las bacterias "malas" van ganando terreno. Además de alterar el estado del interior de nuestra boca, debilitar las encías y dañar los dientes, estas bacterias pueden decidir salir "a explorar" otros territorios y viajar a través del torrente sanguíneo.


El peligro existe, sobre todo, porque estos microorganismos (las bacterias malas) son capaces de provocar coágulos de sangre en personas predispuestas o con salud débil (inmunodeprimidos, enfermos renales, enfermos de corazón, diabéticos...). Por eso, una mala higiene oral puede acabar provocando un infarto al corazón o un ictus (derrame cerebral).


Recuerda estos consejos para mantener una boca en buen estado:

  • Cepíllate, como mínimo, dos veces al día los dientes, las encías y la lengua.
  •  Usa hilo dental una vez al día, sobre todo por la noche, o más a menudo si comes algún alimento pegajoso y que se quede entre los dientes.
  • Utiliza un colutorio o enjuague bucal un par de veces al día.
  • Acude de forma periódica a la revisión bucal una vez al año o dos (depende de lo que te aconseje el dentista). 



Ana Hidalgo

Comentarios

  1. ¡¡¡ Me gusta como planteas los temas en el Blog, eres una referencia para todos, te doy la enhorabuena por tu trabajo.
    Y por este último post estoy totalmente de acuerdo, un saludo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Keko. Tu blog también tiene pinta de que va a ser un éxito. Me gusta mucho.
      Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Entradas populares de este blog

Filtrado glomerular

El prurito (picor) en la enfermedad renal

Entrevista a unos riñones deteriorados (con I.R.C.)