¡Aquí estoy yo!


En la vida, cada persona tiene su papel adjudicado. Para nosotros, las personas con una enfermedad crónica, ese papel está marcado con dos opciones: la de vivir y disfrutar de la vida a pesar de la enfermedad y el dolor que a causa de ella sufrimos, o la de refugiarnos en ese dolor y en la pena de estar enfermos, escondiendo la cabeza como un avestruz y perdiendo cosas maravillosas que la vida nos quiera deparar. 

Por eso, tenemos que levantar bien alta la cabeza y decir: -"¡Aquí estoy yo!, y puedo con todo lo que se me presente. Y aunque a veces las fuerzas parece que flaquean, me levantaré y volveré a enderezarme con orgullo y valentía"-.

La vida tiene momentos muy bellos y hay que disfrutarlos y atesorarlos en nuestra memoria, pues ello nos ayudará a superar los baches que se nos vayan presentando por este camino lleno de espinas, pero con hermosas rosas, a su vez.


Ana Hidalgo



Comentarios

  1. y muy bien puesta, besos y abrazos,
    bendiciones, <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Montse, por pasarte por aquí y dejar tu comentario.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Entradas populares de este blog

Filtrado glomerular

El prurito (picor) en la enfermedad renal

Entrevista a unos riñones deteriorados (con I.R.C.)