miércoles, 12 de febrero de 2014

¿Qué es necesario saber sobre los accesos vasculares en hemodiálisis?



¿QUÉ ES UN ACCESO VASCULAR  Y QUÉ TIPOS DE ACCESOS VASCULARES HAY?

Antes de nada, debemos saber qué es un acceso vascular y cuántos tipos hay.
Un acceso vascular para hemodiálisis es un medio para acceder a la sangre del paciente en el que, tras una pequeña intervención arterio-venosa, se consigue que salga su sangre intoxicada y vuelva a entrar limpia gracias a la máquina que las dializa.

Existen dos tipos de Accesos vasculares:

FÍSTULAS ARTERIO-VENOSAS (F.A.V.):  Se realiza uniendo una arteria con una vena (normalmente del  brazo, denominada radio-cefálica). El flujo de la arteria hace que la vena se agrande y se pueda utilizar para dializar. Se utilizan dos agujas que actúan como ramas de entrada y salida de la sangre. Pueden ser:
  • Fístula autóloga: se realiza uniendo arteria y vena del mismo paciente. Se puede empezar a utilizar desde  la tercera semana a los dos meses después de hacerla incluso a los cuatro meses,  y siempre según cada caso.
  • Prótesis o injerto vascular: se le realiza a las personas que no se les puede hacer una F.A.V. Autóloga. Se inserta en el brazo una prótesis para que una la arteria y la vena  o una prótesis entera que actúe como tal. Se puede empezar a utilizar desde  tres semanas  a seis semanas después de hacerla. Insisto, que siempre dependerá de cada caso.

CATÉTER CENTRAL: Como podemos ver en la imagen, un catéter es un acceso vascular que se introduce hasta tocar el corazón para que exista un flujo de sangre y poder dializar al paciente. Normalmente se introduce en la yugular aunque depende del paciente se colocará en un lugar u otro, pudiéndose colocar también en la pierna como último recurso. Al igual que en hemodiálisis, existen dos ramas; una de salida de la sangre y otra de entrada de la misma. Se puede utilizar inmediatamente o a los pocos días de su inserción. 
Una vez que conocemos los diferentes tipos de accesos vasculares necesitamos saber cómo cuidar estos accesos para que nos dure lo máximo posible. 

PROBLEMAS QUE  PUEDE TENER UN ACCESO VASCULAR 

Aneurismas: 
Ensanchamiento de la vena. Cuando una zona de la vena se utiliza muchas veces la pared de dicha vena acaba ensanchándose lo que produce una dilatación o ensanchamiento de la pared venosa que puede resultar peligrosa si se ensancha demasiado o si no cicatriza adecuadamente. 

Síntomas: Tanto el médico como el paciente deben de estar atentos a una adecuada cicatrización y  observar  que el ensanchamiento  no llegue a ser demasiado.

Estenosis: 
La estenosis es un estrechamiento en cualquier vaso sanguíneo. Esto provoca que el flujo sanguíneo sea más lento y se produzca una mala diálisis, incluso que, si es muy severa se pare la fístula. Antes de que se pare la fístula hay muchos métodos de prevenir el cierre total de ese vaso sanguíneo. Además de los cuidados que cada paciente debe tener, los médicos pueden solucionarlo mediante una angioplastia (introducción de un pequeño globo e inflarlo dentro del vaso sanguíneo hasta la dilatación del vaso estenosado), colocación de un stent (especie de muelle que ayuda a mantener abierto el vaso sanguíneo) o mediante cirugía. 

Síntomas: Se palpará y se escuchará peor el thrill o murmullo de la fístula. Dependiendo de dónde se tenga, puede inflamarse el brazo de la fistula por la parte inferior o superior.

Infecciones: 
En cualquier tipo de acceso puede haber infecciones bacterianas pero en el caso de los accesos vasculares hay que tener un especial cuidado porque podría producir una septicemia, o lo que es lo mismo, una infección en la sangre. 
  
Síntomas: Hinchazón, enrojecimiento, dolor, calor, sensibilidad, pus y fiebre. 

Síndrome del robo vascular: 
Este síndrome se denomina así porque sucede cuando la fístula roba demasiada sangre al brazo y no la deja llegar a la mano.

Síntomas: Adormecimiento y enfriamiento  en la misma. Es recomendable usar guantes y avisar al médico.

Trombosis: 
La trombosis o formación de coágulos en los vasos sanguíneos puede ser muy común y no alarmarnos o llegar a ser graves. Estos coágulos pueden bloquear la fístula o el catéter y por lo tanto pueden dejar de funcionar.

Síntomas: La fístula irá más despacio y el pulso se escuchará peor. En las personas con catéter lo notará el equipo médico en las sesiones de hemodiálisis. 

CUIDADOS BÁSICOS DE NUESTRO ACCESO VASCULAR.

Seguir estas pautas le ayudará a evitar los problemas anteriormente citados:

FÍSTULA ARTERIO VENOSA:
  1. Las primeras semanas después de realizarle la fístula, debe tener mucho cuidado. Es necesario que la ejercite para que llegue más sangre a la fístula. Durante unas semanas abra y cierre el puño con una pelota de goma. Esto ayudara a que exista un buen flujo sanguíneo.
  2. Lávese las manos antes de tocar su acceso. Limpie el área alrededor del acceso con jabón germicida (antibacterias) o alcohol antes de los tratamientos de diálisis. 
  3. Durante la sesión de diálisis, mantenga el brazo de la fístula sin cubrir y no se apoye en él. 
  4. Cuando haga su higiene diaria, lávese el acceso desde dentro hacia afuera para que no se le infecte. 
  5. Revise el pulso (también llamado "Thrill") en su fístula todos los días. El médico o la enfermera le mostrarán cómo hacerlo.
  6. No deje que nadie le tome la presión arterial, le ponga una vía intravenosa o le saque sangre del brazo donde está el acceso.
  7. No duerma sobre el brazo que tiene el acceso.
  8. No cargue mucho peso con el brazo del acceso.
  9. No use reloj, joyas o ropa ajustada sobre el sitio del acceso.
  10. Tenga cuidado de no golpear o cortar su acceso. 
  11. Utilice su acceso solamente para la diálisis.
  12. Si notase que sangra échese la mano inmediatamente a la zona de sangrado y comprima lo máximo posible. Si no deja de sangrar en 5-10 minutos vaya al centro sanitario más cercano.
  13. Tenga atención a los síntomas citados como enrojecimiento, hinchazón, fiebre, disminución de thrill o murmullo,  calentamiento, enfriamiento, debilidad o insensibilidad del brazo o mano, mala cicatrización o sangrado.  Si notase cualquiera de dichos síntomas no se ponga nervioso,  actúe rápidamente y si no se le pasan los síntomas en un tiempo prudente, acuda al centro sanitario.  
CATÉTER PERMANENTE
  1. Durante los procedimientos de conexión y desconexión de hemodiálisis, tanto el personal sanitario como el paciente deben usar mascarilla para prevenir infecciones.
  2. Es importante la higiene personal y general (ducha diaria, ropa limpia, etc.).
  3. Evite mojar la zona donde tenga el apósito ya que la permanencia de un apósito húmedo puede producir una infección en el catéter. 
  4. Se debe mantener limpio y seco. Para ello puede ser aconsejable realizar la higiene personal por partes o cubrir el catéter con apósito impermeable, una bolsa de plástico impermeable bien cerrada alrededor del catéter o una toalla pequeña que lo cubra. La toalla se enrosca alrededor o encima del catéter y se cierra con esparadrapo de forma que no quede ningún hueco libre. 
  5. No exponer a golpes o tirones el catéter. Un mal tirón podría producir la expulsión y el sangrado del catéter Por el mismo motivo, tenga especial cuidado cuando realice su higiene personal, tareas domésticas o haga deporte. No utilice maquinillas de afeitar, tijeras, cuchillas u otros objetos cortantes cerca de la “zona de peligro”.
  6. En el caso de sangrado comprimir lo máximo posible y acudir al centro sanitario.
  7. No intente quitarse el apósito. Si se despega, refuércelo y pegue el apósito con esparadrapo. 
  8. En el caso de que se moje y no tenga más remedio que quitarse el saco o apósito que cubre el catéter manéjelo con la mayor esterilidad posible. Lávese las manos antes de tocar su acceso:
  • Si es posible, que se lo cambie algún familiar. En caso de que esté usted sólo, utilice siempre mascarilla y guantes para poder mirar y que al respirar no se le infecte el catéter. Prepare todo el material.
  • Eche clorhixidina o cualquier germicida para evitar infecciones en el apósito y en la zona del orificio.
  • Sáquese el saco o apósito cuidadosamente, apretando con una gasa el orificio para que no entre nada y que esté sujeto el catéter mientras maniobra. 
  • Colóquese otra gasa y coloque el nuevo saco y apósito con cuidado y de forma que siga el trayecto del catéter, es decir, de forma que ni le tire ni le moleste.
  9. Ante cualquier síntoma de los citados anteriormente como fiebre, enrojecimiento o sangrado no se ponga nervioso, actúe rápidamente y acuda al centro sanitario.
  Bibiliografía:
http://diariodialisis.blogspot.com.es/2012/07/cuidados-del-cateter.html
http://www.sedyt.org/revistas/2010_31_1/cuidados.pdf
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/patientinstructions/000591.htm
Informes médicos 

Autora del artículo: Sonia Gallego Romero


Ana Hidalgo







11 comentarios:

  1. Yo ahora tengo un catéter central y el viernes me pondrán mi tercera prótesis en el brazo, con lo que el pobre alcanzará ya las 10 intervenciones. Vivo con todos los dedos cruzados para que no se me infecte como las dos anteriores... aunque sólo sea por poderme duchar en condiciones y poder usar la piscina este verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Render, deseo que el viernes te vaya todo muy bien. Mucho ánimo y mucha fuerza. Un abrazo

      Eliminar
  2. ¡Una explicación clarísima y excelente!
    La comparto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Un abrazo y que pases un buen día.

      Eliminar
  3. Me alegro que os esté sirviendo a todos los que tenéis problemas con la fistula o tenéis que llevas un catéter. Un saludo para todos!!

    ResponderEliminar
  4. Nada, que no tengo suerte yo con las prótesis. Se ha obturado exactamente cinco días después de que me quitaran el catéter central y no se ha podido hacer nada, así que catéter nuevo y a esperar a la siguiente, aunque no creo que me deje poner otra prótesis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánto lo siento, Render. Espero que tu situación con los catéteres y prótesis mejore.
      Mucho ánimo de mi parte.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Yo tuve una fistula un año y se me paro y ahora llevo siete años y medio con catéter y estoy encantada,no me he cogido ninguna infección ni nada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eva. Gracias por dejar tu testimonio. Me alegro de que te vaya muy bien con el catéter... cuídalo mucho y cuídate tú también.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Gracias a DIOS tengo una sola FAV realizada hace 20 años, y funciona perfecto y ni una sola infeccion , es una nativa en radio radial izquierda. Super interesante el artículo! !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Roberto. Gracias por tu comentario.
      Un abrazo

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info