Mis amigas las endorfinas



Siempre que realizo algún tipo de ejercicio, ya sea bailando, caminando durante una hora, ejecutando una tabla de gimnasia, zumba o pilates, me siento muy bien. La "culpa" la tienen mis amigas las endorfinas. Es increíble el beneficio que conlleva realizar un poco de ejercicio, no sólo a nivel físico, sino que también a nivel psicológico y mental te produce una sensación de bienestar y euforia.

Para el que no lo sepa la endorfina es una hormona responsable de aumentar la alegría y de eliminar el dolor. Como todas las hormonas, la endorfina es una sustancia bioquímica que en este caso actúa como analgésico y euforizante natural.
Es considerada la verdadera droga de la felicidad, teniendo en cuenta que es una sustancia química natural producida y elaborada por nuestro cuerpo y que no causa ningún efecto secundario.
Estimular la producción de las endorfinas es uno de los mejores antídotos contra el estrés, el dolor, la fatiga, la depresión o la ansiedad.

Existen numerosas formas de poner en marcha la producción de las endorfinas, y una de ellas es el ejercicio. Practicar con regularidad ejercicio físico nos asegura una buena respiración y una sobreestimulación en la producción de endorfinas.  No es necesario practicar ejercicio con una intensidad muy elevada, ni durante mucho tiempo, sino que tenemos que ser constantes y practicarlo como mínimo tres veces a la semana.

Si no eres un aficionado de los gimnasios, también es muy aconsejable caminar  y si lo hacemos en compañía mucho mejor, pues está comprobado que la relación con otras personas también favorece la liberación de las endorfinas.

Otra fuente de endorfinas es la risa , así que, si además del ejercicio y la compañía, le añadimos la risa, el resultado será impresionante. De hecho, a las endorfinas las comparan con las drogas opiáceas, como el opio o la morfina, pero sin sus efectos secundarios.

Otras formas de producir endorfinas son: la música, el masaje, las relaciones sexuales, el contacto con la naturaleza...

¡Venga! ¿A qué esperáis?... ¡A producir endorfinas para sentiros bien!.



Ana Hidalgo


Comentarios

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Entradas populares de este blog

Filtrado glomerular

El prurito (picor) en la enfermedad renal

Entrevista a unos riñones deteriorados (con I.R.C.)