viernes, 7 de febrero de 2014

Buenos hábitos para la higiene de nuestros oídos

Foto de Ana Hidalgo
El oído es uno de los sentidos más complejos de nuestro cuerpo y que nos conecta con el mundo sonoro que nos rodea. Actúa como un filtro, donde transforma todos los sonidos que oímos en información exacta que nuestro cerebro procesa, para que podamos seleccionar lo que es relevante en esa situación y seguirlo.
Normalmente nos damos cuenta de la importancia que tienen cuando aparece el dolor, infecciones, zumbidos, pérdida auditiva, vértigos ....
Por eso es tan importante cuidar nuestros oídos desde la infancia, realizarnos revisiones periódicas, test de audición y no someterlos a ruidos intensos. 
Tener buenos hábitos y prestarles atención será una buena forma de ganar en calidad de vida.

He aquí algunos consejos:
  1. Evita la exposición a fuertes ruidos y decibelios. Hay que tener mucho cuidado con el volumen con que escuchamos la música. El escuchar música muy alta a menudo puede dañar los oídos. Evitaremos, también, acudir en demasía a conciertos, discotecas y otros lugares donde la exposición al ruido pueda ser dañina. En cambio, la música suave y agradable entrena al oído para una buena audición. También es bueno de vez en cuando "escuchar" el silencio.
  2. Cuida la nariz. Nariz y oído están conectados. Hay que mantener limpias las fosas nasales, lavarlas de vez en cuando y respirar aire limpio.
  3. No introduzcas objetos en el interior del oído (pasadores, lápices, bastoncillos o rascarse con el dedo). El uso de bastoncillos no es lo más indicado para proteger y limpiar esa zona del cuerpo. Con esta manipulación, lo único que se consigue es empujar la cera hacia adentro. Lo mejor es utilizar la punta de una toalla humedecida.
  4. No te automediques, ni te pongas gotas en el interior del oído sin la autorización del médico. Si el tímpano está perforado, puede ser peligroso aplicarse cualquier medicamento.
  5. Si tienes un tapón de cera (cerumen) acude al médico ya que te lo podrán extraer sin causarte daño. Puede ser que primero tengas que estar unos días con algún preparado o aceite para ablandar la cera. Después te la extraerán con facilidad.
  6. Es aconsejable acudir una vez al año al otorrino para una revisión y una audiometría.
  7. Cuidado con los medicamentos ototóxicos . Lee bien los prospectos de los fármacos y no utilizar (a ser posible) aquellos que producen sordera.
  8. Si sospechas que tienes una infección de oído, acude a tu médico. Muchas sorderas son causadas por gripes e infecciones mal atendidas.

Ana Hidalgo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info