miércoles, 31 de diciembre de 2014

Los "no propósitos" del 2015

Dibujo extraído de:
http://mejoresimagenes.info/gif-gracioso-de-los-propositos-2015/
Ya está aquí. Apenas quedan unas horas para el 2015, para tirar el antiguo calendario y colgar el nuevo, lleno de buenos propósitos y de buenos objetivos. 
Ahora es el momento ideal para hacer balance de todo cuanto nos ha sucedido en el año que estamos dejando atrás, el momento de plantearnos nuevas metas, nuevos compromisos, de atrevernos a hacer algo que estamos dejando de lado y de cumplir nuestros propósitos.Pero este año, en vez de aconsejarte con propósitos complicados y que cada año repites y no cumples, voy a hacerlo más sencillo, y te daré algunos consejos para objetivos que sí puedes realizar:
  1. Si sabes que no vas a ir al gimnasio, ¡no te apuntes!- Cada año, muchas personas se apuntan al gimnasio para abandonarlo poco después. En vez de gastarte ese dinero, intenta hacer ejercicio de manera que no lo notes: camina, baja una o dos paradas antes de llegar a tu destino, sube escaleras, baila con tu música favorita.
  2. Aléjate de las personas que no te gustan- No te obligues a salir con personas que te caen mal o que te hacen sentir incómodo; huye de estas personas y busca la compañía de gente que te hagan reír y te ayuden en los malos momentos.
  3. No te apuntes a ningún curso, si estás seguro de que no vas a poder terminarlo, ni tienes tiempo para ello- En lugar de ello, en tus ratos libres, sumérgete en la lectura. De esta forma además de enriquecerte mentalmente, adquirirás conocimiento y facilidad de palabra. 
  4. Otro de los objetivos de muchas personas es viajar- Pero si durante el año no intentas ahorrar, te será complicado realizarlo (a no ser que seas rico). Entonces, empieza por ahorrar para conseguir ese viaje tan deseado.
  5. Este es el más común de los propósitos: comenzar una dieta- Cada año te propones lo mismo y cada año fracasas en el intento. En vez de realizar una dieta estricta y "milagrosa" intenta ir poco a poco reduciendo la cantidad de comida que ingieres. No es cuestión de matarse de hambre, sino de ir cambiando poco a poco nuestra manera de comer. De esta forma ni tu salud ni tu carácter se resentirán.
  6. Si tú no estás convencido, no dejes de fumar- No te comprometas con tu pareja, hijos, padres... porque ellos lo quieran. Si no te encuentras con las fuerzas necesarias para dejarlo por completo, lo mejor es que no lo hagas. Cuando estés plenamente predispuesto a ello, lo harás, ya sea principio, a mediados o final de año.

De todas formas hay propósitos que sí se deben intentar cumplir a toda costa, como el cuidar de nuestras salud y disponer un poco de tiempo para nosotros. 

Y esto es todo por el momento. FELIZ 2015
Ana Hidalgo

lunes, 29 de diciembre de 2014

Consejos para recuperarse de la fiesta de Nochevieja



Después de una noche "movidita" como la Nochevieja, en la que se come y se bebe más de la cuenta y te acuestas a altas horas de la madrugada... ¡Qué mal te despiertas al día siguiente !.

Hay algo que muchas mujeres hacen y que no deberían, y es acostarse con el maquillaje. Es muy importante retirarse todo resto de maquillaje para ir a dormir, sea a la hora que sea, ya que la mezcla de maquillaje, sudor, contaminación y tabaco (aunque se fume en el exterior), hace que nuestra piel no pueda respirar libremente mientras dormimos. Por eso, a la mañana siguiente, la piel se presenta opaca, con impurezas, puntos negros, manchas provocadas por la suciedad... Si esto se repite muy a menudo la piel se va deteriorando hasta el punto de que aparecen arrugas prematuras.

A la mañana siguiente, mójate la cara con agua muy fría e incluso puedes pasarte un cubito de hielo para tonificar y "despertar" a la piel. Lo ideal, es una ducha tibia y acabar con agua fresca. Eso hará que te reanimes y además activará tu circulación sanguínea. Hay que procurar (aunque estemos agotados) no dormir hasta altas horas de la tarde. De hecho, es mejor levantarse a una hora que puedas tomar un pequeño desayuno (aunque no tengas hambre) y después, a la tarde y si la ocasión te lo permite, realizar una siesta. 

Como lo normal es que en Año Nuevo también haya "comilona", intentaremos no abusar demasiado de la comida y de la bebida. 

Al día siguiente, es aconsejable ingerir zumos naturales de frutas o infusiones con propiedades antioxidantes y depurativas que ayudaran a limpiar nuestro organismo. También hay que hidratarse muy bien, y la mejor manera es bebiendo mucha agua, porque la piel durante la noche y los días de fiesta tiende a deshidratarse y a acumular toxinas por causa del alcohol, la comida, la falta de sueño etc.
Durante un par de días la comida será ligera, predominando vegetales y frutas que nos ayudaran al bienestar digestivo.

Si tienes los ojos irritados puedes usar un colirio o un spray ocular liposomal que es ideal para las irritaciones y la sequedad, y que se aplica con los ojos cerrados. Es muy cómodo.

Y, sobre todo, descanso y relax...


Image Hosted by ImageShack.us


martes, 23 de diciembre de 2014

Haz más sencilla tu vida

Imagina que intentas abrir una maleta a la que le has puesto un montón de candados. La maleta es tu vida y los candados todos tus miedos, inseguridades, dudas, conflictos internos y externos, malhumores, prejuicios, batallas sin sentidos, disgustos, discusiones, preocupaciones futuras... en fin, todas esas cosas a las que damos mucha importancia y que terminan por arrastrarnos y provocarnos estrés. Esa maleta "emocional" que acarreamos y que cada vez nos pesa más. 

Nadie nace con un manual de instrucciones para vivir, dónde nos explique cómo hacer para tener una buena vida y que ésta nos resulte más fácil y feliz.


Pero, poco a poco, después de muchos años de acarrear una pesada carga de preocupaciones, temores, dudas... me he dado cuenta, que en muchos casos, la vida podría ser más sencilla siendo capaz de disfrutar con mayor intensidad de ella. ¿Cómo? Aligerando la pesada carga para quedarnos con lo imprescindible. 


Lo ideal sería poder ir soltando los candados y soltar el lastre y la pesada carga, para caminar hacia donde deseamos, evolucionar como personas, sin dejarnos arrastrar por lo que no nos conviene ni nos sirve para nada en nuestra vida.


La verdad es que somos complicados. El ser humano en general es muy complicado. Muchas veces confundimos, inconscientemente, la idea de una vida intensa con una vida difícil y llena de obstáculos que nos ponemos nosotros mismos, con discrepancias y hostilidades. Lo que ocurre es que muchas personas están tan acostumbradas a tener conflictos y a buscarse problemas que, si no los tienen, se sienten vacíos y parece que pierdan su razón de ser.


¿Qué hacer para simplificar tu vida?... No complicarse. Si no quieres algo en tu vida, no le prestes atención, no le hagas caso. Deja que pase de largo. No te "comas el coco" pensando y pensando. Esa es la clave. Los pensamientos negativos hemos de dejarlos de lado, tratar de salir de ellos para que no nos absorban y no caigamos en la desesperación. Muchas veces un problema crece y se hace enorme porque uno mismo lo alimenta, prestándole más atención de la necesaria.


Cuando empiezas a simplificar tu vida y vas soltando los candados de esa maleta (llena de rencores, disputas, disgustos, pensamientos negativos, miedos...) es cuando la vida adquiere mayor intensidad, es más satisfactoria y maravillosa.


¡Atrévete a soltar tus candados! Disfruta de las cosas sencillas y no te compliques. Disfruta de tu familia, encuentra tiempo para ti, para ese masaje que vas posponiendo, ese paseo por la montaña, ese café con los amigos. 



Ana Hidalgo


martes, 16 de diciembre de 2014

Revisión en Nefro "diferente"



Hoy he tenido una nueva revisión en Nefro. Esta vez sólo han pasado dos meses desde la última visita, ya que tenía una anemia importante que querían solucionar. 

El riñón sigue estable, aunque con los años comienza a estar un poco "cansado", pero de momento sigue como un campeón (creatinina 1,8). He tenido algunos cambios en la medicación, entre ellos, que me han quitado el hierro en polvo que tomaba mezclado con agua, de bastante mal sabor por cierto, y me han metido un "chute" de hierro intravenoso de efecto duradero (menos mal que me he llevado la tablet, porque durante una hora he tenido que estar con la vía puesta).No tenía planeado este rato de "entretenimiento", pero me han preguntado si quería hacerlo hoy y les he dicho "que cuánto antes mucho mejor".

Ya he superado la anemia, al menos de momento. Me lo siento... me siento más fuerte y no me canso.
De todos modos, estoy muy contenta... contenta porque llevo más de 23 años con este preciado regalo, que cuido y pienso cuidar mucho más. Estoy contenta, porque estoy consiguiendo hacer lo que quiero y cumplir muchos de mis proyectos. 

Y ahora, a seguir disfrutando de la vida y de los pequeños detalles.
No lo olvidéis: todo depende de como mires la botella, o medio llena, o medio vacía.


Image Hosted by ImageShack.us

jueves, 11 de diciembre de 2014

¿Feliz Navidad?... No para todos


Llega otra Navidad. Las calles lucen en todo su esplendor con sus bombillas de colores, los escaparates atraen la atención de la gente que se paran ante ellos pensando, quizá, en si alguna de las cosas que en ellos se exponen será adecuado para regalar a alguien de la familia.
La gente va de un lado a otro comprando artículos y entrando en las tiendas, en las que suenan sin parar los villancicos.

Estrés, prisas con las compras de última hora, la visa que ya echa humo de tanto usarla (luego vendrán los quebraderos de cabeza para pagar las facturas al mes siguiente), despensas a tope de comidas y dulces, calles repletas de personas cargando con paquetes y bolsas...
Llegan las dudas en la elección de los regalos y en la de los menús Navideños, sobre todo teniendo mucho cuidado en no pasarse del presupuesto, porque la mayoría de españoles, de una forma u otra, estamos padeciendo la crisis.

Pero este artículo lo quiero dedicar a otras personas y desear de corazón que ocurra un milagro y pasen unas Felices Fiestas.
  • A aquellas que este año no podrán ni siquiera degustar una pequeña pieza de turrón, porque a duras penas pueden siquiera alimentarse. Esto lo he podido comprobar por mí misma este año, ya que colaboro como voluntaria de Cruz Roja repartiendo alimentos y hay familias que tendrán que pasar con lo que les damos.
  • A aquellas personas que pasarán las Fiestas Navideñas con una orden de desahucio pendiente sobre sus cabezas, sin saber si pasarán la Navidad o el Año Nuevo en el que hasta ese momento era su hogar.
  • A aquellas personas que ya han perdido su casa y no tienen un techo donde cobijarse del frío. 
  • A esos niños que, en su corta edad, no entienden porque Papa Noel, o los Reyes Magos, no pueden pasar por su casa a dejar un regalo. 
  • A esos abuelos que en la Cena de Nochebuena cenarán un bocadillo de mortadela para poder hacer un regalo a sus nietos. 
  • A esa madre que en estas fiestas hace milagros para preparar un menú con el dinero que antes se gastaba en polvorones. 
  • A los que están sin trabajo y están hundidos en un túnel negro como la boca del lobo. 
  • A todos los que lo están pasando mal por cualquier motivo. 
  • A todas las personas que luchan para hacer justicia y por la dignidad de las personas. 
Este año, en muchos hogares la Navidad será una Navidad triste (¡ojalá no fuera así!) 

Son tantos... tantos... que me gustaría que no fuera real, que sólo fuera una terrible pesadilla. Por eso, si es posible, es importante una pequeña ayuda, cualquiera: desde un juguete usado, alimentos, una prenda de ropa, algún dulce,cualquier cosa para hacer menos duras estas fechas tan señaladas.

Hace poco, mientras iba por la calle realizando mis recados,vi una señora de unos 60 años, de aspecto normal y cuidado, sentada en un taburete en la puerta de un comercio con un carrito de la compra al lado. Tenía en la mano estampitas de santos y calendarios pequeños. Ese era un día muy frío; me acerqué y le dije: -Señora, hace mucho frío para estar en la calle-.
Mientras tanto yo abría mi monedero para darle algunas monedas. 

La mujer me contó que tenía a su hijo de 22 años enfermo de cáncer y que acababan de cortarle la luz. Que llevaban noches sin cenar y apenas tenían para comer. Tenía los ojos rojos de llorar... y lo peor de todo es que creo que es una señora que lleva en el pueblo toda la vida.

Me fui con mucha tristeza y rabia por las situaciones que se ven a diario y continué con mis recados y asuntos, pero a la vuelta no pude evitarlo y volví a pasar por donde se encontraba la mujer. Entré en la tienda y compré huevos, salchichas, fiambre, pollo... y se lo dí a la pobre señora que cuando me vio con la bolsa rompió a llorar desconsolada dándome las gracias y diciendo que ese día podrían comer algo decente. 
Fue tremendo.

Ojalá todo esto cambie, pero mientras hayan intereses, codicia y egoísmo en las altas esferas y en la política, mucho me temo que las cosas seguirán como hasta ahora... o incluso peor.


Ana Hidalgo


viernes, 5 de diciembre de 2014

Preparar el cuerpo para las Fiestas Navideñas



Las Fiestas Navideñas se están acercando y es una época en la que se consumen gran cantidad de alimentos y bebidas en pocos días; son fechas en la que se dice: "total, si es una vez al año", "en estas fechas todo vale". Los kilos se disparan y luego tardamos mucho tiempo en perderlos, además de que no es nada sano.

Ahora convendría perder algún kilito que más adelante, aunque lo intentemos, ganaremos. Ahora es el tiempo de preparar nuestro cuerpo para los excesos navideños. 


Todavía faltan algunos días, pero ya los anuncios en la tele, los supermercados, y los escaparates comienzan a recordarnos que los "atracones" navideños se acercan. Turrones, polvorones, mazapanes, mariscos, foie, bombones, carnes con salsa, pescados elaborados... en unas sobremesas interminables, nos esperan cada año para adquirir calorías y más calorías.
 
Es el momento de evitar los malos hábitos y tomar en cuenta algunos consejos que nos ayudarán a pasar las fiestas de manera más sana y evitando aumentar de peso, los empachos y las sobrecargas de hígado y riñón.
  • Es conveniente llevar la dieta lo más sana posible, reduciendo la sal, evitando comidas muy elaboradas y cocinando al vapor, horno, plancha, papillote, hervido.
  • Así mismo, no debemos saltarnos ninguna de las comidas. El desayuno será completo para tener la suficiente energía hasta la hora de la comida, y la cena será la más ligera, pues por la noche se consumen menos calorías.
  • Es imprescindible beber mucha agua e infusiones que nos ayuden a arrastrar las toxinas y a facilitar el trabajo al riñón (menos para los que tienen el líquido restringido).
  • Aumenta el consumo de fibras, pues ayuda a eliminar las toxinas y limpiar el organismo.
  • Realizar ejercicio es muy importante para quemar calorías y para mantenerse en forma. Luego nos tocará las eternas sobremesas, sin moverse de la silla y con la mesa llena de dulces típicos de las fechas. Si no tienes tiempo para ir a un gimnasio, camina... ves al trabajo andando, bájate una parada antes o aparca el coche bastante antes de llegar al trabajo.

Si te cuidas antes de los "atracones" navideños tu salud y tu cuerpo te lo agradecerán.




Ana Hidalgo

viernes, 28 de noviembre de 2014

Cosas que debes saber si quieres comenzar a escribir un blog



 Con mis cuatro años en el mundo bloguero, ya puedo decir que tengo un poco de experiencia en el tema. 
Al principio, mis primeros pasos fueron torpes y algo complicados, al no saber cómo debía empezar, cómo debía expresarme, qué era un gadget, cómo realizar una entrada, qué dibujo o foto poner y cómo hacerlo... en fin, que estaba "pez" en el tema.
Por eso, quiero dar una pequeña orientación a todos aquellos que quieran iniciarse en este apasionante mundo del blog y os daré unos pequeños consejos, basados en mi experiencia:
  1. Antes de crear el blog, hay que saber con seguridad sobre qué tema o temas vas a tratar.
  2. Seguidamente, hay que crearlo. En blogger es bastante sencillo (dentro de lo que cabe)
  3. Escoge bien los colores de fondo y de las letras para que no molesten a la vista y se puedan leer bien. Aléjate de fondos negros y letras brillantes.
  4. Procura escribir sin faltas de ortografía, aunque puede que alguna se "cuele", sin darte cuenta. Un texto con muchas faltas de ortografías provoca que te vayas de la página enseguida y no genera confianza.
  5. A los lectores les gustan los posts no demasiado largos, claros y con buenas descripciones.
  6. Si aportas fotos que no sean tuyas, procura poner la dirección o el nombre de dónde provienen.
  7. No es imprescindible que escribas todos los días, pero hay que hacerlo con cierta regularidad.
  8. Contesta a todos los comentarios, por lo menos para expresar tu agradecimiento.
  9. La información que compartas en tus artículos ha de ser veraz y real (sobre todo en temas de salud).Y si copias algún artículo, cita siempre la fuente de dónde proviene. 
  10. Y por último, se ha de tener en cuenta que no siempre se tiene la misma inspiración. Hay que estar atento a cualquier señal (televisión, un libro, algo que nos han dicho...) que nos pueda despertar alguna idea para un post.


Ana Hidalgo

domingo, 23 de noviembre de 2014

Lumbago



Estás limpiando los cristales (por poner un ejemplo) y cuando te agachas para limpiar la parte de abajo sientes un dolor en la parte baja de la espalda... y te quedas clavado/a. Es doloroso y te impide levantarte, además sientes que el dolor se irradia también por la pierna. Es lumbalgia. 

El lumbago o lumbalgia suele ocurrir, por lo general, al agacharse de una manera forzada, al levantar pesos de manera incorrecta o debido a posturas poco recomendables.

Dejando aparte otros problemas graves de columna (artrosis, hernia discal, etc...) este tipo de dolor suele ser pasajero y circunstancial. Puede durar unos pocos días o varias semanas.

Para evitar sufrir de lumbalgia debemos tener cuidado con las posturas que se adoptan, tanto en casa, en el trabajo, al coger un bebé, conduciendo. 

Algunos consejos para prevenir y tratar la lumbalgia son:
  • Es conveniente mantener un peso adecuado, evitando la obesidad, y es recomendable realizar ejercicio suave habitualmente. Un ejercicio indicado para fortalecer la musculatura de esta zona es la natación. El yoga o el Tai-Chi también son ejercicios ideales pues ayudan a mantener la elasticidad de la espalda.
  • Normalmente, los médicos recomiendan que en las primeras horas de un ataque de lumbalgia se aplique frío, aunque luego conviene seguir con calor seco local.
  • Hay que mantener un reposo relativo, evitando realizar esfuerzos, sobre todo en pleno ataque de lumbago. Pero no es aconsejable quedarse en la cama todo el tiempo, sólo en los momentos de más dolor, ya que se debilita la musculatura y la recuperación es mucho más lenta.
  • En el momento de levantarte de la cama, no lo hagas de golpe, hazlo rodando, con cuidado y suavemente. Te deslizas hasta el borde de la cama y una vez allí haces que salgan las piernas primero, cuidando de mantener estable y rígida la espalda. Ese movimiento hará como de trampolín y elevará la parte superior del cuerpo.
  • Para prevenir futuras lumbalgias procura mantener una buena higiene postural. Si vas a permanecer mucho tiempo de pie, apoya el pie sobre una pequeña tarima o taburete y ve cambiando de lado. Aquí puedes encontrar consejos para una buena higiene postural.

Image Hosted by ImageShack.us

lunes, 17 de noviembre de 2014

Hoy estoy contenta



Hoy estoy muy contenta y orgullosa. Siento que todo mi esfuerzo está siendo reconocido,que mi trabajo está siendo recompensado y que la página que con tanto esfuerzo he creado, está logrando llegar a la gente.

¡Cuántas noches me he quedado hasta las "tantas" intentando resolver un problema de mi blog, sin saber cómo hacerlo y solo con orientación de otras páginas, buscando frenéticamente para poder resolver el problema cuanto antes!. Y si no lo conseguía arreglar, no "pegaba ojo" esa noche.

¡Cuántas veces he metido la pata y cuando ya creía haber terminado mi artículo, he tocado algo que ha hecho que se borrara por completo!.
¡Qué rabia y que coraje!¡Qué dolor de cabeza!. Es lo que tiene ser autodidacta. 


Pero lejos de rendirme, he vuelto a reescribir por completo el post y lo he vuelto a publicar.Todo lo que he conseguido ha sido por mérito propio y sobre todo por cabezonería.

No sabía yo lo agotador que es pensar y pensar, dando vueltas a la mente, para ver si se me ocurre otro tema para publicar. Otra cosa que no sabía es que las ideas pueden venir de repente, y entonces, es un no parar hasta terminar el artículo.

Pero como he dicho al principio, estoy muy contenta, sobre todo por las felicitaciones y las palabras de ánimo y aliento que recibo a diario. Día a día va creciendo el número de seguidores y amigos. Personas que se interesan por lo que escribo, por mis consejos, por mis experiencias. Eso consigue que me esmere mucho más, busque más información y más temas, y todo con palabras sencillas, para que puedan llegar a todo el mundo.

Al escribir este pequeño post, lo hago con la intención de agradecer a todos vuestras palabras de felicitación y apoyo, y para que sepáis que me alegra enormemente y hace que me sienta orgullosa.
Y ahora... a seguir.


Ana Hidalgo

domingo, 2 de noviembre de 2014

No te rindas, tú puedes




A ti que estás en pre-diálisis, a ti que estás en diálisis y a ti que estás trasplantado... a todos los enfermos renales en general que sienten el peso de la enfermedad como una losa la cual les impide seguir viviendo y disfrutando de la vida, os digo : Se puede vivir y tener una buena calidad de vida si uno quiere.

¿De qué sirve lamentarse, quejarse, enfadarse con el mundo y con nuestros seres queridos? ¿Vas a ganar algo comportándote de esta manera?. No, rotundamente, no. Como mucho, lo que vas a conseguir es empeorar tu salud, y la relación con el mundo que te rodea.
Por lo tanto, empieza por quitarte la máscara de tristeza y de pesimismo y planta en tu cara una sonrisa, verás que te sientes mejor, tu cuerpo reacciona a la enfermedad de mejor manera, la gente acudirá a ti y mejorarán tus relaciones sociales y personales.


Parece complicado, pero es cuestión de querer, y ya se sabe... hace más el que quiere que el que puede. No te creas que eres el único que sufre y el que pasa penalidades, se trata de que comiences a ver tu enfermedad como algo que forma parte de ti y que habrás de llevarla toda la vida.
Así que ya sabes... en tus manos está tu decisión.
                 
                   NO TE RINDAS, TÚ PUEDES.

Ana Hidalgo



domingo, 26 de octubre de 2014

Preocuparse... lo justo. Mejor ocuparse



Cualquier persona a la que le ha sido diagnosticada una enfermedad, sea crónica o no, se preocupa por ella. Lo normal es que se asuste y piense más de la cuenta, incluso llegando a no dormir bien por las noches. Las preguntas sin respuestas, el ¿Por qué a mí?, la tristeza, la rabia y la desesperación son emociones que salen a flote sobre todo en las primeras etapas.
La preocupación a veces es tan fuerte, que paraliza, en el enfermo, la capacidad de reaccionar y ocuparse, es decir de actuar. El miedo a lo que le espera puede llevarle a conformarse con la situación.
Pero hay que pararse a pensar que con todas la emociones negativas, la apatía, el desánimo, la tristeza... lo único que consigues es empeorar tu estado, físico y mental.
Si dejas rienda suelta a la imaginación e inventas historias, las preocupaciones pueden ocupar todo tu tiempo.
No digo que haya que cerrar los ojos ante nuestra situación, decir que todo va bien y que todo está estupendamente, lo que sí hay que procurar es no preocuparse demasiado por resultados o desenlaces que no sabes si ocurrirán. En vez de eso, OCÚPATE, y actúa en consecuencia de lo que tú quieres y de cómo te quieres sentir.


Cuando te enfrentas a determinadas situaciones, en este caso la enfermedad, te puedes plantear dos cosas:  puedes elegir preocuparte, o por el contrario, puedes elegir ocuparte del asunto y después ya veremos.
Preocuparse, sí, lo justo, pero enseguida hay que disponerse a ocuparse: ocuparse de comprender la enfermedad, ocuparse de preguntar todo lo que se desconoce y todas las dudas, ocuparse de llevar la dieta y el tratamiento a rajatabla, ocuparse de mantener un estilo de vida saludable, ocuparse de intentar ser feliz con lo que uno tiene, ocuparse de vivir...

La preocupación dará paso a la ocupación permitiendo que puedas vivir con emociones más positivas que favorecerán tu estado de ánimo y tu salud.

Al final, todo se resume en una elección y una decisión.



Ana Hidalgo


martes, 21 de octubre de 2014

Vencer la apatía y la pereza



Como cada día, esta mañana ha sonado el despertador; con ojos soñolientos, lo apago y pienso: - "me tengo que levantar que tengo miles de cosas que hacer"-.  
Al final pasan diez minutos cuando, poco a poco, comienzo a levantarme. Soy una persona que me gusta cumplir con mi horario y que tengo bastante fuerza de voluntad, aunque a veces no estoy en las mejores condiciones.

Una vez levantada, hago mis estiramientos... en esos momentos noto las agujetas que el zumba de la tarde anterior me ha dejado de recuerdo. No me desagradan, pero... ¡ cómo duelen, corcho!

Poco a poco me activo y me pongo en marcha, no dejo que la pereza y el cansancio me venzan. Si tengo que ir más despacio, voy, pero yo cumplo mi rutina y mis tareas. 

Es difícil, para las personas con una enfermedad crónica, no dejarse vencer por la apatía y la pereza cuando no se está en las mejores condiciones. Pero lo peor que puedes hacer es, sentarte en el sofá o quedarte en la cama todo el día sin moverte, porque no tienes ganas de hacer nada o estás cansado.


Aunque sea poco a poco, hay que realizar las actividades que se puedan, y aunque parezca contradictorio, realizar algo de ejercicio suave ayuda a fortalecerse y tener más energía.


En cambio, si te encuentras demasiado mal, no es conveniente moverte. Hay que reposar hasta que el cuerpo se recupere de nuevo. Un esfuerzo sobrehumano tampoco es conveniente. Si tienes mucho dolor y malestar, es mejor descansar y tener paciencia.

Todos pasamos momentos de sentirnos apáticos, desganados o simplemente cansados, bien sea por la anemia, por una mala noche, o por el trabajo... 

En resumen puedo decir que, después de un pequeño esfuerzo, mi día está concluyendo de forma positiva. Parece como si a medida que pasara la jornada mis fuerzas hayan ido aumentando y a pesar del día ajetreado que he tenido, me siento mucho mejor que esta mañana. 


Image Hosted by ImageShack.us



jueves, 16 de octubre de 2014

¡Mi riñón cumple 23 años!




Hace 23 años que llevo este trasplante. Y cada año me acuerdo de mi donante y de la familia que a pesar de la gran pérdida y del dolor y en esos momentos más duros, donaron los órganos de su familiar para que personas como yo pudiéramos tener otra oportunidad de seguir viviendo. 
No soy poetisa pero este año he querido hacer un esfuerzo y he escrito un pequeño poema para agradecer y recordar a mi donante.


23 años trasplantada

Hoy es un día especial, 
un día para celebrar,
un día para recordar
a mi "ángel" donante.

Veintitrés años viviendo,
con un riñón donado,
que una persona generosa
mi vida ha mejorado.

Pero no puedo olvidarme,
de la familia del donante,
que con tristeza y dolor
sus órganos donó.

Por ese motivo,
y con gran emoción,
le doy las gracias
con todo mi corazón.

Y mientras, sigo cuidando,
con atención y esmero,
ese pequeño riñón
para que siga funcionando.

Gracias, gracias, gracias,
querido donante te doy,
un millón de gracias
por ser mi salvador.


Ana Hidalgo

sábado, 11 de octubre de 2014

Relación entre la salud dental y el corazón


Algunas personas tienen la buena costumbre de acudir puntualmente a sus revisiones con el dentista y a realizarse una higiene dental aproximadamente una vez al año (yo soy una de ellas). Esto ayuda a cuidar la salud de la boca y a evitar que el día de mañana puedan padecer infecciones, tener piorrea e incluso perder varias piezas dentales, con el inconveniente de restar calidad de vida. Pero además de todo esto están cuidando... ¡su corazón y también el cerebro!


En el interior de nuestra boca conviven cientos de bacterias en un equilibrio casi perfecto. Pero si hay algo que rompe ese equilibrio -y una mala higiene bucal puede ser la causante-, las bacterias "malas" van ganando terreno. Además de alterar el estado del interior de nuestra boca, debilitar las encías y dañar los dientes, estas bacterias pueden decidir salir "a explorar" otros territorios y viajar a través del torrente sanguíneo.


El peligro existe, sobre todo, porque estos microorganismos (las bacterias malas) son capaces de provocar coágulos de sangre en personas predispuestas o con salud débil (inmunodeprimidos, enfermos renales, enfermos de corazón, diabéticos...). Por eso, una mala higiene oral puede acabar provocando un infarto al corazón o un ictus (derrame cerebral).


Recuerda estos consejos para mantener una boca en buen estado:

  • Cepíllate, como mínimo, dos veces al día los dientes, las encías y la lengua.
  •  Usa hilo dental una vez al día, sobre todo por la noche, o más a menudo si comes algún alimento pegajoso y que se quede entre los dientes.
  • Utiliza un colutorio o enjuague bucal un par de veces al día.
  • Acude de forma periódica a la revisión bucal una vez al año o dos (depende de lo que te aconseje el dentista). 



Ana Hidalgo

domingo, 5 de octubre de 2014

Mis reflexiones: ¡Cómo está el país!


Foto: EDUCO  http://www.intervida.org/
Aunque en mi blog el tema es la enfermedad renal y la calidad de vida de los pacientes crónicos, la situación actual de la política y la economía española es un tema que influye mucho en esta calidad que, a duras penas, algunas personas  pueden conseguir. Los recortes en Sanidad y el desmantelamiento de ésta, el aumento del paro, los desahucios, los recortes en ayudas a la dependencia... van, poco a poco, minando la salud de muchas personas y empeorando la de las que ya están enfermas. 

Aumento de personas con depresión, abandono de la toma de medicamentos por la imposibilidad de pagarlos, no poder cumplir la dieta que tiene que llevar un enfermo crónico por falta de dinero, listas de espera interminables para realizar intervenciones quirúrgicas... son algunas de las consecuencias de este desastroso Gobierno. Un Gobierno que lo que menos le importa son las personas; sólo le interesa lucrarse sea como sea y a costa de quien sea.

Un ejemplo de estas personas a la que la desgracia le ha venido de cara es alguien que llegó al centro donde, junto a otros compañeros, reparto alimentos como voluntaria de la Cruz Roja. Los alimentos que repartimos son los que nos donan y cada familia tiene su lote adjudicado. Esta persona tiene insuficiencia renal crónica y no hace mucho que le pusieron el catéter para la diálisis peritoneal. Me comentó que estaba a punto de comenzar el entrenamiento para realizarse el tratamiento.

Todo los que padecemos esta enfermedad y los que la conocen, sabemos que hay muchos alimentos que están prohibidos o muy limitados (verduras: remojo y doble cocción, frutas limitadas... aparte de muchos alimentos más). Allí no pueden escoger, y esta persona tiene que comer lo que le damos, sin apenas posibilidad de realizar una dieta correcta para la insuficiencia renal. 

Se me parte el alma ver estas personas que, además de cargar con una enfermedad crónica, tienen que verse en una situación tan dura como ésta. 


Para que os hagáis una idea, en el punto donde realizamos el reparto se ha tenido que ampliar el horario, pues el número de familias en extrema pobreza va aumentando y las listas de espera, también.
Hay familias con dos o tres hijos que se ponen contentísimos cuando les damos golosinas, donuts o magdalenas. Además de los enfermos crónicos, también los niños sufren mucho esta crisis; sobre todo aquellos que están en pleno crecimiento y sus huesos necesitan buenos "materiales" para crecer fuertes y sanos que sólo una buena alimentación puede darles.

Y mientras, los de "allá arriba", viven en su mundo de "Alicia en el país de las maravillas", diciendo que todo está bien y que estamos saliendo de la crisis...
¡Ja! Me río por no llorar.




Ana Hidalgo


miércoles, 1 de octubre de 2014

1ª "Trobada de personas grans" organizada por Cruz Roja


El 1 de Octubre es el Día Internacional de las personas mayores. Y para conmemorar ese día, Cruz Roja ha organizado un encuentro para estas personas a Montserrat, el cual ha tenido un éxito total, pues entre personas mayores y voluntarios nos hemos juntado unos 650.
El día ha comenzado con la llegada al pie de la maravillosa montaña. La subida hasta el recinto de Montserrat se ha realizado con el tren cremallera. Después de hacer cola para la identificación de nuestros mayores y la correspondiente bolsita con desayuno y varias cositas más, nos hemos dirigido a visitar el Museo, la Abadía y después hemos podido contemplar la exhibición de los estupendos perros de salvamento y rescate de la Cruz roja.



En el punto de salud constante la persona que lo ha querido ha podido comprobar el estado de su tensión arterial y recibir algunos consejos de salud.
 Luego, alguna compra típica de allí (carquiñolis, miel, caramelos...) y después, la comida, que por cierto no ha estado nada mal. 


Durante todo el día nos ha acompañado una espesa niebla, que nos ha dificultado poder contemplar el maravilloso paisaje. 
Después vuelta a bajar con el tren cremallera hasta el parking en busca de nuestro autocar.
Lo más importante de todo el día ha sido el buen ambiente que ha habido en nuestro grupo y lo contentos que han quedado nuestros mayores.
Y para mí... ha sido un día muy gratificante y que me ha llenado de satisfacción.
Nuestros mayores se merecen todo esto y más...

Image Hosted by ImageShack.us


domingo, 28 de septiembre de 2014

¡Aquí estoy yo!


En la vida, cada persona tiene su papel adjudicado. Para nosotros, las personas con una enfermedad crónica, ese papel está marcado con dos opciones: la de vivir y disfrutar de la vida a pesar de la enfermedad y el dolor que a causa de ella sufrimos, o la de refugiarnos en ese dolor y en la pena de estar enfermos, escondiendo la cabeza como un avestruz y perdiendo cosas maravillosas que la vida nos quiera deparar. 

Por eso, tenemos que levantar bien alta la cabeza y decir: -"¡Aquí estoy yo!, y puedo con todo lo que se me presente. Y aunque a veces las fuerzas parece que flaquean, me levantaré y volveré a enderezarme con orgullo y valentía"-.

La vida tiene momentos muy bellos y hay que disfrutarlos y atesorarlos en nuestra memoria, pues ello nos ayudará a superar los baches que se nos vayan presentando por este camino lleno de espinas, pero con hermosas rosas, a su vez.


Ana Hidalgo



lunes, 22 de septiembre de 2014

Los hematomas




Un hematoma, vulgarmente conocido como "morado", "moratón" o "cardenal", es una acumulación de sangre, originada en general por la rotura de vasos capilares después de darse un golpe, una contusión o por alguna magulladura. Esta sangre se filtra hacia los tejidos justo debajo de la piel, por lo que se hace muy visible y llamativo.

Hay personas, como yo misma, que tenemos más tendencia a que nos salgan "moratones"con solo darnos un golpecito o con pequeñas contusiones. Suele ocurrir porque los vasos sanguíneos son débiles. Las personas con enfermedad renal o que toman anticoagulantes, son susceptibles de tener hematomas por roces o pequeños golpes.


Cuando te sale un moratón es normal que duela, se inflame y haya calor y enrojecimiento de la zona. Por estos motivos, también es muy normal que la zona esté muy sensible al tacto. Un pequeño roce te hace "ver las estrellas".


El moratón va cambiando de color a medida que pasa el tiempo. Pasa del rojo-morado al azulado y posteriormente a un tono verdoso y luego más amarillento, hasta que la piel vuelve a adquirir de nuevo su color normal. 


También suele ocurrir que el hematoma  "se mueva". Es decir que aunque sale en el punto que te has dado el golpe, se desplaza un poco, ocupando zonas de alrededor de donde sucedió el daño. Algunas veces incluso asusta ver como crece o "se expande", según el golpe que nos hayamos dado. Esto ocurre sobre todo en personas, como he dicho anteriormente, susceptibles de que les salga un hematoma con un pequeño roce. 


Si te das un golpe, es muy recomendable, sobre todo al principio, y cuanto antes, mejor, aplicar hielo para evitar la inflamación y que el hematoma se extienda. El hielo no se colocará en contacto directo con la piel, sino que se envolverá con un paño o tela. Si es necesario se mantendrá la zona del hematoma elevada.


Una vez ha salido el moratón, este seguirá su curso. Se pueden aplicar pomadas tópicas para favorecer la reabsorción del hematoma (consultar con el farmacéutico). Si el dolor es intenso, se puede tomar paracetamol (consultar con el médico).


Para prevenir los hematomas lo mejor es no darse golpes y evitar las caídas, pero si eres tan patoso o patosa como yo, lo tenéis claro. A mi me tienen manías las manillas de las puertas y las esquinas de las mesas bajas. 

Así que...cuidaos mucho.

Ana Hidalgo




jueves, 18 de septiembre de 2014

Adaptación del ejercicio en cada etapa de la enfermedad renal


Los beneficios de realizar alguna actividad física o deporte son conocidos por todos. Voy a citar algunas de las ventajas que nos aporta la práctica regular de ejercicio: 
  • Nos ayuda a mantener el peso y a bajarlo. El ejercicio es la clave para mantener un peso saludable.
  • Disminuye la posibilidad de sufrir una enfermedad cardiovascular, nos ayuda a reducir la tensión arterial y a bajar los niveles altos de colesterol.
  • Los huesos se fortalecen y disminuye el riesgo de sufrir fracturas y evita o detiene el curso de la osteoporosis.
  • Nos ayuda a mantener los músculos fuertes.
  • Tenemos más resistencia, nos cansamos menos y se tiene más energía durante el día.
  • Mejora nuestra coordinación, nuestra flexibilidad y nuestra capacidad física.
  • Nuestro ánimo y nuestra autoestima suben al sentirnos mucho mejor
  • Disminuye el estrés y mejora la calidad del sueño.

Estos son algunos de los beneficios que podemos comprobar al realizar algún tipo de actividad física, pero hay muchos más.

Las personas con una insuficiencia renal crónica, pasamos por diferentes etapas a lo largo de nuestra vida, y no sólo eso, sino que incluso estando en una etapa buena (como en un trasplante), podemos tener momentos de "bajón", por diferentes motivos (anemia, una gripe, una infección, un dolor muscular...). También es importante tener en cuenta la edad de la persona y el deterioro físico que deriva de muchos años de diálisis u otras patologías.
Por eso, es muy importante adaptar nuestro esfuerzo físico y el tipo de actividad que realizamos a cada momento de nuestra vida.

Se ha demostrado que hacer ejercicio físico de manera regular mejora el bienestar y la tolerancia a la diálisis y las personas que lo hacen tienen menos cansancio después de las diálisis. En las personas trasplantadas, nos ayuda a mantener nuestro peso, fortalece nuestro corazón, nuestros huesos y muchos beneficios más.
En general, en todos los enfermos renales, el ejercicio mejora enormemente la calidad de nuestra vida.

Si estás en una fase en la que tienes mucha energía y te encuentras estupendamente, aprovecha para realizar ejercicios aeróbicos y cardiovasculares a diario y una media hora como mínimo. Te sentirás muy bien y tu cuerpo te lo agradecerá. 
Pero, si por el contrario, estás pasando una época en la que te sientes cansado o con algún tipo de dolor, baja el ritmo pero no te quedes inactivo.
Caminar o pasear, subir escaleras despacio, realizar las tareas del hogar con buenas posturas, practicar yoga o tai-chi, son ejercicios que se pueden realizar a un ritmo pausado y con tranquilidad... Aunque notes que no puedes hacer mucho, lo mínimo que hagas será muy beneficioso y, poco a poco, irás de nuevo recuperando las fuerzas.

De todos modos, antes de comenzar a realizar una actividad física, sobre todo en el caso de que nunca hayas practicado ningún deporte o ejercicio, hay que consultar con el médico.


Ana Hidalgo


miércoles, 17 de septiembre de 2014

¡Qué cansancio llevo!


Dos noches de tormenta intensa (incluso la anterior noche con pequeños tornados) que me alteran y me ponen muy nerviosa. El ruido de los truenos y la intensidad de la lluvia es algo que no llevo demasiado bien y que me hacen estar con los ojos como platos y dando vueltas en la cama sin parar. A eso le sumamos la situación de mi perrita recién operada y también temblorosa por el ruido de la tormenta, con lo que me he pasado las tres últimas noches levantándome de la cama para vigilar su estado. 
Y para postre vengo arrastrando cansancio del palizón de mis clases de zumba. 
Resultado: hoy camino como una "zombie"; las piernas me pesan y me duelen y los ojos me escuecen por el sueño atrasado. 

A pesar de todo, he seguido con mi ritmo de vida, un poco más ralentizado y hoy voy a ir a mis clases de zumba como siempre, aunque me lo voy a tomar con tranquilidad y disminuiré la intensidad del ejercicio. Una pequeña siesta de media hora me ha ayudado mucho a recuperar algo de energía y me ha hecho sentirme mejor.


El ejercicio, aunque no lo parezca, ayuda a reducir el cansancio, aunque hay que ajustarlo a la situación del momento. A primera vista, el ejercicio puede representar una quema importante de reservas energéticas, pero el hecho es que nos ayuda a mejorar la circulación sanguínea y a oxigenar cada célula de nuestro cuerpo, aumentando el nivel de energía de todos los órganos. 

Otro de los innumerables beneficios de practicar ejercicio es que ayuda a que el cuerpo y la mente consigan una mejor relajación, lo cual garantiza un descanso reparador.

Seguro que esta noche caigo "en redondo" en la cama... si no hay tormentón de nuevo.

Image Hosted by ImageShack.us


domingo, 14 de septiembre de 2014

Mis cosas: Mi rostro y sus cuidados.



Os presento mi nuevo aparatito. Como sabéis me encanta cuidarme la piel, sobre todo la del rostro, y mantener un aspecto cuidado a pesar de que las arrugas ya han hecho su aparición. 


En una persona con una enfermedad crónica, con muchos ingresos hospitalarios, operaciones, pruebas, diálisis ...y tal, y tal, y tal... la piel se resiente mucho más que en una persona sana. Ese es mi caso y siempre he procurado llevar una rutina estricta con la limpieza y cuidado (nutrición, hidratación, protección solar...).


Ahora, acercándome a la cincuentena, mi piel comienza a demandarme cuidados más intensos, si cabe, y más nutrición y productos para reafirmar (la ley de la gravedad no tiene compasión).


Así que decidida me compré este "cacharro", que además de nutrir mi piel tiene efecto tensor (lifting). La verdad es que hay que ser constante (como en todo) para notar sus efectos... y de hecho, yo los estoy notando. 


Con esto quiero decir, que la piel hay que cuidarla, sobre todo si sufre muchos estragos debido a la diálisis, las estrictas dietas de los enfermos renales, las operaciones, las medicaciones, los rechazos y todas las demás visicitudes por las que tenemos que pasar los enfermos con insuficiencia renal. 


Image Hosted by ImageShack.us

jueves, 11 de septiembre de 2014

¡Ya son 4 años con el blog!



Si hace cuatro años me dicen que el blog que comencé, sin saber bien a ciencia cierta qué hacer y cómo hacerlo, iba a llegar a este punto, me río a carcajadas. Tampoco me podía imaginar, por aquella época, el éxito que iba a tener y la cantidad de personas que iban a seguirme con interés, así como las muestras de apoyo y de confianza que iba a recibir.

Para mí es una gran satisfacción saber que detrás de la pantalla del ordenador o del móvil, hay personas que leen mis artículos, mis frases, mis consejos... y que aunque sea por un momento se sienten acompañados y aliviados en sus penas y dolores. 

Cuando me escriben para contarme que les he subido la moral, cuando me cuentan cosas que no cuentan a nadie y con mi respuesta logro ayudarles un poquito, cuando están desorientados y asustados por desconocer la enfermedad y consigo aportarles algo de luz y tranquilidad, o simplemente cuando me escriben para charlar un poco conmigo... me siento muy bien y muy orgullosa de seguir con esta tarea. 

No voy a negar que hay momentos en que siento que ya no sé que más escribir, que no encuentro inspiración, que pienso que ya he escrito todo. Pero, de repente, se me vuelve a ocurrir otro tema que escribir... ¡y allá que voy!.

Por eso, como cada año, quiero volver a daros las gracias por continuar conmigo, por estar junto a mí , por participar activamente, tanto en el blog, como en Facebook, Twitter o Google+, y os animo a colaborar con alguna historia o artículo en mi página. Estaré encantada de compartirlo.

¡¡¡Gracias !!!

Image Hosted by ImageShack.us



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info