jueves, 28 de noviembre de 2013

Miss Starry (vocalista). Historia de mi trasplante



Mi historia podría definirse como complicada, o bien... diferente, o bien... increíble, depende de cómo se lea, habrá opiniones varias, y bueno; yo voy a contarla:

Todo empezó cuando tenía 20 años. Mis síntomas eran desconocidos por mí, pero evidentes para mi doctora (pérdida de peso, mucha sed, ganas frecuentes de orinar, etc...). Entonces aquella máquina marcaba 400 de azúcar. Del centro de salud al Hospital La Paz. Cuando estaba en observación un tiempo largo, se acercó una doctora y me dijo: "A partir de ahora eres diabética". A partir de ahí mi vida cambió. 

Fueron años muy difíciles. Después de 13 años de una muy mala evolución de la enfermedad (D.M. Tipo 1), con picos en combinación de grandes contrastes de niveles altos y bajos, combinados con muchos factores negativos, como una cierta rebeldía ante la enfermedad, pues ningún profesional me daba una explicación médica, y, que sepamos en la familia, no teníamos constancia de ningún familiar con este problema.

La diabetes es una enfermedad muy difícil. El cuerpo no reacciona siempre igual a la insulina inyectada, y , por mucho que se lleve una vida ordenada con horarios de comida continuados, siempre nos sorprende con algún síntoma en nuestro cuerpo.

En 2008, mi vista empezó a empeorar paulatinamente, empezando a darme sesiones de láser y una vitrectomía en cada ojo. El ojo izquierdo no se salvó. Tan sólo veo con el derecho y no nítidamente.
Paralelamente, los síntomas de daño renal también empezaban a mostrar su evidencia: retención exagerada de líquidos y subida de tensión.
Acudí al hospital con una presión arterial de 16/12 y estuve ingresada bastante tiempo en Torrecárdenas (Almería).

Estos tiempos fueron muy difíciles para mí. Fue entonces cuando los médicos me dijeron que el siguiente proceso era la hemodiálisis y lista de espera para trasplante.
La verdad es que esta historia no es nada agradable.

Lo que yo quiero reflejar realmente es, que gracias al trasplante, puedo llevar una vida normal. 
Me he refugiado en la música, que es lo que siempre me ha gustado desde pequeña, sobre todo cantar.
Y ahora me dedico profesionalmente a ella. Es mi terapia, lo que me da paz y tranquilidad.

Antes, cuando estaba en diálisis, apenas podía hacerlo; me asfixiaba, no me llegaba el aire bien y tenía que cantar sentada y música suave. A partir del trasplante todo cambió; me resurgió la voz de dentro, empecé a transmitir. Fue increíble. Cambió mi forma de ver la vida y también mi forma de cantar.
Mi nombre artístico es Miss Starry.

Un consejo que os doy: perseguid vuestros sueños.

Rocío Starry


Si queréis saber más de Miss Starry, entrad en este enlace :
https://soundcloud.com/starry-2


Ana Hidalgo


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info