jueves, 7 de noviembre de 2013

Mitos y creencias sobre la tensión arterial


Foto de: Ana Hidalgo

Muchas personas tienen algunas ideas equivocadas sobre la tensión arterial, mitos que circulan de boca en boca, ideas populares muy arraigadas pero carentes por completo de base científica.
He aquí algunas:
  • "Si estoy tomando la medicación durante un tiempo y la tensión se normaliza, ya puedo dejar de medicarme". Este es un gran error, ya que, en la mayoría de los casos, la persona a la cual se le diagnostica hipertensión arterial será hipertensa para toda la vida, y necesitará medicarse y controlar su tensión para mantenerla a raya. No hay que dejar la medicación sin que el médico lo indique, pues de lo contrario puede volver a subir. Tampoco se debe cambiar la dosis si no lo ordena el médico.
  • "Como ya me estoy tomando la medicación para bajar la tensión, puedo tomar la sal que quiera"La sal, retiene líquido y eleva la presión arterial, por lo tanto, siempre es más aconsejable realizar una dieta baja en sodio aunque tomes una medicación específica para bajarla. Además, la medicación será más efectiva si se toma poca sal.
  • "Yo soy de tener la tensión descompensada". Es una frase que se utiliza mucho cuando, al realizar la medición de la tensión, las cifras están muy cercanas, es decir, la máxima y la mínima tienen los valores muy cercanos. Pero esto, no es relevante, ya que lo importa es que tanto la "alta" como la "baja" estén dentro de los límites normales, por debajo de 140/90. Se puede tener una tensión alta o una tensión baja, pero no compensada o descompensada.
  • "Si dejo el café y el picante es suficiente para que pueda controlar mi tensión". Aunque no es conveniente tomar demasiado café y recomiendan no sobrepasar las tres tazas, no está demostrado que el consumo habitual provoque hipertensión. Lo mismo para las comidas con especias, al contrario, según dicen algunos estudiosos, una pequeña cantidad de especias podría ser beneficiosas por su efecto relajante en los vasos sanguíneos.
  • " Como soy de tener la tensión alta, cuando me baja me siento mal". Cuando una persona, recién diagnosticada de hipertensión empieza a tomar el tratamiento correspondiente se siente como decaída, cansada, chafada y con mareos. Eso le lleva a creer que las pastillas no le sientan bien y que en realidad su cuerpo necesita tener una tensión más alta de lo normal porque es a lo que está acostumbrada. Pero eso no es cierto, bastará con que deje pasar unos días para que su cuerpo se regule y se acostumbre a las pastillas.
  • "No pasa nada si tengo la tensión máxima alta y la mínima está dentro de los límites".  Resulta tan perjudicial para nuestra salud tener elevada la presión máxima (sistólica), como la mínima (diastólica). Como he dicho anteriormente, la tensión normal ha de estar, preferentemente, por debajo de 140/90.

Ana Hidalgo




2 comentarios:

  1. Tengo medicación para la tensión y a veces, la máxima me sube a 15 y la mínima cerca de 11, solo es en contadas ocasiones pero me dura tres o cuatro días. Gracias por el aporte.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana. Es importante que comentes eso con los médicos, puede que tengan que realizar un reajuste en la medicación. Y, por supuesto, nunca hay que dejar de tomar nuestra medicación ni cambiarla sin la autorización expresa de los médicos.
      Un saludo

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info