jueves, 18 de septiembre de 2014

Adaptación del ejercicio en cada etapa de la enfermedad renal


Los beneficios de realizar alguna actividad física o deporte son conocidos por todos. Voy a citar algunas de las ventajas que nos aporta la práctica regular de ejercicio: 
  • Nos ayuda a mantener el peso y a bajarlo. El ejercicio es la clave para mantener un peso saludable.
  • Disminuye la posibilidad de sufrir una enfermedad cardiovascular, nos ayuda a reducir la tensión arterial y a bajar los niveles altos de colesterol.
  • Los huesos se fortalecen y disminuye el riesgo de sufrir fracturas y evita o detiene el curso de la osteoporosis.
  • Nos ayuda a mantener los músculos fuertes.
  • Tenemos más resistencia, nos cansamos menos y se tiene más energía durante el día.
  • Mejora nuestra coordinación, nuestra flexibilidad y nuestra capacidad física.
  • Nuestro ánimo y nuestra autoestima suben al sentirnos mucho mejor
  • Disminuye el estrés y mejora la calidad del sueño.

Estos son algunos de los beneficios que podemos comprobar al realizar algún tipo de actividad física, pero hay muchos más.

Las personas con una insuficiencia renal crónica, pasamos por diferentes etapas a lo largo de nuestra vida, y no sólo eso, sino que incluso estando en una etapa buena (como en un trasplante), podemos tener momentos de "bajón", por diferentes motivos (anemia, una gripe, una infección, un dolor muscular...). También es importante tener en cuenta la edad de la persona y el deterioro físico que deriva de muchos años de diálisis u otras patologías.
Por eso, es muy importante adaptar nuestro esfuerzo físico y el tipo de actividad que realizamos a cada momento de nuestra vida.

Se ha demostrado que hacer ejercicio físico de manera regular mejora el bienestar y la tolerancia a la diálisis y las personas que lo hacen tienen menos cansancio después de las diálisis. En las personas trasplantadas, nos ayuda a mantener nuestro peso, fortalece nuestro corazón, nuestros huesos y muchos beneficios más.
En general, en todos los enfermos renales, el ejercicio mejora enormemente la calidad de nuestra vida.

Si estás en una fase en la que tienes mucha energía y te encuentras estupendamente, aprovecha para realizar ejercicios aeróbicos y cardiovasculares a diario y una media hora como mínimo. Te sentirás muy bien y tu cuerpo te lo agradecerá. 
Pero, si por el contrario, estás pasando una época en la que te sientes cansado o con algún tipo de dolor, baja el ritmo pero no te quedes inactivo.
Caminar o pasear, subir escaleras despacio, realizar las tareas del hogar con buenas posturas, practicar yoga o tai-chi, son ejercicios que se pueden realizar a un ritmo pausado y con tranquilidad... Aunque notes que no puedes hacer mucho, lo mínimo que hagas será muy beneficioso y, poco a poco, irás de nuevo recuperando las fuerzas.

De todos modos, antes de comenzar a realizar una actividad física, sobre todo en el caso de que nunca hayas practicado ningún deporte o ejercicio, hay que consultar con el médico.


Ana Hidalgo


8 comentarios:

  1. Siempre es necesario mantenerse activo, eso ayuda a estar más alerta y positivo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, son innumerables los beneficios de realizar ejercicio. Es muy recomendable para nosotros, los enfermos renales.
      Saludos

      Eliminar
  2. Hola Ana tengo algunos años en esto y siempre está el terror de que tu catéter o fistula se dañen por hacer ejercicio y más si tu intentas pensar q no pasa nada con esta enfermedad. Yo personalmente me aleje de mis actividades física completamente, lo cual fue un error pero al ver q le hacia a mi cuerpo trate de regresar moderadamente, es sierto y no puedes jugar un partido de baloncesto al 100 y menos completo pero los minutos y el ejercicio cardiovascular como trotar y esas cosas ayudan mucho. Muchos nos enclaustramos y pensamos q porque ya no podemos hacer los ejercicios q realizaban antes de está enfermedad,no tiene sentido, pero estamos en un gran error y gracias a pacientes como tú q aún transplantados siguen apoyando y alentando a pacientes nuevos y veteranos es que piensas que con mucho esfuerzo y cuidado podremos vivir bien lo que tengamos que vivir, por que como dice mi mamá (paciente de oncología) de aquí no nos vamos si no es peleando por vivir y si nos vamos será cuando nos toque, no por dejarnos morir .... Gracias y estaré leyendo tus artículos sin falta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafael. Gracias por tu testimonio y desde aquí te sigo animando a que sigas realizando ejercicio, tan importante e imprescindible para mantener una buena calidad de vida dentro de nuestra enfermedad.
      Yo he hecho ejercicio toda mi vida... cuando estaba en diálisis peritoneal, cuando estaba en hemodiálisis y en los trasplantes. He tenido etapas de poder hacer más... entonces me esforzaba más en el ejercicio, y he tenido etapas de poder solo caminar un rato... y eso que hacía, caminaba o bailaba un rato.
      El caso es adaptar el ejercicio a la situación de salud que nos encontremos, pero nunca dejarlo por completo... porque es algo que nos aporta muchos beneficios.
      Saludos

      Eliminar
  3. Excelente post! Yo soy nuevo en esto y acá me estoy informando sobre muchas cosas respecto a esta enfermedad, gracias por él tiempo que comparte con todos los que sufrimos esta enfermedad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos. Gracias a ti por comentar y me alegro de que te haya gustado mi artículo.
      Un saludo

      Eliminar
  4. En una etapa ERC B con un filtrado glomerular de 40/42 se debe adoptar una alimentación estricta o es suficiente como me dice la enfermera, hacer dieta mediterránea?. A mi me sube el potasio y procuro tener cuidado con las verduras y las frutas. ¿Debería yo hacer el remojo yla doble cocción? Disminuír las frutas? Tengo ya 78 años largos. ¿Es un proceso de envejecimiento normal? Puede frenarse de algún modo? Al ser tan mayor temo que no me quieran dar trabajos y que .... bueno, se me ocurren cosas como que ya no interesará gastar energías con una vieja aunque yo me encuentro bien, hago ejercicio, viajo, vivo sola con alguna pequeña ayuda.
    Ah, mi madre se murió de una hiperpotasemia que le produjo una arritmia maligna y al ser mayor, dijeron que no merecia la pena hacerla sufrir con la diálisis...
    Estoy confusa. Casi es mejor que le dé a uno de joven, en cuyo caso se ponen todos los medios......
    Como veo que usted tiene una gran experiencia que pone generosamente al servicio de los demás me he animado a escribirle.
    La única molestia física que siento es el trerrible prurito que me altera los nervios porque no se me pasa con nada. El dermatólogo dice que es por el déficit renal. Qué me puede decir usted a este respecto?
    Le agradeceria una respuesta y tambien le doy las gracias por esa músuca hermosa tan relajante.
    Muchas gracias,
    Isabel Roa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. HOla Isabel. En el proceso de envejecimiento es normal que los riñones se vayan deteriorando lentamente. Es algo que ocurre con bastante frecuencia. Con un filtrado de 40/42 y con la edad que tienes lo mejor es comer de forma adecuada, de forma sana y equilibrada. La dieta mediterránea es perfecta para todos, pero en tu caso no abuses demasiado de la frutas y las verduras con alto contenido en potasio. Por ejemplo con un pieza de fruta es suficiente al día y si no la comes pues no pasa nada. No hace falta que hiervas la verdura dos veces de momento.Las legumbres y frutos secos. también son altos en potasio y fósforo por lo que se reduciran su consumo.
      En resumen, lo mejor en este estadio de la enfermedad en que te encuentras, es una alimentación equilibrada es decir un poco de todo, sin abusar de los alimentos con mucho potasio.
      Un saludo

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info