domingo, 18 de agosto de 2013

Saber cuándo pedir ayuda


Foto de Ana Hidalgo

Un niño pequeño intentaba con mucha dificultad y sin éxito, levantar una pesada piedra.
Su padre, observando el fracaso de su hijo, le preguntó:
"¿Estás usando toda tu fuerza?"
"Sí", -respondió el niño con impaciencia.
"No, no lo estás haciendo" -contestó el padre.
"Yo estoy aquí esperando, y aún no me has pedido que te ayude."


En ocasiones, debemos dejar de lado nuestro orgullo y nuestra "fuerza" para pedir ayuda a las personas que nos rodean.
Es común encontrar personas que no quieren pedir ayuda. A veces es por orgullo, para que no piensen que somos débiles, algunas veces se piensa que se contrae cierta "obligación" con la persona cuando se pide un favor, que nos entrometemos... También es común que la persona sienta algo de vergüenza al tener que pedir la ayuda de otra y rehúsan pedir ayuda, aunque se necesite.


Debemos aprender que no siempre podremos resolver todos los problemas solos y que algunas veces, sobre todo en personas con enfermedades crónicas, tendremos que pedir que nos ayuden. En cualquier caso, el dar y recibir ayuda es un aprendizaje importante para la vida.

Es importante, aprender a expresar cómo nos sentimos, decir exactamente lo que nos pasa y lo que queremos de la persona que nos va a ayudar, para que a esa persona le resulte más fácil tendernos su mano y ayudarnos.

Hay personas que necesitan ayuda profesional, ya sea porque no aceptan una enfermedad, o la enfermedad de su familiar, o porque han perdido a alguien... por poner un ejemplo... y que evitan recibir ayuda porque piensan que para ir a un psicólogo hay que sufrir una patología grave. Muy al contrario, este profesional les ayudará y evitará que puedan surgir otros problemas de mayor gravedad.

Por lo tanto, si necesitas algún tipo de ayuda, ya sea de un amigo, de un familiar, del médico que te lleva o un profesional, no dudes en buscarla, te ayudará y te sentirás mucho mejor.



Ana Hidalgo


2 comentarios:

  1. yo estoy en esta situacion, me da mucho palo llmar a nadie llorando para que me escuche,me abrace.. y me paso el dia sola y llorando con un dolor insoportable en el añma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Esther. A veces es necesario dejar a un lado el orgullo y pedir ayuda a alguien, o simplemente desahogarnos y que nos escuchen. Es muy buena terapia... el guardar todo el dolor dentro no es bueno, puede hacer mucho daño y se va acumulando.
      Ánimo y si quieres hablar conmigo, mándame un mensaje.
      Besos

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info