Luis Manuel Martínez Sierra: "Hoy hace 30 años de mi trasplante de riñón de vivo"


Vaya por delante que las letras no son mi fuerte, mi parte más evolucionada es la palabra; dicho esto, intentaré explicarme lo más breve posible.
Las gracias las doy todos los días del año sin excepción, pero hoy sí que es excepcional y por ser excepcional quiero hacer públicas mis GRACIAS.

  • Gracias a todos los DONANTES Y FAMILIARES  confidenciales, que no anónimos (todos tienen nombre y apellidos), sin ellos no hubiera sido posible escribir estas líneas ni otras muchas que se han escrito y se están escribiendo en estos momentos.
  • Gracias a esos DONANTES vivos que sin pedir nada a cambio son capaces de dar algo de ellos para ver florecer en la vida al ser querido que tienen al lado, o no querido, como es el caso de “EL BUEN SAMARITANO”, este sí que es gesto altruista y de solidaridad.
  • Gracias a mi MADRE, que sin ella no hubiera podido desarrollar mi vida en plenitud de salud, familiar y laboral.
  • Gracias MAMÁ por haberte desprendido de ese, mi riñón, que con tanta insistencia y amor me ofreciste. TE QUIERO MAMÁ.
  • Gracias a mi MUJER, que sin su paciencia y amor hubiera sido mucho más difícil llegar hasta aquí. TE QUIERO CRISTINA.
  • Y como no, GRACIAS a los equipos MÉDICOS/AS, ENFERMEROS/AS, HOSPITALES, TRANSPORTE, POLICIA Y GUARDIA CIVIL, sin el trabajo abnegado de todas y cada una de estas personas, no hubiera sido posible los trasplantes, ni llegar a ser los número UNO en el Mundo, y esto tiene que seguir así.
  • Y las Gracias a todos los ESPAÑOLES por darnos el sistema de SALUD que tenemos y que sin él, todo lo anterior sería imposible de pagar en la mayoría de los casos.
          
            GRACIAS ANGELES DE VIDA.                                                   

  Luis Manuel Martínez Sierra.
                                                                             
Ana Hidalgo



Comentarios

Entradas populares de este blog

Filtrado glomerular

El prurito (picor) en la enfermedad renal

Entrevista a unos riñones deteriorados (con I.R.C.)