miércoles, 18 de diciembre de 2013

Fiestas Navideñas: consejos de alimentación para enfermos renales


Las fiestas navideñas se están acercando y lo más habitual es excederse con determinadas comidas, que son especialmente peligrosas para los enfermos renales.
Muchas veces escuchamos "en cuanto pasen las Fiestas, me pongo a dieta", o "cuando pasen estas fechas volveré a mi dieta estricta". Lo mejor para no tener que decir estas frases es intentar compensar los excesos de Navidad y aprender a disfrutar de las comidas sin olvidarnos de nuestras dietas y los hábitos saludables. 
Hay que disfrutar de estas fechas tan señaladas sin abusar, con un menú adecuado y sin comer demasiado.
No hay que privarse sino comer bien: saber qué se come, vigilar los alimentos ricos en potasio y no abusar de la sal ni de los líquidos para los que los tengan restringidos.

Los pacientes renales tienen que cuidar la ingesta de alimentos ricos en potasio (turrones, mazapanes, chocolates, mantecados, polvorones, frutos secos). Además tienen que cuidar el exceso de líquido que a veces acompaña a las comidas de Navidad, ya que pueden desencadenarles situaciones de sobrecarga de volumen, con dificultad respiratoria por insuficiencia cardiaca.
También el consumo de sal se dispara en estas fechas, por lo que hay que tener cuidado, sobre todo en los pacientes con hipertensión arterial.

Un paciente con enfermedad renal crónica no debe tomar más de dos gramos al día de potasio. Basta con sustituir la cantidad que tiene una fruta por un corte "discreto" de mazapán y otro de turrón. Incluso, es posible ingerir las uvas de Nochevieja y un trozo de roscón de Reyes. Si se hace así, hay que evitar los frutos secos, dátiles, pasas, castañas u orejones.

La cuestión es ir controlando y adecuando la dieta a esos días. Sobre todo no hay que obsesionarse y tener ansiedad por no poder comer algo; si te apetece un trozo de turrón, come un poco, pero procura que sea un trozo mínimo, para calmar la ansiedad, y no sumar mucho más en potasio ese día.

Los trasplantados renales también tenemos que cuidar nuestra dieta en Navidad, disfrutando de las comidas Navideñas con moderación. No tenemos que olvidar nuestra medicación y cuidar de no aumentar demasiado de peso en esos días. Sobre todo evitar los atracones y el abuso de alcohol.

Para trasplantados y enfermos con tratamiento en diálisis lo mejor en estas fechas, aunque las fiestas y las temperaturas no inviten a ello, es pasear, caminar o ir en bicicleta mientras se disfruta del ambiente Navideño. También se puede hacer algo de ejercicio o algo muy normal y divertido en estas fechas...bailar. Quemarás calorías y te sentirás bien.


Ana Hidalgo

2 comentarios:

  1. Loable trabajo el que realizas. Felicitaciones. Buen fin de semana.
    Cordial saludo.
    Ramón

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Ramón. Me alegro de que te guste y me anima muchisimo.
    Buen finde a tí también.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info