miércoles, 31 de octubre de 2012

Donación en vida



He recibido algún mensaje de personas que van a ser trasplantadas de donante vivo manifestando su temor a que le suceda algo al donante. 

Es cierto que muchas veces cuando una persona dona un riñón a un familiar, por detrás de la alegría de poder mejorar la calidad de vida de su pariente, hay un pequeño rincón donde anida el temor a que pase algo.
Hay que saber que además de que es una operación muy sencilla, pues hoy en día esta cirugía se realiza con métodos novedosos que reducen al mínimo las cicatrices y el tiempo de ingreso, las personas donantes tienen de por vida revisiones completas , lo cual asegura que tengan una salud muy controlada y perfecta.

El hecho de donar un riñón es seguro y no deteriora ni la calidad de vida, ni la salud a medio y largo plazo

Por poner un ejemplo, mi padre me donó su riñón hace unos 27 años y aunque no me duró demasiado (por problemas de anticuerpos), actualmente con 74 años conserva su riñón en perfectas condiciones. Cada dos años, apróximadamente, pasa por el control de nefrología, donde le realizan análisis completos de orina y sangre.

Por cierto, el cartel está hecho por mi, y aunque no sea demasiado bueno, está bastante claro.



Ana Hidalgo

6 comentarios:

  1. Con un poco de retraso, debido al puente de todos santos, dejo mi comentario relacionado con tu post.

    Soy trasplantado de donante vivo y puedo decir a juzgar por como se desarrollo todo, que el donante se recuperó de la pequeña intervención a los seis días. Su estado de salud es igual que antes de la donación, sólo que vive con mucha satisfacción y alegría de haber tenido el amor, la generosidad y la valentía de realizarme la donación de su riñón.

    Al principio cada seis meses,le realizaban análisis completos. Posteriormente, a la vista de lo correctos que salían se los espaciaron a un año y después de seis años, cada año le realizan el control. Así es que el donante no pasa por problema alguno desde el punto de vista de salud.

    Feliz día y que disfrutes de una nueva semana muy agradable!!!! Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Jaime, por tu valioso testimonio.
      Que pases una buena semana tú también,
      Un abrazo

      Eliminar
    2. Hola Ana,
      Me gustaría matizar un poco lo que has escrito: El hecho de que la donación de vida sea una técnia quirúrgica bastante avanzada y suele desarrollarse con mucha precisión y, por regla general, satisfactoriamente, no significa en absoluto que sea ausente de riesgos biomédicos, psicológicos o sociales. Aunque la mayoría de los donantes no muestran secuelas, un porcentaje de entre 5-10% sí lo hace... desde muy leve hasta muy grave. Hay países, donde existen asociaciones de damnificados por la donación de vivo, lo cual -como mínimo ha de dar para pensar. Desde mi punto de vista, la labor de los profesionales está en informar, pero soy muy crítica con una imagen exclusivamente postiva y positivista. A veces, en nuestro afán de curar al enfermo, nos olvidamos de esta persona que está sana y pone su vida y su bienestar en nuestras manos.

      Eliminar
    3. Hola Antropóloga. Como en cualquier intervención quirúrgica puede haber algunos riesgos. Siempre, antes de la donación, se da el papel con los riesgos y con el consentimiento para firmar. Pero como en una operación de este tipo, en la que la persona que dona está completamente sana, los médicos se esmeran en realizar las suficientes pruebas para que todo funcione correctamente.
      Pero lo que más empuja a un donante a donar su riñón es su amor por ese familiar y el deseo de ver que vuelve a sonreír y a evitar la diálisis.
      Yo hablo desde mi experiencia personal y desde la de otros pacientes que conozco. Ni que decirte que mi padre desde que fue donante pasa revisiones en nefrología y su riñón está en perfecto estado.
      Gracias por compartir tu punto de vista
      Saludos

      Eliminar
    4. Gracias Ana, por tu comentario y por publicar el mío. Hay medios y asociaciones que bloquean los comentarios críticos... lo cual me preocupa mucho.
      Yo hablaba de mi experiencia profesional en la realización de un estudio socioantropológico exhaustivo con muchos donantes vivos. Las motivaciones son muy diversas y todas son legítimas, incluso aquellas de personas que se ven obligados a donar para demostrar su amor por el familiar... por encima de sus miedos y sus propios intereses. Esto también me preocupa mucho.
      El consentimiento informado es otra de mis preocupaciones... pero quizás excedería el tema aquí.
      Todo ello desde mi experiencia profesional como antropóloga médica. Pero también tengo una experiencia personal en este tema, pero prefiero que se quede en un segundo plano ya que no me gusta generalizar.
      Saludos cordiales.

      Eliminar
  2. Y quisiera añadir lo siguiente: Personalmente estoy en favor de la donación de vivo. "Simplemente" dedico todos mis esfuerzos profesionales y personales a la mejora de la asistencia de estas personas en la sombra, e incluyo a aquellas que se quedan fuera de la consideración social por no querer donar.
    Y con respeto a los chequeos posteriores a la donación, te puedo asegurar desde datos muy amplios de que es una minoría que sigue haciéndose estos chequeos una vez trascurrido los dos años.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info