miércoles, 22 de agosto de 2012

Las temidas y desagradables hemorroides



Hoy voy a hablar de un tema un poco "espinoso", y nunca mejor dicho, las hemorroides o almorranas.
Las hemorroides consisten en una inflamación de unas pequeña venas ubicadas en el interior del recto y del ano y que duelen, escuecen y a veces, sangran.
Es una afección muy común, especialmente en mujeres embarazadas y después del parto y resultan muy molestas y dolorosas para quienes las padecen.

Entre las causas más comunes están:
  • Estreñimiento crónico o diarreas.
  • Esfuerzos excesivo al defecar.
  • La obesidad.
  • Embarazo y parto.
  • Estar sentado o de pie durante muchas horas al día.
  • Dieta pobre en fibra.
  • Vida sedentaria. 

Las personas que sufren de hemorroides pueden presentar algunos o varios de estos síntomas:
  • Dolor, picazón, escozor o inflamación anal.
  • Sangrado.
  • Dolor durante la defecación.
  • Dolor al permanecer sentado.
  • Sensación de evacuación incompleta.
  • Malestar general.

Existen muchos remedios  que alivian en gran medida estos síntomas y voy a describir algunos:
  • Baños de asiento: Es un remedio fácil y bastante eficaz si se realiza con constancia, por lo menos un par de veces al día mientras se tengan las molestias. Se realiza llenando con agua tibia (si es fresca mejor) el bidé, y manteniendo la zona dolorida sumergida durante unos minutos. Si a este agua le añades 6 gotas de aceite esencial de enebro o una infusión de manzanilla, será mucho mejor.
  • Utilizar toallitas higiénicas especiales para las hemorroides que contienen áloe vera y hamamelis.
  • Algo que calma mucho y anestesia durante un buen rato el dolor es la aplicación de un cubito de hielo, cubierto con una bolsa de plástico y una tela fina, en la zona durante unos minutos.
  • Un remedio casero también muy eficaz, es utilizar compresas empapadas en agua fría, unas, y en agua caliente, otras, intercalándolas y dejando actuar 5 minutos cada una.

Pero lo más importante, es evitar que aparezcan las hemorroides, o al menos, que no aparezcan muy a menudo. Para eso, hay que tener en cuenta algunas cosas:
  • Se debe evitar hacer demasiado esfuerzo durante la defecación.
  • Hay que beber mucho líquido, sobre todo agua e infusiones.
  • Consumir una dieta rica en fibra.
  • Evitar comer picantes y evitar o reducir la ingesta de alcohol.
  • Evitar utilizar papel higiénico con perfumes, ásperos o colorantes.
  • Realizar ejercicio moderado. Si se tiene tendencia a las hemorroides evitar aquellas actividades que predispongan a padecerlas: montar a caballo, el ciclismo, o levantar objetos demasiado pesados.
  • Evitar la obesidad.

Ana Hidalgo

2 comentarios:

  1. Soy paciente de dialisis, y ultimamente cada que voy al baño me salen unas bolitas en el ano que no me duelen, pero que acaban cerrando mi ano y nunca termino de evacuar, he seguido todas las recomendaciones, pero siguen apareciendo y al mismo grado, quisiera saber si son internas o externas, y si acaso algun dia acabara este suplicio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chris.
      Si no te duelen y no te sangran, no creo que sean demasiado severas. De todos modos, si a pesar de cumplir las recomendaciones para prevenir las hemorroides te siguen saliendo, comentalo con el médico que te lleva en diálisis.
      Un saludo

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info