Una sesión de hemodiálisis



Este artículo lo voy a dedicar a explicar, de forma resumida, como transcurre una sesión de hemodiálisis. Este pequeño resumen puede ayudar, a las personas que están en la etapa de pre-diálisis, a conocer un poco este mundo desconocido, hasta ahora, para ellas.
  • Si es tú primera diálisis deberás, ante todo, ir tranquilo/a y confiando en el personal sanitario que te ayudará en todo momento.
  • Una vez en el centro de diálisis, deberás esperar a que la máquina esté preparada (montaje y cebado de la máquina).
  • Una vez lista la máquina, el personal de enfermería te avisará de que puedes entrar.
  • Dentro de la sala, bien con ropa de calle o en pijama, según el criterio de cada centro, tendrás que pesarte. Debes procurar, siempre, pesarte con ropa que tenga más o menos el mismo peso.
    Pesarse es necesario para saber lo que se gana entre sesión y sesión, pues al no orinar o hacerlo en poca cantidad, se va acumulando en el organismo.
  • Una vez te hayas pesado, te indicarán el lugar o la máquina donde te realizarán la sesión. Por lo general, te asignarán siempre el mismo sitio.
  • A continuación pasarán a desinfectar la zona de punción. Según sea, fístula o catéter, así serán los pinchazos. Una vez se ha pinchado, procederán a conectarte a la máquina.
  • La sesión de hemodiálisis suele transcurrir normalmente sin incidentes, y lo más pesado será el tener que estar relativamente inmóvil durante cuatro horas.
  • Durante la sesión, podrás comer y beber moderadamente, ver la televisión, leer, escuchar música etc.....
  • Debes procurar no mover el brazo o el lugar donde tengas colocadas las agujas o el catéter, para que éstos no se doblen o no se salgan del sitio. También es importante que estén visibles y no taparlos con ropa.
  • Una vez finalizada la sesión, te retirarán las agujas y habrá que presionar la zona de punción durante 5 o 10 minutos, hasta que deje de sangrar. Seguidamente se cubrirá con un apósito.
  • El personal de enfermería te tomará las constantes siempre que lo crea oportuno (tensión arterial, temperatura, pulso) con el fin de tenerte controlado.
  • Cuando te levantes o te incorpores, hazlo con tranquilidad y despacio, porque puedes marearte por una bajada repentina de la tensión.
  • Antes de irte, deberás pesarte de nuevo para controlar el líquido perdido, y con ello y en las próximas sesiones, el nefrólogo valorará tu peso ideal o "peso seco".


Ana Hidalgo

Comentarios

  1. Peso ideal? En mi caso nada tiene que ver con el peso seco. Jajajaja. Take.

    ResponderEliminar
  2. Hola Take. Bueno, esto es a "grosso modo". Cada persona es diferente y suele suceder que el peso ideal sea superior al "peso seco". Aquí dejo un artículo para que puedan conocer mejor lo que es el peso seco.
    http://www.alcer.org/es/irc/Hemodialisis/secoqs.html
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Estoy por concluir mi tesis de arquitectura, y me decidí por realizar una clínica de hemodiálisis automatizada. He investigado bastante del tema, y en realidad es algo muy complejo y es admirable todo lo que la tecnología brinda para que puedan tener una vida más confortable. Es admirable como resumes en breve, el proceso que día con día llevas a cabo. Y a hecharle ganas, que esta vida lo vale.Dios te bendiga. Aki andamos. saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, "Anónimo" por tu comentario, aunque la próxima vez me gustaría que pusieras el nombre o el nick.
      Un saludo

      Eliminar
  4. Gracias por la información ayuda mucho para los pacientes que van iniciando aquí en México la gente tiene una idea mala de la hemodiálisis si a mi me hubieran explicado esto desde un principio la hubiera aceptado rápido pero tenía miedo porque aquí seaneja que es lo último que hay que si te haces hemo no vas a durar mucho y puedes morir más rapido... Saludos desde Nayarit México

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julián... La ignorancia es mala compañera y a veces puede hacer peligrar la salud. La hemodiálisis es algo que los enfermos renales debemos dar gracias que exista, pues al menos tenemos la oportunidad de seguir viviendo... y si te cuidas bien, con una calidad de vida aceptable, mientras esperamos un trasplante.
      Un saludo

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Entradas populares de este blog

Filtrado glomerular

El prurito (picor) en la enfermedad renal

Entrevista a unos riñones deteriorados (con I.R.C.)