viernes, 7 de junio de 2013

Consejos para comer fuera (enfermos renales)



Estamos entrando ya en época estival y es ahora cuando más salimos a comer fuera de casa, aprovechando el buen tiempo y las vacaciones. Los enfermos renales debemos tener el máximo cuidado a la hora de escoger nuestros menús, sobre todo los que están en pre-diálisis y en diálisis.
Por eso, os voy a dar algunas pautas para que, aunque se lleve una dieta severa, no impida que se pueda ir a restaurantes o bares.
  1. Hay que evitar las comidas demasiado saladas ya que la sal aumenta la sensación de sed y en las personas con restricción de líquidos les resultará difícil de controlar la angustia de la sed.
  2. Si es necesario, comentaremos en el restaurante que no añadan sal a nuestros platos.
  3. Elegiremos platos a la plancha, al vapor, al horno... como carnes o pescados.
  4. Controlaremos las raciones que comemos, no abusaremos en cantidad.
  5. Evitaremos aquellos platos que contengan demasiadas proteínas, potasio o fósforo.
  6. Si pedimos algún plato que contenga tomate o setas, evitaremos pedir otro que lleve patata, y pediremos arroz o pasta.
  7. Examinar los ingredientes de las salsas.
  8. La patatas, procuraremos pedirlas hervidas o en puré.
  9. Escogeremos las verduras pobres en potasio, o comer una cantidad mínima de éstas si tienen un alto contenido de potasio.
  10. A la hora del postre, escogeremos frutas pobres en potasio o macedonia de fruta (mejor si es de lata)
Algo muy importante también, además de escoger bien los alimentos, es elegir bien el sitio dónde comemos, ya sean bares, restaurantes o cafeterías. Los meses de verano constituyen una época especialmente crítica en este sentido, porque las altas temperaturas favorecen el desarrollo de microorganismos.
Debemos tener algunas precauciones para evitar posibles intoxicaciones alimentarias, que en caso de los pacientes trasplantados pueden ser de carácter grave:
  • Consumiremos alimentos que hayan sido manipulados de forma higiénica. Las carnes, pescados y productos de repostería deberán estar bien refrigerados o congelados.
  • Debemos consumir alimentos correctamente cocinados. Si los alimentos no se cocinan bien, los microorganismos que pudieran haber no se destruyen completamente.
  • Los alimentos serán consumidos inmediatamente después de ser cocinados. NO dejar nunca los alimentos cocinados a temperatura ambiente y menos en estas fechas.
  • Evitar establecimientos donde conserven los alimentos crudos junto a los cocinados.
  • Comprobar que el establecimiento y las personas que trabajan en él observen unas estrictas prácticas higiénicas. Los alimentos deberán estar protegidos por vitrinas y conservados en condiciones sanitarias adecuadas.
Con unas cuantas precauciones, sólo queda que disfrutéis de vuestro tiempo de ocio o de vacaciones.


Ana Hidalgo


6 comentarios:

  1. Hola Ana :
    A parte de los buenos consejos, hay un detalle ,que nunca te he comentado y que también tiene su importancia .El tamaño de la letra invita a seguir leyendo por la facilidad que nos da, a los que tenemos presbicia.
    Sigue así todos tus temas son de gran ayuda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aurora ... jaja. Por eso mismo lo hago, yo también soy "corta de vista", y cuando visito alguna página con una letra muy pequeña y junta, o con un color muy pálido o con fondo negro, acabo abandonando la lectura debido al esfuerzo que hago por leer.
      Muchas gracias por comentarlo, es un detalle por tu parte, y a mi me alegra saberlo.
      Besos.

      Eliminar
  2. La verdad es que mi madre se ha privado de muy poco, si le apetecía comerse un tomate, en vez de hacerlo entero, se tomaba una parte, o las naranjas, media por el almuerzo y media para la cena. Y los sábados, antes de ir a diálisis, se comía un kiwi. Lo que nunca hacía era mentir si le decían:te ha salido el potasio un poco alto a lo que contestaba, claro, si me he comido un kiwi antes de venir para que me lo quite, cosa que el resto de sus compañeros algunos mentían cuando los análisis decían la verdad. Es demasiado duro pero a pesar de los muchos años de diálisis, lo llevaba bastante bien, mejor que su familia. No con esto quiero decir que se haga lo que uno quiera, no, hay que hacer caso a los médicos, siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana, por dejar tu comentario. La verdad es que la alimentación en diálisis es una de las cosas más duras de la enfermedad, además de la restricción de líquidos. Pero eso no quiere decir, que alguna vez que otra puedas "pasarte" un poco, pero siempre compensando luego y que no sea una norma.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. No sé en el caso de adultos, pero mi hija de 5a está en hemodiálisis y lo peor es restricción líquidos y el tema fruta por el potasio ... lo pasamos mal , aunque ella lo va asumiendo, el tema sed es complicado y con la calor ya pienso en cubitos de hielo o no sé... como se calma la sed ...con restriccion liquido ??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sonia. El tema de la sed es bastante peliagudo. Hay que recurrir a trucos para no sentir tanto la sensación de sequedad. Los cubitos de hielo son una buena opción, pero ten presente que es líquido que está ingiriendo (7 cubitos equivalen a un vaso de agua). Otra opción son los caramelos refrescantes o chicles. Evita al máximo los alimentos salados para que la sed no sea más acusada.
      Otro truco es lavarse los dientes con una pasta que refresque, tipo mentolada... si a tu hija no le gusta, cualquier pasta de dientes infantil también le ayudará a mantener la boca fresca durante un rato.
      Un saludo

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info