lunes, 18 de junio de 2012

Cinfa pone en marcha una campaña para concienciar a los ciudadanos sobre la importancia de la fotoprotección



El 43% de los españoles no se protege frente al sol de manera constante, ni se aplica fotoprotectores regularmente, según el estudio sobre 'Conocimiento de la radiación infrarroja (IR-A) y hábitos de fotoprotección de los españoles', realizado por Cinfa.

Este mismo estudio reveló que el 38% de los españoles desconoce que la exposición prolongada a la radiación infrarroja A (IR-A) es perjudicial para la salud de la piel. De hecho, más de un tercio de los españoles (el 39%) no ha oído hablar nunca de esta radiación.

Con el objetivo de informar acerca de los riesgos de la radiación IR-A del sol y de la importancia de una adecuada fotoprotección, Cinfa ha puesto en marcha la campaña 'Batalla frente al IR-A', que se llevará a cabo a través de las farmacias y las redes sociales.

Así mismo, la campaña trata de fomentar el hábito de renovar los fotoprotectores cada verano, y desechar los del año anterior, ya que pueden haber perdido efectividad. Para ello, Cinfa ofrece un descuento promocional en la compra de un fotoprotector Be+ a las personas que lleven el producto del año pasado, independientemente de su marca.

Los riesgos de la radiación IR-A

La radiación infrarroja representa el 40% de las radiaciones que recibimos del sol. De estas radiaciones, el 65% es radiación IR-A, que penetra en la piel hasta la hipodermis, a una profundidad de 10 mm. Se trata de un calor seco que, puesto que no aumenta la temperatura superficial de la piel, no sentimos y, por tanto, no somos conscientes del daño que nos produce.

Sin embargo, su actividad se suma a los efectos de la
radiación UV, potenciando su acción oxidante, nociva para la piel. Múltiples estudios en los últimos años confirman que el calor generado por el IR-A en las capas más profundas de la piel provoca una alteración en la respuesta biológica de las diferentes células que, con el tiempo, conduce a los cambios que se observan en el fotoenvejecimiento.


La gran capacidad que tienen los rayos IR-A para penetrar en las capas más profundas de la piel provoca una agresión directa en las organelas celulares, que son responsables de suministrar energía a la piel. Esto causa un incremento de los radicales libres, extremadamente perjudiciales para las células. La acumulación de radicales libres provoca que las células de la piel pierdan su capacidad de funcionar correctamente. Así, se producen lesiones en el colágeno, que conducen al fotoenvejecimiento prematuro de la piel, y un aumento de los daños en el ADN de nuestras células, que son el origen del cáncer de piel.

Fuente: Noticias de salud


Ana Hidalgo

2 comentarios:

  1. Me parece que pocos hacemos caso de los peligros del sol. A lo sumo nos protegemos cuando decidimos tomarlo a conciencia. Deberíamos prestar más atención y tomarlo en serio.
    Bss y feliz semana

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón, Katy. Debemos ser conscientes de los peligros que entraña tomar el sol sin la adecuada protección. Al menos yo, voy con muchísimo cuidado, ya que los que estamos inmunodeprimidos tenemos mucho más riesgo de padecer cáncer de piel.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info