INFORMACIÓN NECESARIA, pero no suficiente


La información es salud. Es necesaria pero no suficiente para hacer que los comportamientos no adecuados de un paciente respecto a su medicación o sus hábitos de vida, cambien. Y para conseguirlo hay que poner unas dosis de emoción e ilusión, un poco de refuerzo positivo, quitar acusaciones y exigencias y cerrar los acuerdos para que sean factibles y posibles. Todo ello da credibilidad de esta relación.

Para lograr que la información sea creíble, sería importante:
  • Tener un actitud de querer llegar, no sólo de decir cosas.
  • Ser coherente entre nuestras palabras y nuestros hechos: “los hechos hablan más alto que las palabras”. Hay que ser coherente también entre lo que decimos y como lo decimos: es muy importante la música que ponemos a la letra; una buena música hace que la letra entre mejor.
  • Tener en cuenta la otra persona: cercanía, interés, preocupación, empatía, saber ponernos las gafas de la otra persona. Es importante ponerse en el lugar de la otra persona y eso es más que entenderla, es más que mostrar acuerdo, es más que sufrir con ella, es más que una sonrisa.
  •  Ser empático/a: La mejor manera de interesar a quien nos escucha es enfocar las cosas en función de quien nos escucha. Hemos de plantear las cosas desde su interés (manteniendo siempre nuestro interés). A esto se le llama EMPATÍA. Que SIRVE para establecer conexión, sentirse escuchado, entender la experiencia propia del otro, clarificar síntomas estigmatizados o expectativas no esperadas, evitar proyecciones y malas interpretaciones, mejorar la satisfacción, potenciar estrategias de negociación, evitar conflictos, mejorar los resultados o superar estereotipos.
  • Buscar de forma activa el diálogo y la participación de las otras personas o de las personas que nos escuchan.
  • En los mensajes, ser breve, específico-concreto, sencillo, ordenado y a poder ser sugerente, destacando las ventajas de la información que estamos dando. Claridad.
  • Intentar que los mensajes sean positivos más que negativos o neutros: los mensajes positivos abren, los negativos cierran.,….Mensajes fáciles.
  • Ser coherente en el tiempo, también es importante: la continuidad de nuestros mensajes hará que sean más eficaces y lleguen mejor.
  • Ser asertivo, ser firme, decir lo que quiero decir sin machacar a la otra persona, sin acorralarla, sin virus y bacterias, sin amenazas, sin exigencias, sin acusaciones, sin generalizaciones, sin etiquetas, sin ironías, sin juicios, sin menosprecios, con la utilización del plural, declarando deseos, utilizando el condicional, explicando el por qué y para qué de las cosas, preguntando y no suponiendo, reforzando, dando importancia a las cosas.

Escrito por Joan Carles March
Profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública . Director del Área de Ciudadanía, ética, participación y comunicación. Colabora con diversos proyectos, como la Escuela de Pacientes o la Red Ciudadana de Formadores en Seguridad del Paciente.






Ana Hidalgo

Comentarios

Entradas populares de este blog

Filtrado glomerular

Bañarse con un catéter de diálisis peritoneal es posible

Ideas de menús para pacientes en hemodiálisis