viernes, 30 de septiembre de 2011

El Gripómetro

Cuántas personas se han vacunado de la gripe? ¿Cómo se puede contraer el virus? ¿Cómo está evolucionando la enfermedad en su Comunidad Autónoma? Para todas estas dudas el Grupo de Estudio de la Gripe (GEG) ha puesto en marcha una herramienta 'online': El  Gripómetro

Cada otoño, la gripe afecta a entre el 20% y el 30% de la población mundial  y se estima que por cada individuo infectado se contagian una o dos personas más.
Dada la facilidad y la rapidez de contagio, los especialistas aconsejan la vacunación como una medida eficaz, preventiva y segura.

Es importante que la sociedad sea consciente de que vacunándose frente a la gripe estacional no sólo previene que uno mismo la contraiga, sino que también protege a las personas de su entorno, más si se trata de personas mayores, niños o adultos con enfermedades crónicas.


Ana Hidalgo

"Gracias a tí" canción dedicada a los donantes de órganos

Canción de Emilio José y Pepe Domingo Castaño, interpretada por Tito Mora. Con ella se agradece la solidaridad de las personas que donan sus órganos cuando ya no los necesitan.

             

Ana Hidalgo

jueves, 29 de septiembre de 2011

Pese al riesgo, algunos pacientes con enfermedad renal toman AINE



A pesar de la recomendación de que los pacientes con enfermedad renal eviten los antiinflamatorios no esteroides (AINE), un estudio sugiere que deberían utilizar esos analgésicos más que otras personas.

Los autores hallaron que, entre más de 12.000 participantes de una encuesta nacional de salud, los estadounidenses con enfermedad renal moderada a grave eran más propensos a tomar AINE.

De hecho, lo hacía el 5 por ciento, comparado con el 2,5 por ciento de los adultos con riñones sanos y el 2,5 por ciento de los pacientes con enfermedad renal leve. Dos tercios de los usuarios de AINE con enfermedad renal muy grave habían tomado los analgésicos durante por lo menos un año.

Los AINE incluyen fármacos de uso común, como el naproxeno (Aleve, Naprosyn), el ibuprofeno (Motrin, Advil), el diclofenac (Voltaren), la aspirina y el medicamento para la artritis de venta bajo receta llamado celecoxib (Celebrex).

En algunos casos, los AINE habían sido recetados (el 10 por ciento de las veces entre los usuarios con enfermedad renal moderada a grave).

Las personas con enfermedad renal tienden a tener otros problemas de salud, como enfermedades artríticas dolorosas. De modo que en algunos casos, los médicos habían comparado los riesgos de indicar AINE con los beneficios (aliviar el dolor) y decidieron recetar el fármaco, según opinó la autora principal Laura Plantinga, de Emory University, Atlanta.

En otros casos, los pacientes con enfermedad renal habrían ignorado la recomendación de evitar tomar AINE.

Lo importante para todos ellos es saber que todos los medicamentos tienen riesgos y que siempre es buena idea conversar con el médico antes de tomarlos, agregó la autora.

Los resultados, publicados en Annals of Family Medicine, surgen de información de 12.056 adultos de Estados Unidos que habían participado en un estudio nacional a quienes se les habían realizado análisis de sangre y orina para determinar su función renal.

Los encuestados habían respondido sobre el uso de medicamentos.

El 9 por ciento tenía enfermedad renal leve y el 11 por ciento, moderada a grave. Y casi el 96 por ciento de los participantes con enfermedad renal leve, lo ignoraba, como casi el 90 por ciento del grupo con disfunción renal moderada a grave.

Eso es algo muy común, dijo Plantinga, porque la enfermedad renal no suele dar síntomas hasta que está avanzada, cuando problemas como fatiga, micciones frecuentes, pérdida del apetito, oscurecimiento de la piel e inflamación de las manos y los pies.

Aun así, el uso de los AINE era muy frecuente en los que conocían que tenían enfermedad renal. El 4 por ciento estaba tomando un AINE, como así también el 4 por ciento de los que ignoraban su problema renal.

Las causas más comunes de enfermedad renal crónica son la hipertensión y la diabetes. Las personas con esas enfermedades deberían controlar la función renal periódicamente.


Fuente: ALCER

Ana Hidalgo

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Cómo cuidar nuestro injerto renal


A nuestro riñón debemos cuidarlo con mucho
mimo, como un brote de una bella planta
Me han preguntado varias personas que qué cuidados tengo para que el injerto renal se mantenga en buenas condiciones durante muchos años, así que voy a describir un poco algunas pautas que hacen que podamos llevar una buena calidad de vida con el trasplante.

Lo primero, antes de nada, es comentar que en el funcionamiento de un riñón trasplantado intervienen muchos factores: compatibilidad de grupo sanguíneo, anticuerpos, si es donante vivo o cadavérico, edad del donante etc., cada caso es un mundo.

Pero lo que sí se puede hacer por mantener nuestro riñón el máximo tiempo posible y en buenas condiciones, es cuidarlo y cuidarnos:
  • Siempre hay que consultar con nuestros nefrólogos cualquier problema que tengamos, tanto los relacionados con el riñón trasplantado, como si nos parece que no tiene nada que ver. Hay que telefonear o acudir al centro hospitalario. En caso de que tengamos que visitar otro médico de otra especialidad, los nefrólogos nos lo indicarán.
  • Cuando nuestra temperatura corporal aumente, y aparezca la fiebre, no hay que esperar a ver si marcha sola, debemos ponernos en contacto con el centro hospitalario.
  • Debemos cuidar nuestra piel, hidratándola a diario, y evitando en lo posible tomar el sol. Si nos exponemos a la radiación solar, evitaremos las horas centrales y nos aplicaremos una protección elevada, ya que nuestra piel está fotosensibilizada por los medicamentos.
    Además es aconsejable acudir al dermatólogo, anualmente, que nos examine las verrugas, lunares y manchas que pueden salir debido a la inmunosupresión.
  • Es muy importante realizar de manera periódica un control preventivo de los dientes y las encias para evitar posibles infecciones o problemas dentales. Recuerda que si hay que efectuar alguna extracción o algún arreglo dental que necesite antibiótico hay que consultar antes con el nefrólogo.
  • Es aconsejable practicar ejercicio de manera regular: caminar, ciclismo, montañismo, natación, baile etc.. El ejercicio practicado regularmente además de beneficiar nuestros músculos, mejora la circulación de la sangre, el estado del corazón, ayuda a prevenir la obesidad, aumenta nuestra sensación de bienestar...
  • Si fumas, lo mejor es que abandones el tabaco por completo, ya que conllevan otras patologías que no conviene añadir a las nuestras.
  • Para el buen funcionamiento de nuestro riñón, deberemos tomar medicación toda la vida.
    No debemos olvidarnos de ninguna toma; para ello habrá que buscar truquitos para poder recordarlo: una alarma, ponerlos en un sitio donde lo puedas ver, cualquier cosa que te facilite recordarlo.
    Hay que tomar la medicación estrictamente como los nefrólogos nos han indicado.
    No abandones o cambies un medicamento si el médico no te lo ha ordenado. Si tienes la impresión de que un medicamento te produce algún efecto no deseado, ponte en contacto con tus médicos antes de tomar cualquier decisión.
  • Lleva una dieta equilibrada y variada, procurando evitar las grasas saturadas y los productos elaborados. Procura mantener un peso estable huyendo del sobrepeso.
  • Procuraremos evitar los lugares masificados, el contacto con personas con gripe o con algún tipo de infección con riesgo de contagio y los animales de los cuales no estemos seguros que están vacunados o en buenas condiciones.
  • Es conveniente acudir al oftalmólogo una vez al año para que nos realicen un fondo de ojo y las mujeres no descuidaremos nuestras citas con el ginecólogo.
  • Y por último, pero no menos importante, ser optimistas, elevar nuestro ánimo y vivir apreciando y saboreando los pequeños detalles de la vida.

Ana Hidalgo

martes, 27 de septiembre de 2011

"Una esperanza de vida" de Ramón L. Morales. CAPITULO 13


Rayo de esperanza ©Pablo García Mateo
Su uso es puramente ilustrativo
Mis esperanzas de mejorar iban a la baja. Después de la noticia dada por el médico, acerca del examen donde se necesitaba que una manguerita penetrara por el conducto del pene, me esforcé un poco más tratando de conseguir un método que me ayudara a evitar el trasplante y, por consiguiente, el doloroso examen.

Busqué en el Internet con la esperanza de encontrar alguna información que me ayudara a parar con el protocolo de trasplante renal. En mi nerviosa mente imaginaba algún tipo de cura nueva o experimental que, por arte de magia, me librara de la insuficiencia renal, pero sólo encontraba una gran cantidad de medicinas alternativas y diferentes tratamientos que, incluso algunos, aseguraban que podían evitar el trasplante, pero tales técnicas se salían por completo de mis posibilidades, ya fueran económicas o porque sólo se lograban aplicar en otros puntos geográficos del país o del mundo. Además que algunas de ellas se parecían más a curas milagrosas que a algo realmente creíble.

Creo que es muy importante resaltar que me encontré con varios sitios de Internet donde había gente que compartía sus experiencias en cuanto a la manera en como sobrellevaban la insuficiencia renal crónica, la diálisis y el trasplante; pero al ver de qué se trataba, los ignoraba con el pensamiento de que en lugar de apoyar a la gente a salir de su enfermedad, la exhortaban a que se resignaran a su condición. Incluso recuerdo una página donde decían que los pacientes de IRC tenían que aguantar dolores, incertidumbre y vergüenza. Todas esas palabras quise hacerlas a un lado, imaginar que no tenían sustento, una base real. Ahora me doy cuenta de lo equivocado que estaba.

Después de varias horas no conseguí hallar algo que no estuviera haciendo, o que ya hubiera hecho, o que no tenía las posibilidades de hacer, o que no me convencía que podría ayudarme, o que me animara a tratar de hacer.

Respiré resignado y mientras estiraba un poco los músculos para aligerar el cansancio y la tensión, repasé en los tratamientos a los que me venía sometiendo:
“Bien, aparte de tomar mis medicamentos alópatas, también estoy tratando con la organoterapia, de la cual ya es el segundo tratamiento que compro, estoy tomando los productos naturales que me compra mi mujer, los cuales constan de un montón de capsulas para tratar de reactivar la función de mis órganos y de tratar de ayudarlos con su carga normal, además estoy bebiendo los tés de micle y de sábila que mi madre me hace y manda al taller, aparte estoy tomando la medicina homeopática hecha a base de mi orina y… —suspiré—, pues ahora también voy a tratar con el señor que soba y que da medicina herbolaria, a ver qué pasa.


Encorvé la espalda y una sensación de tristeza y confusión me invadió, pero sacudí mi cabeza y traté de alejar esos sentimientos de mi persona.
—Calma, calma. Estoy echándole ganas por varios lados, algo debe de funcionar…, algo tiene que funcionar.


http://www.facebook.com/pages/Una-esperanza-de-vida/140564576022832

CAPÍTULO 14 - "Una esperanza de vida" 14



Ana Hidalgo

domingo, 25 de septiembre de 2011

Los inmunosupresores



Los inmunosupresores son medicamentos que tienen la capacidad de bloquear la respuesta del sistema inmune o de defensa de nuestro cuerpo. 
En el trasplantado renal tratan de impedir que el sistema inmune del paciente responda a los antígenos extraños del órgano trasplantado. 
Se utilizan en la prevención del rechazo de los trasplantes pero también en una amplia serie de enfermedades autoinmunes como la psoriasis, la enfermedad de Crohn, la artritis reumatoide y la esclerosis múltiple. 

Los efectos indeseados y su toxicidad deben estar muy controlados por los médicos ( más abajo pongo un enlace que habla precisamente de esto).

Por mi propia experiencia puedo permitirme unos pequeños consejos que son muy importantes en el éxito de nuestro injerto:
  • No modifiques nunca la dosis de los inmunosupresores por iniciativa propia . El éxito del trasplante depende de estos medicamentos, y aunque parezca mentira, hay pacientes que confiados en su buena evolución suspenden o disminuyen la dosis de los inmunosupresores. Desgraciadamente con eso sólo consiguen la pérdida del injerto después del enorme esfuerzo y gasto que supone un trasplante.
  • Hay que ser ordenado en la toma de la medicación.
  • Toma tu dosis a la hora y de la forma que te han indicado en el hospital y si eres de las personas que suelen olvidarse, puedes anotar cada vez que te tomes el medicamento en una agenda o tenerlo siempre a la vista.
  • Si en cualquier otra consulta médica te recetan otro medicamento para otro tipo de problema, comunicalo a tu médico antes de tomarlo. Los inmunosupresores tienen interferencias con otros medicamentos; el nefrólogo que te trata conoce si puedes tomarlo o no y una simple llamada telefónica te solucionará el problema.


Ana Hidalgo

Infografía: Diálisis

                                                        Pulsa aquí



Ana Hidalgo      

Ya está aqui el otoño



Ya tenemos aquí el otoño, con los cambios de ánimo, las apatías, decaimientos, resfriados etc. Después de los meses de calor y luz del verano llega el otoño que se caracteriza por la disminución de la temperatura y de luz solar provocando alteraciones animicas y en nuestro biorritmo. 

Muchas personas en esta época sienten fatiga, decaimiento, apatía, tristeza, cansancio, somnolencia... a estos síntomas se les llama astenia otoñal. Pero tranquilos, que suele durar unos pocos días.Este desorden desaparece en cuanto el organismo se regula y se adapta a la estación.

Lo mejor es tener una buena alimentación, intentar dormir las horas necesarias, practicar algo de ejercicio, y exponer la piel durante 10 minutos al sol para que nos aporte la energia necesaria.

Con la llegada del otoño llegan también los resfriados, de los cuales nos tenemos que proteger sobre todo los que estamos inmunodeprimidos, para evitar posibles complicaciones.

Aparte de todos los consejos anteriores en esta época hay que consumir más vitamina C.Yo suelo tomar en esta época también una cucharadita de miel cada día, pues aporta energia y si hay algun otoño que me siento un poco más cansada tomo jalea real durante unos días .


Ana Hidalgo

viernes, 23 de septiembre de 2011

No dejes que tus riñones te rompan el corazón

 La Federación ALCER (Asociación de Lucha Contra la Enfermedad Renal) en colaboración con Abbott, organizan la campaña “No dejes que tus riñones te rompan el corazón”, con motivo del Día Mundial del Corazón que se celebra el próximo domingo 25 de septiembre. Se trata de concienciar a la población general de la importancia de la relación entre riñón y corazón.

“Hay mucha gente que no sabe que unos riñones enfermos pueden suponer también un corazón enfermo, es lo que se conoce como síndrome cardiorenal (SCR).
Mantener controlada la presión arterial, restringir la ingesta de sal, realizar actividad física de forma regular para mantener el peso apropiado y visitar regularmente al especialista, son las principales recomendaciones para tener una buena salud cardiorenal.

Algunos rostros conocidos como el cantante David de María, la modelo Judit Mascó, los actores Paco Valladares y Luis Fernández, el bailarín Víctor Ullate o la presentadora Cristina Saavedra, han querido sumarse a este mensaje y apoyar esta campaña con un vídeo que pretende concienciar a la población general de la importancia de cuidarse y de “comprometerse” con la salud cardiorenal.

Observatorio Social de la Salud Cardiorenal

Con el objetivo de ofrecer a pacientes, cuidadores, familiares, y población general toda la información útil, fiable y actualizada sobre la enfermedad renal crónica (ERC) y el síndrome cardiorenal (SCR), se ha creado el Observatorio Social de la Salud Cardiorenal (OSSCAR).
La Federación ALCER, la Sociedad Española de Nefrología (SEN) y la Sociedad Española de Enfermería Nefrológica (SEDEN), con el apoyo de ABBOTT y ESTEVE, ponen en marcha esta iniciativa que, además de toda la información, incluye consejos, herramientas para ayudar al paciente o testimonios, todo ello de forma dinámica, sencilla y fácilmente accesible.

Más información en www.observatoriodelasaludcardiorenal.es

El Síndrome cardiorenal y la importancia de un diagnóstico precoz de la ERC

La relación entre el corazón y los riñones es bastante desconocida por la población general. Sin embargo, la enfermedad cardiovascular es la causa principal de muerte en los pacientes renales.

La encuesta ENPER realizada por la Fundación Renal ALCER recientemente muestra que, en la Comunidad Valenciana, 1 de cada 3 de estos pacientes desconoce que el daño renal le puede afectar al corazón.

Otro estudio señala que los pacientes renales que se encuentran en fase avanzada son 10 veces más propensos a presentar un episodio cardiovascular en un año que los que tienen una función renal normal . Por eso la detección precoz de la enfermedad renal es fundamental, porque puede ayudar a frenar la progresión de la enfermedad y las complicaciones cardiovasculares.

Por su parte, los pacientes con alguna afectación cardiovascular deben saber que tienen más posibilidades de padecer también insuficiencia renal.

Fuente:  ALCER


Ana Hidalgo

jueves, 22 de septiembre de 2011

"Una esperanza de vida" de Ramón L. Morales. CAPITULO 12

©Melancolía-Imagen encontrada en Internet,
su uso es puramente ilustrativo
Algunos días más tarde, estando sólo en mi recamara, acostado y con la cabeza llena de pensamientos referentes al protocolo, cerré los ojos y recordé las palabras que me dijera el doctor de medicina interna acerca de que parecía que alguien me había embrujado. No era la primera vez que esa idea me recorría la mente, sobretodo porque no parecía tener algún síntoma visible: ni dolor, ni hematomas, ni hinchazón, ni nada.

“¿Será cierto? ¿Será posible?”
Y como un chispazo se me vino a la mente que alguien, hace tiempo, me comentó acerca de un señor que se dedicaba a este tipo de menesteres, y que de hecho había sido muy atinado en su trabajo, logrando adivinarles varias cosas acerca de sus problemas.
“Pues por ahí dicen que el que ya nada tiene que perder a todo le tira, y se me hace que ese es mi caso. Mañana voy a informarme bien de todo esto para ver si el lunes puedo ir a ver qué me dice el amigo ese.”


Y así lo hice. Fui con las personas que habían hablado con él y les pedí que me informaran de todo lo que les había pasado, para tenerlo fresco en mis recuerdos como un referente, también para que me dijeran qué ocupaba llevar, qué día daba consulta, horarios, etc. Me dijeron que sólo veía a las personas los martes y viernes, que no tenía horario en particular y que necesitaba llevar un huevo de gallina conmigo. Ya con las instrucciones claras me despedí agradeciéndoles su amabilidad.

Un día después, el lunes, decidí ir al domicilio del señor para ir tanteando el terreno y no perderme al día siguiente, ya que me advirtieron que era mucha la gente que iba a verlo y que tenía que llegar temprano a su casa porque, de lo contrario, tardaría mucho en atenderme.
Llegué a la dirección señalada sin dificultades: era en un barrio de clase media, la casa tenía una amplia cochera enmarcada por una baranda vieja al igual que la pintura. La casa en general lucia maltrecha y descuidada. Todo alrededor era silencio, me pareció muy tranquilo el lugar. Al asomarme un poco vi que a un lado, en la casa de su vecino y sujeto en la reja, estaba un papel que decía que aquel hombre sólo atendía los días martes y viernes y que ahí no sabían dar explicaciones ni datos acerca de él.
“Al parecer es una persona bastante solicitada. Ya veremos cómo se pone todo este asunto mañana.”

miércoles, 21 de septiembre de 2011

¡ A activar el cuerpo de nuevo !


¡¡¡Madre mía lo que me cuesta arrancar después de las vacaciones!!!
Tantos días sin hacer apenas nada de ejercicio me están pasando factura. Y después de tres días entrenando en el gimnasio y con los ensayos de baile, estoy hecha un trapo. Y para colmo, el primer día que vuelvo al grupo de baile me anuncian que salimos a bailar la semana que viene en la Feria del pueblo....
Así, sin más, sin anestesia . ¡ Si para mover un pie tengo que pedir permiso al otro de lo que me pesan !. ¡ Y no digamos los brazos !.

Aunque si he decir la verdad, este cansancio y los dolores de agujetas, no me desagradan demasiado, me molestan, eso sí, pero es un cansancio de haber trabajado la musculatura y de haber liberado endorfinas, y sobre todo, porque es una actividad que la practico con gusto.

Cuando estoy bailando o haciendo ejercicio se me pasa el tiempo volando. A la mañana siguiente (sobre todo estos primeros días), me levanto a trompicones y gruñendo que "para que me meto yo en estos líos", pero luego llega la hora y me voy tan contenta.

Esta semana tengo que olvidarme de las terribles agujetas, pues hay que ensayar duro para poder quedar bien en la feria.

Creo que todas las tapitas, la cervecita, el buen vino de Ribera, y los buffets libres los voy a quemar en estos días.

En fin, salga como salga el baile, lo importante será pasarlo bien y divertirnos mucho; aunque yo tenga que darme algún masaje después para relajar un poco la musculatura.


Ana Hidalgo

martes, 20 de septiembre de 2011

Unas palabras para pensar


El guerrero acepta la derrota. No la trata de forma indiferente, ni intenta transformarla en victoria. Se amarga con el dolor de la perdida, sufre con la indiferencia y se desespera con la soledad. Pero, después de que pasa todo eso, lame sus heridas y comienza otra vez. El guerrero sabe que una guerra está compuesta por muchas batallas. Que la VIDA sigue adelante junto a los suyos, porque sabe que la unión hace la fuerza.... y que en el amor radica su mayor poder.

 Autor: José Luis Sevillano Calero

Desmaquillarse, una rutina básica para evitar el envejecimiento prematuro de la piel


Unas veces por pereza y otras por no tener tiempo, el caso es que desmaquillarse es una asignatura que no todas las mujeres aprueban. No desmaquillarse tiene consecuencias directas sobre el envejecimiento prematuro de la piel, así que mejor será tomárselo en serio.

Limpiando el cutis, además de liberarlo de la máscara obstructora que es el maquillaje, se consigue que pueda respirar. No sólo eso. También se eliminan las células muertas, el exceso de grasa y todos los residuos de la contaminación del ambiente que se acumulan en la piel a lo largo del día.

Una mujer que no se desmaquilla está obstruyendo los poros de la piel, lo que finalmente causa la formación de granitos. En suma, desmaquillarse ayuda a evitar el envejecimiento y el deterioro precoz del cutis.

La revista digital Nowness ha realizado un vídeo que muestra las consecuencias extremas de no maquillarse. Una capa de maquillaje, otra, otra, otra... Así hasta 365 capas como 365 días que tiene año. Ese ha sido el reto de los artistas holandeses Lernert y Sander que han grabado un video, que se puede ver en YouTube, con la modelo belga Hannelore Knuts, para mostrar el resultado final de tanta aplicación sin ninguna limpieza.

Para realizar este vídeo se utilizaron siete envases de maquillaje, dos coloretes, un par de sombras y tres labiales, lo que viene siendo 228.40 mililitros de pasta de color y nueve horas de duro trabajo.

      


Cómo desmaquillarse
Así que mejor será tomarse muy en serio esta rutina. Así debe hacerse dependiendo de si la piel es seca o grasa:

Pieles secas. Usa productos desmaquillantes hidratantes y extra-suaves. Una opción son las leches untuosas, los emulsionantes que no necesitan aclarado o los aceites desmaquillantes.

Pieles grasas o mixtas. La mejor opción son los productos que se aclaran con agua, especialmente los que tienen base de aceites esenciales. Valen también los geles limpiadores, pero que no sean grasos.

Fuente:  20minutos.es


Ana Hidalgo

domingo, 18 de septiembre de 2011

Ejercitarnos durante la sesión de hemodiálisis

Como sabemos y hemos hablado en multitud de ocasiones el ejercicio es muy importante para nosotros los pacientes renales.

Mirad este interesante vídeo en el que los pacientes realizan diferentes ejercicios durante su sesión.

¿Lo habíais visto alguna vez? Muy interesante.



Nota: La calidad del vídeo deja mucho que desear. No se escucha, pero lo importante es lo que se ve y lo que quiere demostrar

  Fuente: + QDiálisis


Ana Hidalgo

sábado, 17 de septiembre de 2011

Esther, enferma renal, inicia diálisis domiciliaria (nos cuenta un poco su vida)




Primera diálisis de Esther en casa
Hoy voy a hablar de Esther, una chica que lleva toda su vida con problemas renales y que ahora acaba de comenzar con diálisis domiciliaria.
Antes de pasar a formularle unas preguntas voy a presentar un resumen de su vida:

A los doce años, Esther, entró en diálisis peritoneal, donde en un corto periodo de tiempo, tan sólo 11 días, fue trasplantada. Este trasplante le funcionó durante dos años, al cabo de los cuales volvió a diálisis durante 15 meses.

Fue trasplantada por segunda vez, pero este injerto le provocó tantos problemas que tuvo que estar ingresada durante dos meses en la U.V.I, con intubación. Esta vez su duración fueron dos meses.

Volvió de nuevo a hemodiálisis durante cuatro años hasta que llegó el tercer trasplante, a la edad de 19 años, que fue el que mejor funcionó y con una duración más larga, 10 años.

Filtros para esterilizar el agua

De nuevo entró en diálisis durante 5 años, hasta que de nuevo la esperanza llegó con otro nuevo trasplante, el cuarto, con la mala fortuna que a los 6 días tuvo un rechazo agudo. Esther estaba desesperada, y los médicos, tras intentar mantener el injerto funcionando con dosis de medicación muy elevadas, y morfina para paliar los terribles dolores, no consiguieron mantener el riñón con vida.

Esther estaba muy triste con este último fracaso, no quería entrar otra vez en diálisis y no hablaba con nadie, sólo lloraba, incluso pensaba en la muerte como única salida. Todo esto ocurria en el año 2008.

Pero vio que su madre también sufría muchisimo y se estaba hundiendo con ella, y Esther decidió salir de ese pozo y seguir luchando con fuerza.

Entonces, comenzó a pensar en la Hd domiciliaria; nunca se lo habían planteado, pero sabía que existía, así que, habló con su médico y le pareció muy buena idea. El nefrólogo le comentó que su calidad de vida mejoraría.

Tras una lucha de algo más de dos años, Esther por fin lo ha conseguido. Ahora espera vivir un poco mejor sin tener que acudir al hospital, ya que después de tantos años de sufrimiento, está muy cansada, pues además de todo su calvario, tuvo que padecer los de su padre que también estaba en hemodiálisis. Iban juntos a dializarse y también estuvieron juntos en algun ingreso hospitalario.

El padre de Esther sufrió también varias operaciones, entre ellas la amputación de su pierna, constantes infartos, y, finalmente, su fallecimiento.

También la hermana de Esther estuvo cinco años en peritoneal, siendo trasplantada y actualmente está muy bien.

viernes, 16 de septiembre de 2011

"Una esperanza de vida" de Ramón L. Morales. CAPITULO 11

Desesperación ©Maria del Valle -Su uso es puramente ilustrativo
Cierto día, en el cual me tocaba consulta con el nefrólogo, acudí a la cita y, como ya era una costumbre que se hizo con el tiempo, esperé un rato a que me tocara mi turno. Afuera del consultorio varias personas más me hacían compañía, la mayoría eran adultos de edad avanzada, algunos iban con sillas de ruedas y en general todos llevaban alguien que les hacía el tiempo de espera un poco más llevadero.

Me parece importante resaltar que muchos jóvenes también estaban ahí en espera de ser llamados. Muchos de ellos presentaban el color amarillento característico del avance de la enfermedad. Al verlos y observar cómo algunos de ellos se veían desde agitados hasta fatigados, me hacían pensar que su enfermedad les estaba arrebatando la vida, y así era, sólo que yo aún me negaba a creerlo por completo, me negaba a creer que yo sufría de su mismo padecimiento, que yo podría llegar a lucir los mismos síntomas que les aquejaban.
Me miré las manos y no aprecié el mismo tono de color de piel que algunos de los enfermos.
“Yo no tengo nada —me decía—, no me veo como los demás. Posiblemente tengo algo sin mucha importancia, pero que da algunos síntomas de insuficiencia renal y por eso se confundió el doctor”


Agaché la cabeza con desgano, en mi interior ya me hacía a la idea de que algo en mi cuerpo no funcionaba bien y de que, si me encontraba ahí, era por algo.
Ya me sentía algo cansado cuando vi que salió una mujer de edad avanzada; era la paciente que en su momento atendió el médico, ella anunció mi nombre; era mi turno.
Entré al consultorio y me senté frente al escritorio del doctor quien, como ya era normal, se encontraba terminando de llenar unos papeles en su máquina de escribir. Al terminar los guardó en su respectivo expediente y volvió su mirada hacia mí.
— ¿Cómo te has sentido? —Me cuestionó.
—Bien.
— ¿Tienes el papel con tu peso y presión?
—Sí —le di un papelito con las lecturas que mencionó y que previamente me había tomado la enfermera en turno.
—Bien —dijo el galeno mientras asentía un par de veces con su muy particular forma de mover la cabeza. Después anexó los datos en mi expediente escribiéndolos en el mismo.

— ¿Y los exámenes que te pedí?
—Aquí están.

jueves, 15 de septiembre de 2011

La vuelta a la normalidad



¡Aquí estoy de nuevo!. Espero que me hayais echado un poquito de menos.

Se acabaron las vacaciones y llega la vuelta a la normalidad y a la rutina.
Después de unos días de visitar hermosos pueblos, monumentos históricos y museos, de comer buenas y contundentes comidas típicas de la región y de saltarme un poco mis cuidados personales (alimentación, ejercicio etc ), ahora tengo que ponerme las pilas y volver a mi estilo de vida con más intensidad.
Ahora se impone comer con moderación y volver a mis bailes y mi ejercicio diario.

He pasado unos días estupendos y he tenido la suerte de coincidir con las fiestas de Salamanca y Valladolid, donde los pinchos, los vinitos y cañitas abundaban por todos los rincones de la ciudad. Si no fuera porque he caminado muchisimo, viendo monumentos, museos, recorriendo la ciudad etc...,  creo que hubiera engordado más, aunque no he podido evitar aumentar un par de kilillos.

Ahora a seguir con mis publicaciones y con las noticias que me van llegando.
Un abrazo


Ana Hidalgo

martes, 13 de septiembre de 2011

MI blog cumple un año

Hoy cumplo un año desde que inicié mi andadura, con mucha cautela y con desconocimiento total, en el mundo del blog.

En el transcurso de todo este tiempo he podido comprobar que ha sido todo un acierto, y que lo que yo pretendía, ayudar, además de informar, lo estoy logrando.

En este año han sido muchas las personas que han acudido a mi blog en busca de respuestas sencillas y en busca de consuelo. Sobre todo aquellas personas que comienzan con la enfermedad y que todo les suena extraño.

Intento que sea un blog ameno y fácil de entender. Además, procuro huir de palabras técnicas y hacer que todos los artículos sean comprensibles y que lleguen a todas las personas sea cual sea el nivel cultural.

También he podido comprobar, a medida que va pasando el tiempo, que mi dificultad para expresarme y escribir ha disminuido y mis ideas fluyen con un poco más de soltura. No es que me considere una escritora, pero para poder seguir con mi blog y hablar de todo tipo de temas creo que no voy mal encaminada. Bueno, eso no lo tengo que decir yo, sino vosotros, todos los que me seguis y me visitais con asiduidad y atención.

En este año ha habido de todo, desde días en que se me acumulaban las ideas y las informaciones, y otros días en que estaba con la mente en blanco. También había días en que mi blog se veía desbordado de visitas, y en otros en que no asomaba ni un alma por él.

La verdad es que a veces colgaba algún post muy interesante pensando que iba a ser muy visitado y compartido y luego descubría que apenas hacian caso. Y en cambio, había días que escribía alguna cosa sin demasiada importancia, simplemente para contar algo mio o algo corriente y resulta que tenía muchisimas visitas y era muy compartido.

En fin, internet es así y, sea como sea, estoy contenta de este pequeño y sencillo sitio, creado por mi y lo que es mejor de todo, que es visitado y seguido con interés por personas que buscan sentirse comprendidas en este mundo nuestro que es la enfermedad renal.

Pero, sobre todo, espero que sigais visitando mi blog igual o más que en este año transcurrido. Y recordad que un blog se alimenta de los comentarios que dejais. 
Un abrazo.


Ana Hidalgo

domingo, 4 de septiembre de 2011

¡ Estoy de vacaciones !

 
Estoy de vacaciones y el blog también se merece un descanso, así que hasta que vuelva creo que no habrán actualizaciones. Pero aunque no publique entradas, iré echando un vistazo de vez en cuando e intentaré responder vuestros comentarios.
Nos vemos a la vuelta.



Ana Hidalgo
              

sábado, 3 de septiembre de 2011

Decálogo para tener un "envejecimiento activo"



  1. Comer de todo, pero bien balanceado ( Dieta Mediterránea y beber moderado)
  2. Evitar siempre el tabaco y exceso de alcohol
  3. Mantener diariamente una actividad física moderada ( caminar apurado )
  4. Cuidar la salud ( prevenir las enfermedades y atenderlas a tiempo)
  5. Evitar la soledad ( siempre agruparse, participar, emparejarse y relacionarse)
  6. No dejar de estudiar o, al menos, leer. Aprender cosas nuevas
  7. Mantenerse informado ( barrio, ciudad, país, del mundo)
  8. Divertirse. Reírse
  9. Programar la jubilación a tiempo y ocupar el tiempo libre
  10. Nunca es tarde para emprender cualquier cosa
Fuente: Noticias de salud. Blog



Ana Hidalgo

viernes, 2 de septiembre de 2011

Sentarse con la espalda recta mejora la autoestima


Cuando se siente dolor es mejor estirarse
que doblarse 

Las madres tienen razón: tenemos que sentarnos bien para dar una buena imagen. Pero no sólo por esto, ya que sentarse con la espalda recta además de beneficiar a nuestra columna vertical, nos ayuda a ser físicamente y psicológicamente más fuertes.

Según un estudio de la Marshall University, en California, una buena postura reduce la sensibilidad al dolor y tiene efectos positivos para el bienestar psicológico, aumentando nuestra autoestima y asertividad frente a los otros.

La investigación, publicada en el Journal of Experimental Social Pyschology, ha utilizado a varios voluntarios para llevar a cabo dos tipos de experimentos.

En el primero tenían que tener una postura «dominante» (mirada alta, hombros rectos y trasero y columna pegados a la silla), tras lo que midieron el dolor sufrido. En el segundo se valoró cómo la postura incidía en la relación que se instauraba con el interlocutor.

Los resultados son evidentes: quienes asumen una posición recta y dominante tienen una capacidad de sentir dolor más elevada y están en grado de tolerar mejor un estrés eventual, gracias además porque en esta posición «dominante» se libera además más testosterona.


Estirarse cuando duele
Los voluntarios señalaban que en esta postura creían tener un mayor control de la situación y sentirse más «fuertes» frente a los otros a los que tenían una postura más relajada.

«El interlocutor de una persona que mantiene una postura dominante puede reaccionar subleándose o asumiendo una posición 'sumisa'. En este segundo caso, la capacidad de sentir dolor se reduce, aumentando la sensibilidad del sujeto a los estímulos dolorosos», explica el autor del estudio Scott Wiltermuth.

«Según nuestros datos, cuando se tiene un dolor, es mejor mantenerse rectos que no doblarse, como se hace de manera espontánea».

La postura que tomamos puede inducir a pensar que no tenemos el control de nuestras sensaciones y que a su vez esto puede tener un efecto negativo en la intensificación de la percepción del dolor». Lo mejor es sentarse con el pecho hacia adelante y buscando alargar el tórax: el sentimiento de poder y control nos ayudará a reducir el dolor.


Fuente:  ABC


Ana Hidalgo

jueves, 1 de septiembre de 2011

"Una esperanza de vida" de Ramón L. Morales. CAPITULO 10

Desesperación ©Luis Orquín Domínguez.
Su uso es puramente ilustrativo.
Durante todo este tiempo seguí mi vida normalmente: continuaba con mi trabajo como si nada pasara, tratando de pensar lo menos posible en mi condición.
Yo mismo intentaba darme ánimos, queriendo o no, ignorando mi padecimiento.

“Vamos, échale ganas, que al cabo lo que tengo no es grave y al rato vas a ver que sólo fue un error y que estoy más sano que un caballo de carreras.”

En ciertas reuniones, familiares o con amigos, veía a varias personas departiendo, fumando y bebiendo cerveza o tequila sin ninguna preocupación, y yo como el chinito: nomás “milando”.
“Estaría bien que, en lugar de medicina, me recetaran cinco cigarros diarios y algunas copas por lo menos una vez a la semana. Ahí sí me aplicaba a seguir las indicaciones del médico, no importando lo que opinen los demás.”


Pero la verdad era otra; aunque los medicamentos alópatas en sí no tenían sabor, porque eran cápsulas o pastillas, y la homeopatía no me causaba molestias, la organoterapia sí la sufría.  Recuerdo muy bien que, según transcurría el tiempo, me era cada vez más difícil el levantarme por las mañanas: me sentía más pesado, más fatigado, y desde el momento que destapaba el primer frasco y el olor de éste me llegaba a la nariz, me hacían querer dejar de tomarlo. El sabor me parecía cada vez más desagradable, pero recordando que lo que hacía era para mi bien, y con la esperanza de evitar una cirugía, seguía con el proceso.

Una a una las gotas iban cayendo al agua y se fundían con ella hasta terminar la primera toma, después tomaba el segundo frasco y repetía la maniobra; cuarenta gotas. Lo mismo hacía con el tercero.  De sólo ver la forma en cómo el medicamento se revolvía con el agua, ya podía percibir el mal sabor en la boca, y ya no hablar del momento en que la tomaba: cada vez me daba más asco sintiendo que ya no podría hacerlo de nuevo, pero al siguiente día volvía a levantarme sintiendo más y más hastío, y resignándome a tomar la siguiente dosis.
“Dios mío —pensaba cada mañana—, ¿y ahora qué voy a hacer? —Volteaba a ver a mi esposa y a mi hijo quienes aún dormían en sus respectivos aposentos. — ¿Y ellos qué van a hacer? ¿Y mi hijo qué va a hacer si yo…? —Acariciaba su pequeña cabeza, dentro de su cuna, una y otra vez. En esos momentos me daba cuenta del gran silencio que se apoderaba de la recámara—. ¿…qué va a hacer si yo muero?
Y sentía cómo una gran impotencia, angustia y desesperación, crecían dentro de mí.


https://www.facebook.com/pages/Una-esperanza-de-vida/140564576022832

CAPÍTULO 11- "Una esperanza de vida" 11


Ana Hidalgo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info