viernes, 26 de agosto de 2011

La puesta a punto después de las vacaciones


Ahora que la mayoría de personas están terminando, o han terminado, su periodo vacacional, se encuentran, a su regreso, con que han ganado algo de peso, tienen la piel deshidratada, el pelo áspero y sin brillo, y con baja forma física.

Es en estos días cuando se plantean nuevos própositos y nuevas actividades: apuntarse a un gimnasio, hacer dieta, aprender algún idioma etc...

No es aconsejable empezar todo de golpe y a pleno rendimiento, sino que lo ideal es comenzar fomentando los buenos hábitos. 

En vez de hacer una dieta estricta, con la cual al cabo de unos días o unas semanas terminarás por aburrirte y cansarte, es preferible y más sano comer de todo pero en menor cantidad. Usa un plato pequeño para la comida en vez de uno normal o grande. Con ello conseguirás un efecto óptico y engañarás al cerebro que pensará que hay una gran ración de comida. Tampoco lleves la fuente de la comida a la mesa, porque tendrás la tentación de repetir. Pon en el plato lo que te vayas a comer.
Poco a poco te irás acostumbrando a no ingerir más calorías de las que necesitas.

Otro punto importante es el ejercicio. Si no sueles hacer ejercicio o deporte durante todo el año, en vez de apuntarte a un gimnasio para machacarte el primer y el segundo día, con el resultado de que al tercero no acudirás por estar "hecho polvo", comienza con incrementar poco a poco tu actividad física diaria: evita coger el coche cuando puedas, si vas en bus bajate una parada antes y recorre el camino andando hasta llegar a tu destino,  sube las escaleras en lugar del ascensor.... y baila. Algo tan sencillo y tan divertido como bailar es un ejercicio aeróbico excelente.

En cuanto a la piel y el cabello es necesario reparar los estragos que han sufrido con el sol. La prioridad es hidratar convenientemente la piel. Una vez a la semana o cada quince días, depende del tipo de piel, utilizaremos una exfoliante para eliminar las células descamadas en la superficie de la piel. Con un poco de constancia volverás a tener la piel en buen estado de hidratación.

El cabello necesita también que lo cuidemos y tratemos, pues la exposición al sol, el mar y el cloro lo sensibiliza y lo vuelve seco, frágil y quebradizo. Lávalo con champú reparador e hidratante y aplica una máscarilla que hidrate y revitalice una o dos veces por semana. La dejas actuar unos minutos bajo una toalla caliente: el calor aumenta la eficacia del producto.

Y...feliz vuelta a la rutina !!


Ana Hidalgo

2 comentarios:

  1. Hola Ana esto de la puesta a punto es como los coches, que de vez en cuando hace falta y esta es una buena época así como despues de navidades.
    Gracias por lo de twiter. Yo no se hacer nada más que poner algún enlace. Acabo de empezar y no se lo que es retweetear tampoco. Me imagino que tendré que leer en cuanto pueda algo sobre eso.
    Un beso y gracias de nuevo
    Twitearé este post a ver como va:)

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, Katy, la mayoría de personas pensamos en nuevos propósitos para después de las vacaciones, ya sean de verano o las Navidades, aunque muchos terminan cansándose. Por eso, lo mejor es aprender buenos hábitos.
    Por cierto el retweetear es que si algún artículo te interesa, lo retweeteas en tu twitter para compartirlo con más personas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info