jueves, 11 de agosto de 2011

Aprender a cuidar su acceso vascular, le ayudará a que funcione bien


Con unas cuantas pautas y consejos se puede conseguir conservar y mantener una fístula en perfectas condiciones. Hay que cuidarla mucho y para ello hay que prestar atención a algunos detalles.
Estos consejos son importantes sobre todo para aquellos que comienzan con las diálisis:
  1. En las primeras 24-48 horas debe movilizar el brazo de la fístula suavemente y no mojar el apósito, ni trabajar en el campo, ni con animales. Pasado este periodo debe realizar compresiones con la mano a una pelota varias veces al día. El personal de enfermería y médico le indicará cuando empezar.
  2. Palpe su vibración todos los días. Si nota algún cambio o no lo nota, llame inmediatamente a la clínica, no espere hasta la próxima sesión.
  3. No realice ejercicios violentos sobre ese brazo, ni levante pesos.
  4. No utilice objetos que aprieten en el brazo como joyas, ropas o vendajes.
  5. Mantenga una higiene adecuada de dicho brazo en su casa y en la clínica antes de su sesión de diálisis.
  6. No permita que le tomen la tensión arterial ni le extraigan sangre o administren medicamentos en el brazo de la fístula.
  7. Vigile su tensión arterial porque las hipotensiones pueden provocar problemas en su fístula.
  8. Protéjala de golpes, heridas y temperaturas extremas.
  9. Evite dormir sobre el brazo de la fístula.
  10. Asegúrese que se cambien los puntos de punción en cada tratamiento. Confie en su enfermero, porque velan por su salud.
  11. Para evitar punciones dolorosas puede usar cremas anestésicas.
  12. En caso de dolor, hinchazón, enrojecimiento o calor, frialdad o palidez, comentarlo al personal de hemodiálisis.
  13. Para hacer hemostasia, apretar suavemente con los dedos simplemente hasta que deje de sangrar, las pinzas se utilizarán solamente cuando sea imprescindible y por indicación del personal de la clínica.
  14. Nunca rodee el brazo de la fístula con esparadrapos completamente.
  15. En caso de producirse hematomas aplicar hielo y pomada antitrombótica para evitar su progresión, siguiendo las instrucciones del personal de enfermería.
  16. Si sangra por los puntos de punción deberá comprimir suavemente unos minutos sobre los mismos con unas gasas hasta que dejen de sangrar.
  17. Si la hemorragia no cede, acudir al centro de salud más próximo y/o al hospital de referencia.
Fuente: http://www.alcer.org/mm/file/acceso.pdf



Ana Hidalgo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info