miércoles, 20 de junio de 2012

Consejos para mantener a raya el calor


Entramos en el verano y parece que el tiempo acompaña a la estación veraniega. El calor aprieta y las altas temperaturas han llegado. A veces se hace hasta díficil de soportar. Como cada año hay que recordar los consejos para combatir el calor y hacer más llevadero el verano. Sobre todo hay que tener especial atención con los niños, ancianos, enfermos crónicos y personas que trabajan muchas horas al aire libre.

Algunas recomendaciones importantes son:
  • Beber agua o líquidos frecuentemente, para evitar la deshidratación y hacer comidas ligeras.
  • No abusar de los líquidos que contengan cafeína o grandes cantidades de ázucar ya que hacen perder más líquido corporal. Evitar también el alcohol.
  • Evitar la exposición directa al sol, sobre todo en las horas centrales del día y durante mucho tiempo.
  • Buscar los lugares más frescos a la sombra o climatizados.
  • Usar ropa ligera y de material transpirable, preferiblemente en tonos claros.
  • Sobre todo no hacer esfuerzos físicos intensos en las horas centrales del día.
  • Protegerse del sol con otras barreras, además del protector solar (gafas, camisetas, gorros, sombrillas… ), y usar el protector solar aunque esté nublado o te coloques bajo una sombrilla : una parte de los rayos solares consigue atravesar estas barreras.
  • Hay que mantener los medicamentos en lugar fresco, ya que el calor puede alterar su composición y sus efectos.

Principales trastornos que se puede sufrir debido a la calor:

CALAMBRES MUSCULARES: algo que ocurre con cierta frecuencia y en general de escasa importancia. Se producen calambres en los músculos (piernas, abdomen o brazos), especialmente después del ejercicio.

¿qué podemos hacer?

Parar la actividad que estemos realizando en esos momentos y descansar en un sitio fresco, tomar bebidas que contengan zumos de frutas o preparados ricos en sales minerales y consultar con el médico si duran más de una hora.

AGOTAMIENTO POR LA CALOR: puede ocurrirle a personas expuestas a un exceso de calor durante un día o a aquellas que soportan durante varios días seguidos altas temperaturas. Debilidad generalizada, sudor, fatiga, mareos, angustia, e incluso sufrir un desmayo o pérdida pasajera del conocimiento son algunos de los signos de aviso.

¿qué podemos hacer?

Descansar en un sitio fresco y tranquilo, consumir zumos de frutas y agua fresca y observar si el afectado se recupera en un periodo breve y se incorpora a su actividad normal. Si esto no sucede en una o dos horas, se debe consultar con el médico o el servicio de urgencias.

GOLPE DE CALOR: es un problema bastante grave aunque no ocurre con frecuencia. El cuerpo no puede controlar la temperatura, elevándose de manera rápida por encima de los 40º. Se caracteriza además por una pérdida de conciencia que apenas se recupera, piel roja y seca, pulso muy débil, mareo y gran confusión.

¿qué podemos hacer?

Hay que llevar rápidamente al afectado a urgencias de un hospital, intentando bajarle la temperatura del cuerpo, mediante un baño de agua fría, paños mojados o cualquier otro medio y situándolo en una habitación fresca.



Ana Hidalgo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info