sábado, 20 de julio de 2013

El calzado (sobre todo en verano)

Calzarse bien es muy importante. La mayoría de personas no nos fijamos en los zapatos que llevamos, y muchos de los problemas que aparecen en los pies vienen motivados por calzar zapatos inadecuados.

Con la llegada del verano este problema se acentúa ya que proliferan los pies enfundados en sandalias y chancletas que no aseguran una buena sujeción del pie.

El pie es una parte del cuerpo básica para el movimiento. Por eso es preciso que vaya bien sujeto, sobre todo si hay que caminar por terrenos irregulares. El pie se compone de muchos huesos, articulaciones, tendondes y músculos que necesitan un buen envoltorio que lo aguante y le de estabilidad.

A los pies hay que darle su importancia ya que cargan con todo el peso del cuerpo y muchas veces los maltratamos , por eso hay que cuidar a la hora de escoger el calzado, teniendo en cuenta que sea cómodo , que transpire y que nos sujete bien el pie, con lo que nos evitará molestas rozaduras, heridas, torceduras y esguinces.

Las chanclas, también llamadas flip-flops (su nombre en inglés), aunque parecen la mejor opción para el verano, no son el tipo de calzado más recomendable.

Al no llevar el pie bien sujeto, las chanclas dificultan el equilibrio y aumentan el riesgo de caidas. Además hay que llevar el pie en tensión para evitar que se resbalen, forzando el tobillo y los dedos del pie. Con este tipo de calzado no se puede realizar ningún tipo de actividad física .
Otro problema común de llevar chanclas es que se produzcan heridas entre el primer y segundo dedo del pie, donde roza la tira.

Son cómodas para ir a la playa o para ir a la tienda de la esquina e incluso para estar en casa, pero no son aptas para caminar mucho. Si hay que andar mucho lo mejor es que el pie esté sujeto por el talón.

En cambio, este tipo de calzado es el ideal para ducharse en sitios públicos y para caminar por las piscinas, ya que ayudan a prevenir infecciones por hongos.

Otro tipo de calzado nada conveniente son los zapatos con mucho tacón. El zapato de tacón alto es muy peligroso si se usa habitualmente, ya que a largo plazo puede producir problemas de artrosis, artritis y problemas en la columna.

Si eres de los que suelen ir a correr, procura llevar unas zapatillas que sean cómodas, flexibles y que tengan una buena amortiguación del impacto. Además hay que usar calcetines de algodón de los que absorben el sudor, para evitar las posibles ampollas que puedan salir.

Aquí os dejo una infografía de "Como elegir zapatillas para correr", sobre como escoger calzado para correr, de Consumer.es Eroski



Ana  Hidalgo

8 comentarios:

  1. Me alegro de haber aclarado tus dudas, pepe jeje.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Ay si yo te contara. Souy una experta en zapatos pero a la hora de aplicar la teoría me puede la coquetería. Y este finde en donde tuve que andar más de 24 horas seguidas en el cómputo total por presumir me llevé botine y no hace falta que te cuente nada.
    Una deportista como yo con diversos calzados en el armario... ¡imperdonable!.
    Gracias por traer este post para que no me me olvide de la bravatada:)
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola Katy, jajaja también pongo el post para mi. Siempre procuro comprarme zapatos donde lo principal sea la comodidad, pero al igual que tú, de vez en cuando me puede la coqueteria , y luego acabo con dolor de pies. Pero gracias a que me hago mensualmente la pedicura completa y me aplico cremas hidratantes y anti-duricias, tengo los pies en perfecto estado.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  4. yo tengo zapatos de todos las tipos Ana, de baile de salir de bosas de paseo de hacer de`porte de verano de invierno, de to.

    ResponderEliminar
  5. Interesante y muy útil la información.
    El calzado es muy importante por todo lo que nos explicas y si tenemos problemas en ellos ya ni te cuento.
    No hay manera de encontrar calzado adecuado a mis pies y a la vez que quepan las plantillas para paliar los dolores. Tengo que amoldarme a lo que encuentro y a las necesidades de ellos, nada fácil te lo puedo asegurar.
    ¡Hay! donde están aquellos pies míos que podían llevar tacones, bailar y caminar durante horas, estar de pie todo el día que ni se inmutaban y ahora...

    Cuidar mucho vuestros pies pues son muy valiosos, nuestro cuerpo entero lo es, cuidemos-lo y no pasemos de él.

    Un abrazo Ana.

    ResponderEliminar
  6. Es aconsejable tener varios tipos de calzado, según el momento. Así que tu lo haces muy bien !!!.
    Un abrazo pepe

    ResponderEliminar
  7. Hola maric. Yo me acuerdo cuando era jovencita, que prefería sufrir y llevar unos preciosos zapatos tipo salón con unos tacones de vértigo. Me pasaba la tarde bailando y con unos dolores terribles de pies. Luego llegaba a casa descalza.
    Ahora no aguanto ni un roce, y si vamos a algún sitio a bailar, procuro llevar calzado cómodo, o si no, llevar un zapato plano en el bolso (por si acaso).
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info