lunes, 30 de mayo de 2011

Consejos para realizar una dieta correcta



Ahora llegan las prisas por perder los kilos que se acumulan en invierno y que, gracias a la ropa, se disimulan. Pero si para una persona sana no es aconsejable realizar una dieta sin estar bien asesorados por un nutricionista o por un médico, para una persona con enfermedad renal se convierte en algo que puede ser perjudicial para nuestra salud.

Por eso, desde un punto de vista práctico, para realizar correctamente una dieta,hay una serie de recomendaciones que deben adoptarse: 


  • Lo principal es que para adelgazar debes estar convencido de tener que hacerlo. Saber que tienes que hacerlo por salud: porque estás obeso, hipertensión arterial alta, colesterol etc... Tienes que convencerte de que no es solo realizar una dieta y punto; es estar dispuesto a modificar los hábitos de tu alimentación. Es muy importante tener una actitud positiva y no tomarlo como un "castigo pasajero" al final del cual obtendrás el premio de poder comer sin ningún tipo de control.
  • Las pérdidas rápidas de peso no son convenientes para el organismo, ya que se mantienen díficilmente y los kilos vuelven a recuperarse en cuanto se abandona la dieta.
  • Cuidado con las dietas milagrosas. No debe seguirse una dieta si no es bajo estricto control médico-dietético.
  • Recuerda que comer menos no significa comer peor o con monotonía. Lo ideal es realizar cinco comidas diarias, dos principales más el desayuno y un pequeño aporte a media mañana y en la merienda y , por supesto, no picar absolutamente nada entre estas comidas.
  • Evita a toda costa tener a mano alimentos para "picar": frutos secos, aceitunas, galletas saladas y otros alimentos de ese tipo que se comen compulsivamente y que no te proporcionan sensación de saciedad. Lo mejor es comer menos de cada alimento. Un truco es comer en platos pequeños o de postre, pues el efecto óptico es importante a la hora de saciar el apetito.
  • Otro punto importante es comer despacio, masticando lentamente y disfrutando de cada bocado. Cuando se come deprisa entra más cantidad de alimentos antes de que nuestro cerebro nos avise de que ya está saciado. La impresión de estar saciados aparece en el cerebro al cabo de entre 15 y 20 minutos.
  • Desconfía totalmente de las dietas llamadas milagrosas. Hay cantidad de dietas absurdas y extrañas y que pueden perjudicar nuestra salud . Vuelvo a repetir que si quieres perder peso consulta con tu médico o nutricionista.

Ana Hidalgo

2 comentarios:

  1. ¡Hay las dichosas dietas y la preferencia por la "hermosura física".
    Te digo una confidencia, yo no soy perfecta en absoluto y tampoco lo procuro. Me gusta hacer las cosas lo mejor que puedo y sé, pero considero que ya se ha llegado a un limite penoso, cuantas mujeres destrozan sus vidas y salud por el hecho de querer estar delgadas, tanto que no se dan cuenta que han llegado al punto de la anorexia. Y he conocido a bellisimas personas que se han visto llevadas a este extremo por la sociedad, pareja...

    Bueno, como te decía no me considero perfecta para nada. Tengo algún que otro bello michelín y que...
    Eso sí, me quito de las grasas, procuro no comer fritos y hacer la comida a la plancha, los caldos, potajes con grasa suave o aceite de oliva y bastante verdura hervida o cruda en ensalada, evito los condimentos muy fuertes, bebo mucha agua y solo tomo dulces cuando me da una bajada de glucosa, comentándote que antes de la enfermedad ni los probaba.Práctico bici de vez en cuando, yoga y meditación y con ello me basta.
    Lo importante es gustarse y estar sanos, si se nos ve algún que otro michelín es lo de menos, incluso son bellos, tienen su gracia si se sabe escoger la ropa adecuada.

    Después de este argumento te diré que el texto de la entrada lleno de buenos consejos a seguir. Con ellos y la constancia todo se consigue, sin querer llegar a los extremos. Y lo del plato pequeño funciona muy bien y sobre todo como tu muy dices, querer cuidarse y concienciarse de ello es lo primero.

    Recibe un gran abrazo y perdona por la extensión, pero he llegado a ver mujeres hermosas y muy buenas personas a punto de la inanición y solo por el hecho de estar delgadas empujadas por las palabras y crueldad de la gente.

    ResponderEliminar
  2. Hola maric. Me ha gustado mucho tu comentario. La verdad es que una cosa es tener algún que otro michelin, pero otra es tener obesidad, que es peligrosa sobre todo en caso de padecer una enfermedad crónica.
    En caso de los trasplantados nos controlan bastante el exceso de peso, pero en vez de hacer una dieta por nosotros mismos, lo que es conveniente es adelgazar bien controlados por el nefrólogo o por un nutricionista.
    Un beso

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info