martes, 29 de marzo de 2011

Revisión en nefrología: Todo Ok



Voy a escribir un pequeño post sobre mi revisión trimestral en nefrología. Estoy muy contenta y orgullosa porque todo ha salido muy bien y la nefróloga me ha felicitado por mi buena condición física y todos los cuidados que tengo para mejorar mi calidad de vida.

La verdad es que siempre voy con un poco de temor, pues ya son casi 20 años de trasplante, aunque no soy la única que padece este nerviosismo y un poco, ...digamos terror.. por lo que nos puedan decir los nefrólogos. Pero una vez fuera de la consulta he dado un largo suspiro de alivio y me he venido muy relajada y alegre.

Se nota que el llevar una vida activa y unos hábitos de vida saludables ayudan mucho a cuidar nuestra salud. Vale la pena tener un poco de cuidado con nuestra alimentación y procurar no abusar de grasas saturadas, sal, alimentos procesados y bollería industriales.  No digo que nunca coma de estos productos, pero lo hago con mucha moderación y ocasionalmente. 

Otra cosa que me ayuda en mi buena condición física es el ejercicio que practico regularmente.

También me ha comentado la nefróloga que siempre voy impecable y muy bien arregladita y que eso cuenta mucho a la hora de sentirnos bien. Y tiene muchisima razón; no voy a negarlo , soy muy presumida y coqueta, me gusta ir bien arreglada y maquillada, y me gusta cuidar mi físico. Eso hace que me sienta bien conmigo misma, lo que consigue aumentar mi autoestima y aumenta mi sensación de bienestar.

Por eso, las personas trasplantadas debemos cuidarnos mucho para mantener estos órganos que nos han "regalado", en perfectas condiciones durante muchos, muchos años.


Ana Hidalgo

8 comentarios:

  1. FELICIDADES Y ERES UN MODELO A SEGUIR GRACIAS

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias,Mauricio. Y me complacería muchisimo poder conseguir que las personas con enfermedad renal aprendieran a tener buenos hábitos de vida que puedan mejorar su calidad de vida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena y me alegro de poder compartir contigo esta buena noticia. Lo mejor que ese riñon funcione. El miedo es libre y no lo puedes evitar. Prueba superada.
    Sigue cuidándote y cuidándonos, ya que tus consejos son siemprte muy positivos.
    ¿La coquetería? Un 50% doy fe.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Muchisimas gracias por tu comentario, Katy. Ahora ya estoy relajada y tranquila... durante un tiempo jeje.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  5. Me alegro Ana, enhorabuena, el cuidarse es el todo y estar bien consigo misma la base.
    Seguro que esto sera así por muchos años.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Ana, hoy he descubierto tu blog y me parece maravilloso.

    Te cuento que yo llevo 18 años de tx y me encanta cuando encuentro a alguien mas "mayor" que yo.

    La verdad es que si que se pasa un poquito mal cuando uno va a la revisión, pero yo practico un truquito que lo hace menos duro y casi deseable. Resulta que yo hago las revisiones en Madrid y cuando me va tocando la fecha comienzo a prepararlo como si fuera un dia libre y especial, y me preparo mis planes para pasar ese dia con actividades y caprichos mas o menos extraordinarios, de forma que la visita al hospital se convierte simplemente en el tramite del saludo al nefrólogo que toque, enfermera y auxiliar para pasar a disfrutar de un dia maravilloso.

    De forma que para mi ir de revision se convierte en ir de "tapeo", de museos, de tiendas, callejear por madrid, etc.... Y te puedo asegurar que los colores de Madrid con una buena analítica en el bolso son brillantes y maravillosos, y hasta parece que la gente comparate mi alegria.

    Pero a pesar del truco y del tiempo .... siempre tengo una pequeñita sensación de vértigo.

    ResponderEliminar
  7. Hola "Anónimo". Casi, casi llevamos el mismo tiempo de trasplante.
    La verdad es que el truquito que tienes cada vez que vas al médico no está nada mal,es toda una excursión. Aunque yo tampoco lo tengo tan mal. Vivo cerca del hospital, a 20 minutos en coche, pero el hospital está justo enfrente del mar, de la playa, y del paseo maritimo. La sala de espera de las consultas son acristaladas y se puede contemplar un paisaje fantástico..... pero ni por esas. Es entrar por la puerta y el corazón empieza a galopar... En fin, toda mi vida ha sido así y los nefrólogos ya me conocen.
    Muchas gracias por comentar... y una cosita, la próxima vez si dejas tu nombre mucho mejor.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info