sábado, 7 de abril de 2012

El buen tiempo y los kilos de más


Ya tenemos aqui la primavera y el buen tiempo; los rayos de sol empiezan a calentar y comenzamos a quitarnos algunas capas de ropa. A la vez que nos quitamos ropa, también asoman los "michelines" y los excesos cometidos en este invierno.
¿Comienzan a aparecer?. No. Ya estaban alli pero ocultos por kilos de ropa, y mientras no se veian, pues tranquilos..... pero ahora, a la mayoría de personas, les corre prisa por quitarse esos kilillos que les sobran, de forma rápida y sin esfuerzo y poder volver a ponerse el bikini del año pasado o los pantalones que le sentaban tan bien.

Pero es ahí, donde comienzan los errores que mucha gente comete.

Hay que tener mucho cuidado con las dietas en las que anuncian que puedes perder kilos rápidamente. En un anterior post ya comenté  como identificar las dietas fraudulentas. Además las dietas rápidas o de efecto yo-yo, son peligrosas para la salud. No existen las dietas milagrosas, todas, absolutamente todas, tienen un efecto rebote.

La obesidad es perjudicial para nuestro organismo, pero tampoco las fluctuaciones de peso continuas o la falta de algunos nutrientes son situaciones recomendables para la salud

Si las personas que están sanas tienen que tener mucho cuidado con este tipo de dietas, las personas con insuficiencia renal tienen que evitar a toda costa hacer régimen sin un estricto control del médico. Sobre todo los trasplantados, ya que somos los que más cantidad de peso podemos ganar, debido a que podemos comer un dieta normal y que al encontrarnos bien tenemos más apetito.

Lo mejor, y no me cansaré de repetirlo, es comer una dieta equilibrada, y comer acorde a las calorías que gastemos durante todo el día. El ejercicio ayuda a tonificar y fortalecer, con lo que se reducen centímetros y el cuerpo se ve mucho más esbelto.

Tampoco es cuestión de negarnos algún que otro capricho, pero siempre con moderación y compensandolo en la siguiente comida. Los verdaderos entendidos en nutrición saben que lo único que de verdad funciona y no roba la salud es comer de todo y no abusar de nada.

Por eso, lo que se debe hacer es aprender a comer, y no sólo cuando llega el buen tiempo, sino durante todo el año, y poco a poco vuestro cuerpo os lo agradecerá, porque además de no ganar peso y mantener una figura estilizada, ganareis en salud.


 

Ana Hidalgo

6 comentarios:

  1. Este post tiene mala idea jaja. Yo con las torrijas y tú con los kilos:)
    Besos

    ResponderEliminar
  2. jajajajaja Katy.... me he reido un rato con tu comentario.. Ya he visto tu post de las torrijas..... riquisimas !!!. Pero como he dicho en el mio, nos podemos permitir algún que otro capricho, pero luego hay que compensarlo. Es peor privarte, que permitirte el lujo de probar algo que te apetece, por ejemplo:una torrija, pero claro sin darnos un atracón jejejejeje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Ana, muy interesante y muy buen punto de vista.
    Si algo he aprendido a lo largo de la vida, es que aparte de todo lo dicho por ti, que es muy importante,es...
    que no importa una figura esterilizada o tres kilos de + sino una salud idónea y bien llevada, y esto es en lo que muchos están equivocados.
    Aún no estando en exceso, el querer vernos perfectos perdiendo la salud tanto mental como física es a lo que se esta expuesto con ello.
    ¡Ah! Katy, unas torrijas de vez en cuando vienen bien ¿y la satisfacción de comérselas que?

    Un abrazo Ana, a mi no me importa que asome un pequeño michelín en mi cadera, ya no es importante para mí.

    ResponderEliminar
  4. Hola maric.Me ha gustado tu comentario. Es verdad que ahora la sociedad y los medios de comunicación nos bombardean con unos cuerpos esculturales, y eso hace mella sobre todo en los jóvenes. Hay que estar en forma pero no a costa de quitarnos la salud.
    Por cierto, algún pequeño michelin también tengo yo jejejeje.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. hola ana:

    bien manejada la idea en este post, que en ocaciones nos cuesta trabajo seguir los consejos, como bien dices tu, de vez en cuando un capricho no nos cae mal sin llegar a un atracon.
    saludos y recibe un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  6. Hola Almalu.
    Es cierto que aunque llevemos una alimentación equilibrada y sana, de vez en cuando, podemos permitirnos algún capricho, ya que es peor quedarte con la ansiedad de comer, por ejemplo, un pedazo de chocolate, o pizza, o algún otro alimento calórico, que comer un día y al otro compensarlo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info