sábado, 22 de enero de 2011

Tener "barriguita" perjudica al corazón

       
         

La acumulación de la grasa abdominal y visceral, lo que son las barrigas prominentes, puede multiplicar por cuatro el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Independientemente de que estemos más o menos obesos, la grasa que se acumula alrededor de la cintura, además de provocar alteraciones en el colesterol (sube el malo y baja el bueno), aumentar los triglicéridos, subir la tensión, pueden producir apneas del sueño, diabetes y problemas cardiovasculares.

Esta acumulación de grasa visceral, sumado al tabaco, al sedentarismo y al envejecimiento que provoca que nuestras arterias envejezcan y deterioren, hacen que el riesgo de padecer un infarto o un accidente vascular cerebral sea muy elevado. No podemos parar el tiempo pero podemos intentar corregir aquellas causas que hacen que el cuerpo se deteriore más rápido.

Una cintura por encima de los valores normales aumenta de dos a cuatro veces el riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular. El límite de la normalidad se sitúa en 102 centímetros en el caso de los hombres y en 88 centímetros para las mujeres de acuerdo con los índices de altura y de masa corporal estándares.


Se determina con una cinta métrica flexible, milimetrada, estando la persona de pie, sin ropa y relajada.
Se localiza la parte superior de la cresta ilíaca como se muestra en la imagen.
Mide la circunferencia sin estirar el centímetro ni comprimir la piel mientras lo haces.
Se rodea todo el abdomen con la cinta métrica y se anota la medida en centímetros, después de haber expulsado todo el aire.
Para tener un valor más ajustado es mejor hacer dos o tres intentos.

BUENOS HÁBITOS

Para evitar tener todos estos riesgos y tener una vida más saludable es recomendable seguir unas pautas y unos buenos hábitos de salud.
  • La alimentación tiene que ser sana y debemos aprender a comer bien. La dieta mediterránea es una aliada perfecta para reducir la obesidad y los problemas cardiovasculares. Nada de dietas estrictas que lo único que consiguen es el efecto "yo-yo",  que provocan el efecto rebote :engordar-adelgazar-engordar más todavía. Con eso lo que consigues es que el corazón sufra las consecuencias.
  • Es aconsejable abandonar o como mínimo controlar el consumo de tabaco y alcohol, ya que ambos contribuyen a la constricción de vasos y arterias, pudiendo provocar una angina.
  • Es preciso realizarse un control de la tensión arterial, colesterol y diabetes.
  • Es muy importante también mantener una postura correcta. Los hombros deben estar relajados pero firmes, el abdomen con una contracción suave y la espalda recta, sin curvarla pero sin rigidez. Esto es, aunque no lo parezca, un ejercicio excelente para la musculatura del abdomen y la zona lumbar, y ayudará a reducir unos centímetros tu abdomen.
  • Apuntarse al deporte. Es conveniente hacer ejercicios específicos para eliminar la flacidez del vientre y reducir algunos centímetros. Los abdominales son perfectos para esto.

Ana Hidalgo

2 comentarios:

  1. Si se quiere evitar trastornos circulatorios, respiratorios, e incluso infartos, fuera barriga, se descubrió hará unos dos años la relación de la grasa abdominal con estas enfermedades a parte de otras.
    Información que muy pocos saben y que es importante saber para prevenir en la medida de lo posible. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pues si, Mari. Sólo echando un vistazo a nuestro alrededor podemos ver muchisimas personas que no previenen ni reducen su grasa abdominal,lo que puede afectar a su salud.
    Gracias por estar ahi. Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info