Como prevenir lesiones al comenzar a hacer ejercicio




Ya he comentado numerosas veces que el ejercicio físico es beneficioso para la salud y mejora la calidad de vida de los enfermos renales, mejor dicho, mejora la calidad de vida de todas las personas estén o no enfermas. Nos ayuda a prevenir problemas como el colesterol, la hipertensión , osteoporosis,  obesidad, depresión,etc...... Es un " medicamento" que no debería faltar en nuestras vidas.Pero si nunca has practicado ningún tipo de ejercicio, has de tener en cuenta unos consejos muy importantes para evitar lesiones o las tan temidas "agujetas".

No sirve de nada hacer un día ejercicio hoy y dentro de dos semanas otro poco. Ni tampoco pegarte la paliza algún fin de semana y el resto de la semana estar sentado en el sofá. En estas situaciones ten por seguro que te puedes lesionar o tener unas intensas agujetas. De hecho, si queremos lograr obtener los beneficios del ejercicio, tenemos que ejercitarnos de manera regular y constante.
Lo primero que hay que hacer antes de hacer ejercicio o practicar cualquier tipo de deporte, es consultar con nuestro nefrólogo ( para los enfermos renales) o nuestro médico de cabecera.

Antes de empezar el ejercicio deberemos comenzar con el calentamiento. El calentamiento produce los siguientes beneficios : aumenta la temperatura corporal, favorece la circulación sanguínea, aumenta la frecuencia cardíaca y respiratoria, aumenta la elasticidad de los músculos, tendones y ligamentos y los prepara para el esfuerzo con lo que se evita posibles lesiones tales como distensiones, desgarros, calambres, esguinces etc.
Hay que aumentar la intensidad del ejercicio lentamente y de forma paulatina para que el organismo se vaya adaptando a esa intensidad.
El dolor es un aviso del organismo, cuando este aparece nuestro cuerpo nos está indicando que debemos detenernos, y si este no cesa acudir a nuestro medico. Debemos distinguir entre el dolor y el cansancio muscular y/o agujetas. Si te sientes enfermo o demasiado cansado es conveniente que ese día no practiques ejercicio.

Lo mismo que el cuerpo necesita un calentamiento para empezar a hacer ejercicio, es de igual importancia la vuelta a la normalidad. No es bueno para nosotros detenernos de golpe después de un tiempo haciendo ejercicio ya que nuestro corazón pasaría de una alta frecuencia cardiaca alta a una baja de repente, con lo podría ocasionarnos algunos mareos o incluso desmayos, sobre todo en caso de hacer ejercicios aeróbicos ( correr, spinning, steps, baile intenso etc)
Por lo tanto lo que deberemos hacer es ir reduciendo la intensidad del ejercicio poco a poco y terminar caminando unos minutos antes de detenernos.
Después, para finalizar,unos minutos de estiramientos nos ayudaran a la relajación de los músculos y nos evitaran o suavizaran las posibles agujetas.




Ana Hidalgo


Comentarios

  1. MARAVILLOSO DIBUJO EL DE ARRIBA Y MUY GRACIOSO, LA ENTRADA COMO SIEMPRE ESTUPENDA.
    UN ABRAZO ANA.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, maric.
    Un abrazo para ti también.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Entradas populares de este blog

Filtrado glomerular

El prurito (picor) en la enfermedad renal

Entrevista a unos riñones deteriorados (con I.R.C.)