lunes, 20 de diciembre de 2010

Normas a seguir por un diabético para comer fuera de casa


Ya sea una reunión de trabajo con almuerzo o cena comprados en una casa de comidas para llevar del vecindario o una comida rápida con los niños, comer afuera es parte de nuestras vidas. Comemos afuera porque es fácil, es rápido y es divertido. Pero, ¿es saludable?
Puede serlo. Planifique con anticipación, elija con prudencia y encontrará comidas que se ajustan a su plan de comidas. Muchos restaurantes intentan satisfacer las necesidades vinculadas a la salud de los comensales. Usted desea comidas saludables porque tiene diabetes – y no está solo. Cada vez más personas desean elegir comidas saludables. Algunas reparan en las calorías. Otras desean mantener el colesterol bajo control o ingerir menos grasas.
Algunos restaurantes ofrecen comidas con menos colesterol, grasa y sodio, y más fibras. Todos los restaurantes ofrecen edulcorantes de bajas calorías en paquetes azules, amarillos o rosados, y bebidas dietéticas. Muchos ofrecen aderezos para ensaladas con menos calorías, leche descremada o sin grasa y sustitutos de la sal. Fácilmente, se encuentran ensaladas, pescado, vegetales, comidas al horno o a la parrilla y panes de granos enteros.
Muchos restaurantes tienen alimentos que son “saludables” en el menú. Solicite información sobre el contenido graso y las calorías de los alimentos del menú. Si usted lo pide, los cocineros a menudo pueden preparar entradas de bajo contenido graso, usando huevos con bajo colesterol o cortes de carne magros. Puede pedir: pollo sin piel, un determinado plato sin manteca, asado en lugar de frito y que sirvan las salsas sobre los costados del plato. Algunos restaurantes permiten pedir porciones más pequeñas a un costo menor.
Si usted toma pastillas para la diabetes o recibe inyecciones de insulina, vale la pena pensar sobre cuándo come y qué come. Puede evitar problemas si planifica con anticipación.
  • Si sale a comer afuera con otras personas, pida comer a la hora en que usted habitualmente lo hace
  • Planifique de manera tal que no lo hagan esperar una mesa a la hora en que usted necesita comer
  • Tenga la reserva y sea puntual. Evite los horarios en los cuales el restaurante está más concurrido para que no tenga que esperar.
  • Pregunte si los platos “especiales” demoran más tiempo.
  • Si su almuerzo o cena será más tarde, coma una fruta o una porción de almidón (starch) en el horario de comer habitual.
  • Si la cena es muy tarde, usted puede comer el refrigerio nocturno en el horario habitual de la cena. Después, coma la cena completa en el horario más tarde. Quizás necesite ajustar la dosis de insulina si hace eso .Leer más .........(maricmasi blog)


Ana Hidalgo

2 comentarios:

  1. Hola Ana, muchas gracias por compartir mi blog, sabes que si en algo puedo ayudarte solo has de decírmelo.

    Enhorabuena por todo tu camino andado en aquí tu blog, en todo lo referente a la insuficiencia renal y todos tus éxitos comenzados, estas en el buen camino, serán +.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Montse. La verdad es que estoy muy contenta, y el haber conocido al Dr. Matesanz, director de la ONT, ha sido lo último.
      Muchas gracias por tu ofrecimiento, lo tendré en cuenta.
      Un abrazo

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info