lunes, 27 de diciembre de 2010

Mikel Petrina, campeón de ciclismo trasplantado de corazón



"Quiero morirme de viejo y de infarto"

Mikel Petrina Cía salió de un infarto de esos que no sale la gente. Ahora, con un corazón nuevo, gana medallas en los mundiales de ciclismo. Dice que lo suyo fue cosa del estrés
Vive de dos milagros. El primero en el Hospital de Navarra cuando le resucitaron "de un infarto del que nadie daba un duro". El segundo, en la Clínica Universidad de Navarra. Cuando las sábanas de su cama se convertían en sudario, tras dos intentos, llegó un corazón compatible. Afirma que tiene 61 años de los viejos y que el día 21 cumple 11 de los nuevos. Alérgico al fármaco del reposo, entiende que la vida viene cifrada en minutos, así que salió de la clínica dispuesto a no perder ni uno. Su vacuna es el ciclismo. Los médicos le animan y su mujer le frena.


Desde el 2002 gana todos los campeonatos de España de ciclismo para trasplantados. Suma dos campeonatos de Europa y una plata y un bronce en el mundial de Australia. Antes de la entrevista ha rodado unos 150 km . A la tarde ayuda a su hijo en su pyme de muebles.

¿Se salvó porque ya conocía los síntomas?
Mi mejor amigo había muerto de infarto y me di cuenta. Fue muy duro. Los médicos aún se acuerdan de aquellas paradas cardiacas. Si llego a ser fumador no lo cuento. Luego salí del trasplante con 47 kilos. Me miraba al espejo y veía todo pellejo.

¿El quirófano da miedo?
Depende. Cuando no tenía ni vida, cuando podía vivir uno o dos días más, entré en el quirófano más contento que el que va de vacaciones. Sufría con dolores, pericarditis durísimas, neumonías...Me llegaron a sacar 20 litros de líquido para no encharcar el corazón.


¿Y cómo es de corazón?
Creo que fuerte. No he cambiado después del trasplante. ¿Qué pinto yo aquí?, me pregunto. Y lo tengo más claro que el agua: estoy aquí gracias al corazón de otra persona: uno de Madrid. Fue la decisión de la familia de uno de 38 años.


¿Conoce el rostro de su salvador?
Lo intenté. Pregunte por él al médico. Quería saber, pero me dijo que lo olvidase, que los donantes deben ser gente anónima.
La familia del joven asesinado en Tudela donó los órganos...Es lo máximo que se puede hacer. ¡No saben lo que han hecho!


¿Es usted donante?
Con la medicación que tomamos, nueve pastillas al día, no podemos. Pero tengo un hermano que ha donado su cuerpo a la ciencia.


¿Daría positivo en un antidoping?
No lo sé, pero alguno sería capaz de tomar cualquier cosa por ganar. Hay gente para todo. Conozco las broncas impresionantes que le montó un médico a un trasplantado por fumar. No se puede comprender que alguien arriesgue la vida después de lo que cuesta una donación y mantener a un trasplantado de corazón con toda la medicación gratuita. Hay quien paga por un órgano...

¿Qué puede hacer la persona que está desesperada esperando? Pero hay auténticas burradas.

¿Cómo se siente?
Un privilegiado de la vida.


¿Tenemos más posibilidades de morir de infarto o que Contador gane el Tour?
A la velocidad que vivimos cada vez habrá más infartos, pero lo normal debe ser que Contador gane el Tour salvo que suceda algo raro. Pero cuidado con el estrés. Lo mío fue por estrés.


¿En qué ha cambiado?
Quiero vivir rápido. No perder tiempo. No puedo parar. No sé estar sentado en el sofá. El tiempo pasa muy rápido.


¿Cómo se quiere morir?
De viejo pero de infarto. Es un privilegio.


¿A qué pulsaciones se pone?
En algún momento a 170 o 175, pero en bici, subiendo algún repecho fuerte. Pero a 140 y 150, cuando quiera.


¿Hace caso al pulsómetro?
A veces. Soy bastante anarco.


¿Si le duele el pecho coge la bicicleta y esprintando a urgencias?
Una vez subiendo Olleta me fui en la bici a urgencias en Tafalla. No era nada. Pero no me puedo quedar en casa parado pensando que me puede pasar algo.


¿A qué le tiene miedo en la vida?
A la silla de ruedas, al cáncer y al alzheimer.


¿Alguna locura confesable?
Algún cubata alguna vez.


¿Qué le da mal pálpito?
Está todo tan retorcido en esta vida...Los políticos me cabrean.


¿Cuando le roban una bici de 8.000 euros no le da taquicardia?
Me han robado dos bicicletas. Pero cuanto más viejo te haces más paciencia tienes.


¿Anda más cómodo subiendo Erro o por el carril bici de la Milagrosa?
Subiendo Erro. Me lo sé de memoria.



Fuente: Pedaleando la vida, blog de Ramón Ortega


Ana Hidalgo

2 comentarios:

  1. Un maravilloso `post lleno de esperanza y vida.
    Felices Fiestas
    Nela

    ResponderEliminar
  2. Así es, Nela.
    Yo también te deseo unas Felices Fiestas y un Feliz Año 2011.
    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info