lunes, 28 de noviembre de 2011

Mis controles en Nefrología


¡Es que no hay manera !.
Con los años que hace que conozco a los médicos y enfermeras de nefro de mi hospital... y cuando estoy delante de la puerta ya comienzo a temblar y con taquicardias. 
Realizar respiraciones profundas como que no me hacen efecto en esos momentos, aparte de que no me salen tan profundas...y el yoga...pues no, porque no me voy a poner en medio de la sala de espera, con las piernas cruzadas y las manos en forma de plegaria y cantando el "Om" varias veces. Y lo mejor de todo es que tengo el hospital justo enfrente del mar. 


Vista desde la sala de espera
Hospital del Mar (donde me visitan)
En la sala de espera, suelo sentarme de cara a la playa  y mirar el magnifico paisaje ...y... nada. Incluso si llego con la suficiente antelación me doy un paseo por el paseo marítimo contemplando el mar y los bañistas...y ni por esas.

Ni que me lleve un libro, una revista, música suave y relajante, juegue con el móvil...lo que sea para distraerme, cuando entro en la consulta, ya comienzan los nervios. La doctora ya ha tomado la decisión de no tomarme la tensión mientras me visita, porque siempre se me dispara (síndrome de la bata blanca). Así que llevo mi tensión arterial anotada en un papel, y siempre estoy normal.
Ya me han puesto dos veces el "holter" y ha salido bien. Son diez minutos escasos que paso en la consulta en los que permanezco en tensión.
Luego, al salir, suelto todo el aire que tenía contenido, como si no hubiera respirado en ese tiempo.  

En fin, al final todo va bien y me vuelvo a casa contenta y relajada.... Tan relajada que me duermo en el autobús jejeje.

Y cada tres o cuatro meses lo mismo.
Aunque sea una persona optimista y fuerte, soy una miedica y toda mi vida he tenido miedo a los médicos .... ¡Qué contradicción!... ¿verdad?.
Soy así y no voy a cambiar. ¡ Qué le vamos a hacer !.


Ana Hidalgo

8 comentarios:

  1. Te entiendo perfectamente. A pesar de tantos años, lo de los nervios el dia de la revisión es que es algo que no puedo controlar por más lógica que le ponga al asunto. ¡Que le vamos a hacer!

    ResponderEliminar
  2. Y es que lo he intentado todo, hasta tomarme una tila en el bar antes de subir a consulta, nada, es automático.... el "chip" me cambia de golpe. Y como tú dices : " ¡Que le vamos a hacer!".
    Un beso, Yolanda

    ResponderEliminar
  3. Hola Ana, me alegro de que te halla ido todo bien.
    Bueno prueba con la respiración.
    Concienciate de que no va a pasar nada, solo es una revisión.
    Yo ya hace tiempo que pienso que lo que tenga que ser sera, pero no dejo de luchar y cuidarme de la mejor manera posible, y esto a mi ya me basta. Hago todo lo que esta en mi mano. Lo demás...
    Un abrazo. maricmasi

    ResponderEliminar
  4. No, si yo lo pienso... pienso que es una simple revisión; lo que pasa es que mi mente en ese momento va por libre... y ordena a todo mi cuerpo hacer lo que le da la gana: retortijones, nervios, taquicardia etc... Y la respiración..... yo que hago yoga, cuando estoy allí, parece que no sé ni hacer respiraciones. En fin, seguiremos intentando jejeje.
    Un beso, y cuidate.

    ResponderEliminar
  5. Querida Ana,
    Yo también he ido hoy y estaba bastante tranquila, pero al oir mi nombre por megafonía.... Uuff
    Tengo la suerte que mi medico antes que haya cerrado la puerta ya me dice lo bien que estoy, entonces me desinflo... :) Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Hola Olatz. Me alegro de que todo te vaya tan bien.
    Y es verdad de que tienes suerte de que nada más entrar ya te dicen como estás; mis nefrólogos cuando yo entro, están mirando mi historial y los resultados de la analítica en el ordenador.
    Así que tengo para un ratito... yo sentada, y ellos sin decir nada mirando la pantalla.... así es normal que mis nervios estén de punta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. He reconocido Barcelona por tu foto, sigo tu blog y me gusta mucho tu enfoque y sinceridad ante una enfermedad crónica (hace unos años mortal en la mayoría de los casos).
    Entiendo perfectamente lo que explicas, esa mezcla de emociones se sienten "siempre" cuando tienes que acudir a una revisión, es más cuando vas de acompañante es incluso PEOR.
    Cuando salgas de la consulta aprovecha en enclave único del Hospital del Mar y tomate algo para celebrar el día. Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Montse, por tus palabras. La verdad es que los alrededores del Hospital del Mar es un sitio estupendo para pasear, comer e ir a la playa. Con ese ambiente es más "amable" ir a la consulta médica.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info