La danza del vientre



La danza del vientre es una de las danzas más antiguas del mundo, y se cree que tiene su origen como forma de ritual pagano de culto a la fecundidad.

Con el paso del tiempo esta danza se ha ido sostificando e incorporándose a la danza clásica de los paises de Oriente Medio y Norte de ÁFrica.
A través del cine se ha ido introduciendo en occidente, y sus movimientos sensuales y sinuosos han conquistado a muchísimas mujeres. Hoy en día, se trata de una de las actividades más de moda para mantener la línea.

La danza del vientre se puede practicar a cualquier edad, talla o peso que tenga la mujer, es un baile para todas donde la diversión está al máximo. Algunos médicos lo recomiendan a sus pacientes para recuperarse del parto, así como preparación del mismo, ya que los movimientos fortalecen y aportan tono muscular a la zona pélvica.

A través de los movimientos pélvicos y abdominales , apoyados en una respiración profunda y firme, estimulan los órganos internos ayudando a controlar el ciclo menstrual y disminuir los cólicos menstruales.

Y es que, para quien no conozca aún los puntos positivos de practicar la danza del vientre, debe saber que posee muchos beneficios que se pueden dividir entre los denominados físicos y los mentales
Los físicos:

 Los mentales :

De todas formas, aunque este baile no tiene apenas contraindicaciones, antes de empezar culaquier actividad física, lo mejor es consultarlo con tu médico.


Ana Hidalgo

Comentarios

  1. Me encanta verlo bailar. Tuve la suerte de verlo insitu en Egipto.
    Pero soy negada a mover la delantera:)
    Un beso, me ha gustado tui post un montón. Muy didáctico

    ResponderEliminar
  2. A mi también me encanta. Ahora llevo un tiempo que no lo bailo. A ver si puedo y me vuelvo a apuntar a clases.
    Un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario o tu testimonio. Esto da vida y anima mi blog. Os ruego que os identifiquéis con vuestro nombre o con vuestro nick, porque me gusta saber con quien estoy hablando.
NO PUBLICARÉ COMENTARIOS ANÓNIMOS.
Un abrazo

Entradas populares de este blog

Filtrado glomerular

Entrevista a Jose Manuel después de su trasplante. Por Sonia Gallego

Testimonio: No tengas miedo al miedo. Por Lola Molina