viernes, 12 de febrero de 2016

¿Me apoyas con tu voto? Concurso 20blogs de La Blogoteca


Este año vuelvo a participar en los Premios 20Blogs de La Blogoteca de 20minutos.es y me gustaría contar con vuestro voto. 
Aprovecho para daros algunos motivos por los que pido vuestros votos.
  1. Día a día intento poner todo mi esfuerzo y mi cariño en cada artículo que escribo, en cada palabra que digo, en cada consejo que aporto e intento contestar a todos mis seguidores, porque sé que me escriben, algunos, con mucha esperanza y necesidad de una palabra amable y un consuelo.
  2. Intento escribir artículos que sean de interés para todos, que sean variados y los explico de forma sencilla y clara.
  3. Mi experiencia como enferma renal ayuda mucho a la hora de aconsejar y dar ánimos a otras personas en mi situación o a sus familiares y/o allegados.
  4. Es un blog que fomenta la donación de sangre y órganos.
  5. Creo que consigo (porque me lo dicen) que muchos pacientes que se enfrentan por primera vez a su enfermedad, lo vean desde otro punto de vista, y comiencen a cuidarse y a aprender a manejar su enfermedad.
  6. Intento aportar optimismo y positividad, explico los beneficios de cuidarse, de conocer nuestra enfermedad y de mejorar nuestra calidad de vida.
  7. Con mi blog los enfermos renales se sienten acompañados, comprendidos y aprenden a quererse de nuevo subiendo su autoestima.
  8. No solo es para enfermos renales, ya que aporto muchos consejos y hábitos de vida sana para todos
Así que si en vuestra opinión mi blog merece un voto vuestro, votadme. 
Es muy sencillo,sólo tenéis que registraros y si ya estáis registrados podéis votar también conectando a través de Facebook (mira la foto). Si no tienes cuenta en 20 minutos porque nunca has votado, pulsa INICIAR SESIÓN, y elige la opción que mas te guste (facebook, twitter, o correo electrónico). Con unos pocos pasos podrás votar.
http://lablogoteca.20minutos.es/vivir-con-insuficiencia-renal-25645/0/

Por cierto, no vale votar en las estrellitas, estas no puntúan  (mira la foto)






Ana Hidalgo



miércoles, 10 de febrero de 2016

#‎BesoGraciasALosDonantes‬



Se me ha ocurrido una iniciativa como forma de agradecer a nuestros donantes el gesto altruista y generoso que han tenido al donar sus órganos para darnos y mejorar nuestra calidad de vida... Se trata de subir una foto nuestra (Facebook, Twitter, Instagram) en pose de dar un beso... ese beso de agradecimiento y cariño hacia ellos. Ese beso por todo lo que representan para nosotros y para demostrar que siempre serán nuestros héroes.
Sube la tuya y recuerda poner el hastag  #‎BesoGraciasALosDonantes‬



Ana Hidalgo

martes, 2 de febrero de 2016

El miedo a ir al médico (iatrofobia)




"Laura se encontraba mal ese día, tenía el estómago revuelto y llevaba días con picores por todo el cuerpo. En su interior sabía lo que estaba pasando pero ella no quería reconocerlo. Desde hacia más de un año no había vuelto a sus controles en Nefrología. 
La última vez, el nefrólogo le comentó que su función renal había descendido hasta el 35% y que tendría que comenzar a cuidarse. Le dieron cita para el mes siguiente, pero ella no volvió. Tenía miedo, terror, pavor, a que si iba a consulta le dijeran que había empeorado y tenía pánico a la diálisis. Era algo que la superaba.
Y ahora, al cabo de un año, se encontraba fatal; había seguido su vida como si la enfermedad no fuera con ella. Había intentado por todos los medios evitar enfrentarse a sus temores, por lo que quitaba importancia a la enfermedad que estaba padeciendo en ese momento para no ir al nefrólogo.
Esa misma noche tuvo que acudir a urgencias debido a los vómitos y náuseas continuas que estaba sufriendo... La dejaron ingresada, le colocaron el catéter y tuvieron que realizarle ya la diálisis de inmediato. Su cuerpo estaba completamente intoxicado y con una función renal muy baja.
El nefrólogo le dijo que si hubiera acudido a sus controles, hubiera seguido el tratamiento y la dieta estricta que le ordenaban... en resumen, si se hubiera cuidado... probablemente todavía no tendría que entrar en diálisis y estaría en mejores condiciones de salud"

                                  ~~~~~~~~~~~~~~~~

El miedo, ese miedo a lo que nos va a decir el médico; ese miedo a que nos hagan pruebas dolorosas; ese miedo a que nos digan que hemos empeorado... es lo que frena a muchas personas de acudir a tiempo a la consulta. Alargan lo máximo ir a las visitas, sin darse cuenta que es lo peor que pueden hacer, porque el tiempo pasa inexorablemente y si una persona necesita tratamiento para su enfermedad, cuanto antes se reciba, mejor pronóstico hay.

A ese miedo a ir al médico se le llama iatrofobia. Es el miedo incontrolado, anormal, persistente e injustificado a los médicos. Ese miedo provoca que las personas que lo padecen no acudan a las consultas de revisiones cotidianas, por lo que pueden aparecer problemas de salud que no sean detectados a tiempo.

Hay personas que tienen miedo de los médicos, no sólo por lo que le puedan decir, sino también al ambiente que les rodean, porque se sienten intimidados o porque hay médicos que no son empáticos con el enfermo, que no conectan con sus emociones y que no se ponen en la piel del enfermo. Es necesario que el personal médico tenga esto en cuenta y que dé más confianza y sea más comprensivo con el miedo que padece el enfermo.

Otras personas tienen un miedo irracional a los análisis y  otros muchos al dentista, por lo que evitan por todos los medios acudir ni siquiera a las revisiones dentales, lo que hace que sólo acudan cuando el dolor de muelas es insoportable.

Los síntomas más comunes de este tipo de fobia son: sudores, mareos, náuseas, dolor de estómago, falta de aire al respirar, temblores, palpitaciones, miedo a perder el control, ataques de ansiedad...

De todas formas, hay que calcular bien los beneficios de ir al médico, frente a las consecuencias de no hacerlo por angustia o miedo. Aunque sabemos que muchas pruebas generan preocupación, no realizarse, por ejemplo, una citología puede desencadenar un problema importante de salud.

Se debe superar ese miedo o esa fobia y, si es necesario,  buscaremos ayuda profesional... la salud es lo más importante. 


Ana Hidalgo



sábado, 30 de enero de 2016

Personas y vidas: Xavier, "La experiencia del caos"



21 de diciembre de 2.013 fue mi fecha del caos.
Tras varios meses de encontrarme mal sin saber el motivo con varios síntomas (hinchazón desmesurado de mis pies, falta de fuerzas para caminar e incluso vomiteras diarias), decido ir a mi ambulatorio de urgencias. Tras varias exploraciones se me indica que tengo los niveles de creatinina disparados y que rápidamente coja un taxi y me vaya al Hospital de Bellvitge ya que los síntomas encontrados no apuntan nada bien.
Ese mismo día ingreso en Bellvitge y tras una larga noche de pruebas y vomiteras, a la mañana siguiente recibo el bombazo de boca del Nefrólogo Jefe…”Xavier, tienes insuficiencia renal, no te funcionan los riñones”.

Mi mundo se cae en ese momento, caigo en shock, no entiendo nada, me paralizo, incapaz de articular palabra salvo llorar y llorar y pensar “Joder que he hecho mal para que me pase esto”.

Los siguientes días son de aúpa. Tratamiento de diálisis en hospital con catéter, reunión familiar en el hospital para informar de mi estado ante la sorpresa general, tensiones por algunos comentarios y miedos ante lo que ni entiendo ni comprendo.

Por fin, y con ayuda tanto profesional como psicológica, al cabo de unas semanas empiezo a entender y a aceptar lo que me ocurre. ENTENDIMIENTO Y ACEPTACION. Por aquí empecé. Reto iniciado.

Siguientes pasos y por resumir, cierto bloqueo mental al tratamiento con catéter que me condujo a varias hospitalizaciones seguidas durante el 2.014 por no querer entender los cuidados higiénicos que conlleva el catéter. A partir de ahí, decido que quiero que me pongan una fístula en el brazo izquierdo con el fin de acabar de una vez con tanta infección en el catéter.
Empiezo mis sesiones de diálisis en el centro de L,Hospitalet, donde coincido con muchos enfermos renales con los que he aprendido a compartir información, miedos, alegrías hasta conseguir que sean una extensión de mi familia.

Una vez asimilados los cambios en mi vida (no me permiten trabajar, me otorgan la incapacitación del 100%, las sesiones de 4 horas, día si día no, en diálisis), decido que mi situación no va a impedir cuidarme y ponerme en forma. También decido aprovechar mi situación para reinventarme y decidir que personas y/o cosas quiero en mi vida o no las quiero y tomo decisiones al respecto. Algunas decisiones fueron duras, pero las afronté con entereza y decidí seguir hacia adelante.

Empiezo mi actividad física en Junio de 2.014 con caminatas iniciales de 30 minutos hasta conseguir caminar de 1h,30 a 2,00h hasta la playa a diario, 5 días por semana. Los principios son duros ya que mi cuerpo se resiente mucho, con el tratamiento de diálisis y la falta de actividad durante mucho tiempo, pero decido seguir siendo constante en el esfuerzo y que nada ni nadie me impida forzar cada día un poquito más. En septiembre de 2.015 decido combinar mis caminatas con actividad de piscina y reforzar mi espalda y hombros.

Actualmente nado en sesiones de 45 minutos casi ininterrumpidamente 3 dias por semana y combino la natación con caminatas diarias de 7 a 8 km.
Poco a poco, he ido notando las mejoras hasta poder hacer una vida casi normal (con los pros y contras de la insuficiencia renal). Mi actividad física actual no envidia para nada a la de una persona supuestamente sana, es más creo que me cuido muchísimo más que muchos de ellos.

Si mi experiencia sirve para ayudar anímica y emocionalmente a los enfermos renales que su situación les bloquea y les angustia, me daré por satisfecho.

Para todos ellos, muchísimo ánimo y que sepáis que con constancia y ganas de mejorar, todo es posible. Todas las armas están en nuestra mente.

Xavier Manzanares


Ana Hidalgo




lunes, 25 de enero de 2016

Inmunosupresores... vitales e importantes para el trasplantado



Este post será corto y contundente, sólo unas palabras para recordar a los pacientes trasplantados que nuestro riñón no es cosa de broma y que hay que cuidarlo como se merece. 

Recibo de vez en cuando algún mensaje donde me explican que, por el motivo que sea, no toman su medicación como debieran, bien sea por olvido, por pereza o por trabajo. 
Algunas de estas personas han tenido verdaderos problemas para que su riñón volviera a remontar y otras, por desgracia, acaban rechazando.

Qué no debes hacer:
  • Tan perjudicial es no tomar la medicación del rechazo como hacerlo en pautas distintas a las que nos han prescrito los nefrólogos.
  • No respetar el tiempo de ayuno que nos indiquen. Si te dicen que, después de tomar la dosis, debes dejar transcurrir una hora antes de desayunar o cenar,o dos horas después, debes cumplirlo.
  • No pienses que porque lleves muchos años no te va a ocurrir nada si dejas de tomar el tratamiento unos días. 
  • Tampoco cambies la dosis por tu cuenta.
  • Si te ocasionan efectos secundarios, debes comentarlo con el nefrólogo, quien te aconsejará lo que debes hacer.
  • No te automediques con otros medicamentos sin consultar con el nefrólogo.
  • No debes dejar que se te agote la medicación sin tener una caja de reserva.
  • Si sales de viaje, lleva más medicación inmunosupresora de la que necesitas.
Las consecuencias pueden ser muy graves, ya que pueden provocar el rechazo del órgano, incluso en un corto espacio de tiempo. 
Si se te olvida un día, o lo tomas un poco más tarde, no sucederá nada, pero que esto no se haga habitual.

Hay que recordar que la medicación inmunosupresora es la que nos mantiene el riñón funcionante y en perfecto estado, a pesar de bajarnos las defensas. Es decir, es necesario que se disminuyan esas defensas con el objetivo de que no ataquen nuestro órgano trasplantado.

Recuerda, cuida tu riñón como un tesoro 

Puedes leer también: Los inmunosupresores
                                  Los inmunosupresores en el trasplante renal




Ana Hidalgo


lunes, 18 de enero de 2016

Una pausa para pensar


Foto de: Ana Hidalgo
Una pausa para pensar en la vida,
en lo que representa y en lo breve que es.

Una pausa para pensar en que damos mucha importancia
a cosas que no la merecen.

Una pausa para pensar en la alegría que siento de vivir,
de sentir, de ser y estar.

Una pausa para pensar en no adelantar acontecimientos;
lo que tenga que ser, será y lo que tenga que venir, vendrá.

Una pausa para pensar que cada nuevo día es una pequeña nueva vida,
llena de emociones, conocimientos, alegrías y tristezas.

Una pausa... un minuto... un instante
para valorar el presente y disfrutarlo.

Lo bonito de esta vida es, simplemente,
saber vivirla

Ana Hidalgo 


miércoles, 13 de enero de 2016

¡Nuevo récord de donaciones y trasplantes en España!



¡Otra vez lo hemos conseguido! España vuelve a batir su propio récord en donaciones y trasplantes. Un récord que supera en más de 20 puntos al resto de la Unión Europea. ¡Se realizan unos 13 trasplantes al día!

Los españoles estamos muy concienciados con el donar nuestros órganos cuando ya no los necesitamos. Somos generosos y altruistas y pensamos en los demás. Queda demostrado.

Es muy gratificante saber que una vez que no vivamos, podemos salvar la vida a otras personas y mejorar la calidad de muchas.
Además también tiene mucho que ver, el gran equipo médico-sanitario que hay detrás de todo esto y de la fantástica coordinación que hay entre ellos.

Otro de los puntos que destaca la ONT es la intervención de las compañías aéreas, (Iberia, Vueling o Air Europa) que colaboran de forma completamente altruista en el transporte de los órganos para que lleguen de la manera más rápida y en las mejores condiciones posibles.
En el pasado año 2015, la ONT ha firmado también un convenio con Renfe para el traslado desinteresado de órganos.

Desde aquí quiero dar GRACIAS a todos los DONANTES y GRACIAS  a sus FAMILIAS, que enfrentándose a su dolor, donan los órganos de ese ser querido y dan la oportunidad de vivir a otras personas.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info