Día Mundial del Riñón 2019


El 14 de Marzo se celebra el Día Mundial del Riñón y, como cada año, se intenta concienciar a la población de la importancia de cuidar los riñones. Esta vez, la campaña se centra en hacer saber que hay una cantidad cada vez mayor de personas en todo el mundo con una enfermedad renal, y la necesidad de que se lleven a cabo estrategias para su prevención y tratamiento.

"Salud renal para cualquier persona en cualquier lugar" 

La detección precoz de la enfermedad renal se considera una prioridad sanitaria para poder prevenir y para poder evitar la progresión a estadios avanzados de la enfermedad, reduciendo también las complicaciones cardiovasculares.
Actualmente hay 850 millones de personas en todo el mundo que padecen una enfermedad renal.

CUIDA TUS RIÑONES, SON PARA TODA LA VIDA


DIA MUNDIAL DEL RIÑON 2019. DIPTICO



Ana Hidalgo



Palabras que me dedican desde la revista Alcer nº 187



Acabo de recibir la revista Alcer nº 187 y me ha sorprendido gratamente al comprobar que en uno de sus artículos hablan de mí.
El 13 de Diciembre acudí a la Fiesta del Socio colaborador, en la sede de Alcer Barcelona. Era un homenaje a los socios voluntarios que ponen su esfuerzo en ayudar en la campañas de Donación de órganos que se realiza a lo largo del año. Por este motivo, se entregaron diplomas de agradecimiento a todos ellos.
Entonces, fue cuando me hicieron la mención especial que paso a copiar de la revista para compartirla con vosotros:

"Este año quisimos destacar y homenajear a una de nuestras socias más queridas, Ana Hidalgo, que con su blog "Vivir con insuficiencia renal" y el libro que ha editado con el mismo título, ayuda desde hace muchos años ya, a todas las personas con enfermedad renal que se encuentran en un mar de dudas sobre su enfermedad. Ana Hidalgo consigue transmitir además de un profundo conocimiento de la enfermedad renal, gracias a su experiencia como paciente, una manera positiva y valiente a la hora de afrontar el reto de la enfermedad. Por todo ello, se le hizo entrega a Ana de un diploma de honor en reconocimiento de su gran labor divulgadora de la enfermedad renal y a la vez de su gran ayuda como paciente experta que es.

Ana Hidalgo con su blog "Vivir con insuficiencia renal" es toda una "influencer" con más de 16.000 seguidores en todo el mundo, que comparte todos los trucos y consejos para sentirse mejor con la enfermedad, divulga la importancia de la dieta y el ejercicio fisico en la ERC, con su propio ejemplo, y nos explica mil y un detalles sobre la enfermedad en las diferentes fases de la misma prediálisis, diálisis, trasplante, etc.  Es muy de agradecer, por tanto, todo este trabajo que tanto ayuda al resto de pacientes. Si todavía no tenéis su libro, os recomendamos mucho que os hagáis con un ejemplar para entender todo lo necesario sobre la enfermedad renal crónica.... "

Solo digo... Buf... me quedo sin palabras.

Podéis seguirme también en Facebook  y en Twitter 



Ana Hidalgo



Macarrones con atún



La pasta es un plato que los pacientes con enfermedad renal suelen comer a menudo ya que aportan energía y apenas contienen, por regla general, potasio,sodio o fósforo según sea su preparación.
Hoy os traigo unos macarrones con atún que se preparan en un santiamén y resultan deliciosos.

Ingredientes para 4 personas:

  • 300 gr de macarrones
  • 1 bote de 1/2 kilo de tomate entero pelado
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 cebolla. (Si tenéis cebolla congelada mucho mejor).
  • Un trozo de pimiento verde y un trozo pimiento rojo. (si los tenéis congelados, mejor)
  • 2 latas pequeñas o una grande de atún bajo en sal.
  • Hierbas aromáticas: orégano, hierbas para pasta, pimienta
  • Aceite de oliva
  • Opcional: unas aceitunas sin hueso picadas. 

Preparación: 
Se cortan a trocitos las verduras y se ponen a remojar cambiando el agua varias veces. Si son congeladas se ponen a remojo también para que pierdan más potasio. El tomate se saca de la lata y también se pone a remojar. Si vas a poner aceitunas también se ponen a remojo ya cortaditas.


Elaboración:
Primero pondremos a cocer la pasta con abundante agua y un chorrito de aceite hasta que esté al dente. Una vez hecha se escurre y se añade un chorrito de aceite, para que no se pegue y se reserva. Si la pasta se va a comer varias horas después, es mejor que se remoje con abundante agua fría después de cocerla.





Mientras tanto se pone un poco de aceite en una cazuela o sartén grande y hacemos un sofrito poniendo primero la cebolla y los pimientos picados. Cuando vayan  a tomar color se añaden los ajos laminados y se deja pochar unos minutos. A continuación añadimos el tomate picadito.
Añadimos las especias al gusto (pimienta, orégano, albahaca..) y dejamos reducir y espesar la salsa. Cuando esté en su punto añadimos el atún ligeramente desmenuzado y las aceitunas.
A continuación mezclamos la pasta con la salsa y servimos...


¿Lo sabías? Aunque el atún contiene potasio (248) y fósforo (200) la cantidad que representa al comer una ración de macarrones no es grande, ya que dos latas pequeñas para 300 gr. de macarrones no es mucho.
El tomate pelado es el que menos cantidad de potasio tiene (193), y si lo remojas cambiando el agua varias veces, reduces mucho más la cantidad de este mineral.



Ana Hidalgo




¿Ejercicio en la enfermedad renal? ¡Por supuesto!


Muchos de vosotros me preguntáis si se puede hacer ejercicio con la enfermedad renal y os sorprendéis del ritmo que llevo yo. Todo es cuestión de acostumbrarse y de conocer bien hasta dónde puede llegar cada uno. Por supuesto, que cada persona es un mundo y que cada etapa nos condiciona de diferente forma.

Sé que es difícil comenzar a realizar algo de ejercicio cuando estás muy cansado o cuando no tienes ánimo. Pero si me haces caso, comprobarás que el ejercicio te ayuda a estar menos cansado y a tener más energía. Te ayuda a ser más resistente y a causa de las endorfinas te sientes muy bien, con una sensación de felicidad, que además funciona como un analgésico natural y reduce la ansiedad y el estrés.
 El corazón se fortalece,  algo muy importante para los enfermos renales, ya que ambos órganos, corazón y riñones, están conectados.  También el sistema respiratorio mejora y se aprende a respirar de manera más profunda y a oxigenar nuestros pulmones.

Los huesos y los músculos son una parte de nuestro esqueleto que también sufren mucho debido a las diálisis y las potentes medicaciones contra el rechazo. Con el ejercicio se fortalecen y es una gran ayuda en la prevención de la osteoporosis, de las fracturas y otras dolencias.

La cantidad de beneficios que tiene realizar algo de ejercicio en los enfermos renales de forma continua está comprobado. Sea cual sea la etapa en la que te encuentres, la actividad física aportará calidad en tu vida .
No me valen las excusas, si estás muy cansado, un pequeño paseo o un poco de baile suave a diario,  te hará mucho bien. Y podrás comprobar que a medida que van pasando los días, te vas encontrando con más fuerza y lo que antes era un pequeño paseo, poco a poco se irá convirtiendo en una caminata.

Podemos decir que el mejor circulo vicioso es el del ejercicio: cuanto más ejercicio haces más endorfinas generas y más energía, más bienestar y más vitalidad obtienes. Con el resultado de que más ganas de hacer ejercicio tienes. 

Si no has hecho nunca ejercicio lo mejor será que consultes con el médico y comiences con alguna actividad suave. No es recomendable comenzar un ejercicio de intensidad moderada al principio, porque lo que puedes conseguir es que te lesiones y/o acabes con unas agujetas tan tremendas que no quieras oír hablar más de hacer ejercicio. Todo lleva su tiempo.


Ana Hidalgo




Personas y vidas. Xenia Martinez: "La actitud positiva ante todo"


Insuficiencia Renal Crónica en etapa terminal, odio escuchar ese nombre cada vez que un médico lo menciona, sobre todo la palabra “terminal” pues lo primero que me recuerda es la presencia de una enfermedad avanzada, progresiva e incurable. Considero que se debería cambiar el nombre a la enfermedad, aunque es la realidad que estoy viviendo, no creo que sea necesario que te lo recuerden, total, vivo con ella desde hace 18 años, a veces la veo como mi mejor amiga, mi compañera de vida, pues me ha enseñado lo fuerte que puedo ser, a valorar cada día de mi vida y, ¿porque no? a ser mejor persona.
Hace poco escuché decir en una conferencia “las personas sanas no saben la corona de salud que traen en la cabeza” lo que me llevó a pensar. ¿Qué persona sería en este momento si no tuviera esta enfermedad? Tal vez no hubiera conocido la fuerza y la fe que puedo llegar a tener.

La realidad de una enfermedad terminal es aceptar, de cierta manera, tu mortalidad, sí, lo sé, suena algo muy duro, pero cuando tienes casi toda una vida luchado en contra de todo diagnóstico la cruda realidad se vuelve parte de tu vida, aprendes a vivir día a día; pues nunca sabes cuándo aparecerán los síntomas, de pronto aparece la anemia, descalcificación, edema, cansancio, debilidad muscular, calambres, etc., a veces pueden llegar a hacer que cambien mis planes, es ahí cuando vives el presente, sí, la realidad es que tienes muchas limitaciones pero debemos saber que la insuficiencia es solamente algo físico, segura estoy que la actitud positiva que tomamos ante la enfermedad nos mantiene firmes.

En este momento, ya no me veo igual, ya no tengo las mismas ganas de antes, ni puedo llevar la misma rutina que estaba acostumbrada, a veces el cansancio del ir y venir de los doctores me abruma, sin embargo, aún tengo un proyecto de vida, tengo metas por cumplir, sé que el tiempo se me viene encima, vienen pruebas grandes pero no son impedimento para que yo consiga mis metas, el único cambio será que debo esforzarme más para conseguirlo. 
  
Otra verdad, es que al final del día solo te tendrás a ti, serás tú quien tenga que ponerle las ganas para salir adelante, solo tú sabes que es luchar día a día, claro que tu familia y amigos están ahí para apoyarte, pero de nada sirve si tú no pones de tu parte. Sé que no es fácil, que por más que quieras llevar una vida “normal” al cien por ciento no es así; sin embargo, de vez en cuando hay que hacer una pausa, respirar y continuar.

Así es la Insuficiencia Renal, por etapas, poco a poco… el final de una etapa es el principio de otra; yo me repito a mí misma en esos momentos a solas, cuando pienso que ya no puedo más: ¡Respira y recuerda que has pasado por esto antes... has estado así de cansada y asustada, de ésta también vas a salir! Yo sé que es un largo y doloroso camino, tanto emocional como físicamente, pero en algún momento va a pasar, cuando menos lo esperes vas a ver hacia atrás y verás a una persona fuerte que no sabías que eras.

Xenia Martinez


Gracias Xenia, por compartir tus sentimientos y tu visión de la vida como enferma renal. Sigue con esa actitud, siempre hacia adelante y siempre disfrutando de los pequeños detalles de la vida. Tienes mucha vida por delante y muchas metas por cumplir. ¡Ánimo!
Un abrazo.


Ana Hidalgo




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...