¡Bienvenido!

Bienvenido a mi blog: Vivir con insuficiencia renal

Espero que lo que veas aquí sea de tu agrado y pases un buen momento conmigo.

¡Estás en tu casa! Por lo cual puedes leer y comentar lo que quieras.

sábado, 30 de mayo de 2015

Ya queda menos para tener el libro "Vivir con insuficiencia renal"




¿Verdad que hay muchas preguntas que los enfermos renales no hacemos a los nefrólogos? ¿Y verdad que hay muchas que son de tipo estético o de cuidados básicos y del día a día? ¿Preguntas y dudas que van surgiendo y que no son importantes para nuestros médicos pero sí lo son para nosotros?. ¿Verdad que a veces sentimos la necesidad de buscar apoyo moral, alguien que nos dé ánimos y nos empuje a luchar y a seguir cuidándonos para mejorar nuestra calidad de vida? o ¿Verdad que hay veces que simplemente queremos sentirnos acompañados por alguien que esté o haya pasado por lo mismo?

Todo eso lo encontráis en mi blog, un blog contado por una persona con enfermedad renal, osea, yo.

Por eso, he decidido recopilar todo esto en un libro "Vivir con insuficiencia renal", junto a Lola Montalvo, que con sus estupendos artículos, sus conocimientos como enfermera y familiar de enfermo renal y mi experiencia, queremos ayudaros a resolver vuestras dudas y a mejorar vuestra calidad de vida. 

Será un libro que podréis consultar cada día y que os servirá de guía en este camino como enfermos renales.


Lola y yo estamos poniendo todo nuestro empeño y cariño en que sea un libro que os pueda ayudar y con el que os sintáis comprendidos y reconfortados.

¡Ya va faltando menos! 
Os mantendremos informados.


Image Hosted by ImageShack.us

martes, 26 de mayo de 2015

Los medicamentos caducados... ¿Qué hacemos con ellos?


Seguro que todos tenéis en vuestro "rincón o cajón" de los medicamentos, algunos que fueron recetados para una patología o dolor en concreto y durante un tiempo determinado y que ahora permanecen apartados y olvidados. Muchos llegan a caducar y otros ni siquiera recuerdas para que fueron utilizados. 

Ten en cuenta que no es conveniente guardar los restos de medicamentos de tratamientos finalizados durante mucho tiempo. Cada cierto tiempo (una o dos veces al año por lo menos) debemos revisar nuestro botiquín y comprobar todos aquellos que ya no utilizamos o han caducado y evitar de esa forma acumular medicamentos.

Los medicamentos son residuos especiales y nunca deben tirarse a la basura o la inodoro, ya que son altamente contaminantes tanto para las personas como para los animales y el medio ambiente. Lo que haremos será llevarlos a la farmacia, donde disponen de un punto específico para ello llamado Punto Sigre.

Llevando los medicamentos a los puntos Sigre estarás seguro de que le darán un tratamiento y procesamiento adecuado.
Para mayor información entra en la página de Sigre


Cartel de Sigre: http://www.sigre.es/recicla-punto-sigre/


Image Hosted by ImageShack.us

viernes, 15 de mayo de 2015

¿Nos planteamos ser felices? ¡Venga!



En la sociedad actual es muy común estar influenciados por el materialismo  y creer que se necesitan grandes cosas en la vida para ser realmente feliz. 

Sin embargo, la verdadera felicidad, no se trata de tener, sino de ser. Las personas que padecen alguna enfermedad crónica saben bastante bien encontrar la felicidad en los pequeños detalles y disfrutar de ellos.
Pero no todo el mundo sabe encontrar esa alegría y esa felicidad que tanto bien nos hace.
Hay pequeños detalles que ayudan a sentir que el día merece la pena y que somos felices con lo que tenemos.
Unos consejitos para conseguirlo: 
  1. Levántate temprano (no hay que dormir demasiado, te pierdes el día)
  2. Planifica tu día tranquilamente mientras desayunas (un desayuno completo y variado)
  3. Quiérete... quiérete mucho (muy importante, sobre todo en caso de personas con enfermedades crónicas)
  4. La alimentación ha de ser sana, variada, sin grasas y sin saltarse ninguna de las comidas.
  5. Tienes que tener proyectos y objetivos e intentar cumplirlos (procura que no sean sueños imposibles)
  6. Realiza ejercicio con regularidad y huye de los malos hábitos (no permanezcas demasiado tiempo sentado o de pie)
  7. Escucha cada día un poco de música y busca un rato para relajarte y meditar.
  8. Ríe. La risa es el único medicamento que no tiene efectos secundarios (si no tienes ganas de reír, fuerza una sonrisa... también ayuda)
  9. Rodéate de personas que te quieran y se preocupen por ti (huye de las personas y relaciones "tóxicas")
  10. Ten confianza y cree en ti (te ayudará a subir tu autoestima)
  11. Cuando consigas algo, celébralo y disfruta.
  12. Vive con intensidad cada día, vive sintiendo cada detalle y cada momento. 
¿Qué detalles son los que te hacen feliz a ti? Seguro que si te paras a pensar, hay pequeñas cosas que te hacen sonreír y con las que te sientes a gusto y feliz. Piensa en ellas y no dejes de saborearlas y disfrutarlas.
Image Hosted by ImageShack.us

sábado, 9 de mayo de 2015

Taller-charla en el VIII Encuentro de Jóvenes con ERC

Preparadas para la charla
Hoy he tenido la grata experiencia de realizar un taller-charla, en el VIII Encuentro de Jóvenes con Enfermedad Renal. El tema a tratar era "Blog de pacientes: la enfermedad renal en la red". Básicamente he hablado de la importancia de aprender a cuidarse y a quererse. Que el conocimiento de nuestra enfermedad, nos ayuda, además de tener una buena calidad de vida y de cumplir perfectamente con nuestro tratamiento, a sentirnos mucho más seguros de nosotros mismos. 

También he comentado que es muy importante el apoyo entre el enfermo y la ayuda de una paciente activo y experimentado en los inicios de un diagnóstico. Y que cada vez más, los enfermos crónicos, nos preocupamos por conocer y saber, no sólo de cómo cuidar nuestra salud y como llevar nuestra enfermedad, sino que también queremos sentirnos acompañados por personas que se encuentran en la misma situación que nosotros. Esto nos lleva a que visitemos páginas y foros relacionados con nuestra enfermedad para interactuar: preguntar dudas, exponer nuestros miedos y angustias, sentirnos comprendidos, buscar apoyo moral y ánimos...


En plena conferencia
Así mismo he hablado de mi blog, de cómo lo creé, de lo que trata y de los mensajes que recibo a diario, de mis consejos y artículos. Y he hablado un poco del próximo libro que está "cocinándose".

También he hecho un pequeño resumen de los blogs que recomiendo y que considero importantes para nosotros y he dado unos cuantos consejos para saber escoger páginas relacionadas con la salud.


En la charla he estado acompañada por dos enfermeras del Hospital Universitario Cruces, que junto con un equipo de profesionales y enfermos renales, llevan el blog: "Cruces contigo en la enfermedad renal". Han hablado de todo lo que conlleva un blog dirigido a personas con enfermedad renal. 


Taller de expresión corporal
Después de la comida, me he quedado a seguir el taller de Sonsoles Hernández (deporte y ejercicio) y Conchi Peña (expresión corporal), muy entretenido y divertido, pues ha sido casi todo el tiempo interactivo y más práctica que teórica.
Una foto sonriente al lado del cartel
Ha sido un día gratificante, interesante y muy agradable, donde he podido conocer a algunos de mis seguidores y charlar con ellos.


Image Hosted by ImageShack.us

domingo, 3 de mayo de 2015

Consejos para motivarnos y animarnos



Constantemente encuentro frases que son motivadoras o que alientan a seguir luchando día a día. Me gusta compartirlas en mi página para animar a todos los que las leen.
Esta vez, para variar, voy a ser yo misma con mi experiencia personal la que os dé unos pequeños consejos para conseguir estar satisfechos con vuestras vidas y para seguir en la lucha con más fuerza cada día.
  • En primer lugar, lo mejor para elevar nuestro ánimo y encontrarnos más fuertes es el ejercicio. Algún ejercicio adaptado a la fase de la enfermedad en que te encuentres en esos momentos, ayudará a que te sientas mejor. La razón principal está en que, al hacer ejercicio, liberas endorfinas, una hormona responsable de aumentar nuestra alegría y nuestra sensación de bienestar. El cansancio que produce el hacer ejercicio también es un buen sedante, ayudando a que puedas descansar mejor por la noche, sin pensamientos negativos que te acosen y que a su vez te impidan descansar.
  • Bailar y escuchar música es un gran beneficio ya que, al igual que el deporte, se liberan endorfinas que nos hacen sentir bien y nos evocan emociones y sentimientos positivos. Yo recomiendo a todo el mundo que incorpore la música en su vida cotidiana, pues además está demostrado que no solamente sube el ánimo y nos alegra, sino que es beneficioso para el corazón. Según el ritmo, servirá para relajar o para estimular.
  • Tenemos que tomarnos la vida como viene, no anticiparse a los acontecimientos o los problemas que nos puedan llegar. Hay que intentar mantener un estado de ánimo moderadamente alegre y afrontar las adversidades con paciencia.
  • Si estás pasando por una etapa mala de tu vida, intenta sobrellevarla con serenidad, y llora y quéjate si es preciso; nadie es de piedra y no nos encontramos siempre con ganas de reír y de estar alegres. Todos, hasta los más optimistas, pasamos momentos duros en la vida y no por ello nos derrumbamos y nos abandonamos.
  • No te quedes estancado en esas emociones de pena, tristeza y pesimismo. Busca ayuda si es necesario y rodéate de las personas que te quieren. Evita la soledad en esos momentos y procura estar distraído.
  • Una cosa que yo suelo pensar es que la vida es una sola, y para mal o para bien, es la que nos ha tocado vivir y debemos sacarle provecho con una buena actitud y con pensamientos positivos. Yo no pedí estar enferma, pero eso es lo que me ha tocado y decidí que mi enfermedad sería una parte más de mi misma, y no dejaría que la amargura y la tristeza, por esa razón, invadiera mi vida y la de las personas que me rodean.
  • Si lo que te aflige es el dolor físico, el único consejo que puedo compartir, y por experiencia propia, es el de tener paciencia, y hacer lo que el médico diga para librarte del dolor. Hay personas que quejándose les parece que su dolor disminuye; hazlo si lo necesitas. Después que el malestar o dolor desaparezca, reinicia tu vida de nuevo y recarga las pilas del optimismo y de las actividades diarias.
  • Si puedes, anota en una libreta todos los pequeños detalles positivos de ese día que te hayan ocurrido: has tomado un café con un amigo, tu hijo te ha dado un beso, has tomado el sol en un banco del parque sintiendo sus cálidos rayos, has encontrado un amigo que hace tiempo que no veías, has disfrutado con una película, has realizado una buena compra, en fin, miles de pequeños y agradables detalles que nos suceden a diario y que nos aporta la vida. De vez en cuando, lee estas anotaciones, sobre todo en días que sientes que no estás de humor y te servirán para recordarte que la vida tiene muchas pequeñas cosas por las que vivir y por las que motivarnos y animarnos.
Espero que todos estos pequeños consejos sirvan para que cambie la forma con que algunos enfermos crónicos ven la vida, y en consecuencia la vivan con más intensidad, esperanza y optimismo.

"Si algún día recibes la invitación de la tristeza, dile que

ya tienes compromiso con la ALEGRÍA" 

Reeditado


Image Hosted by ImageShack.us




¡¡Felicidades, mamá!!



Felicidades a todas las mamás, que sufren y se desviven por nosotros. 
Que están ahí para cogernos de la mano cuando más falta nos hace.
Que nos consuelan en los malos momentos. 
Que nos abrazan y nos besan para calmar nuestro dolor.
Que se mantienen despiertas y a nuestro lado cuando tenemos mala noche.
Que ríen con nosotros e incluso discuten y nos riñen. 
Un beso a todas ellas.
Ana Hidalgo

                   

viernes, 1 de mayo de 2015

Me repito, pero el ejercicio es muy importante


Foto de: Patricia López
  Estudi10:  https://www.facebook.com/estudi10prat?fref=ts
Sí, ya sé que lo digo constantemente, ya sé que os cuesta muchísimo, que no estáis en forma, que os cansáis, que a veces hay que pedir permiso a un pie para mover el otro, que no os apetece, que no tenéis tiempo... todo eso lo sé muy bien... pero hay que hacer algo de ejercicio. No me valen excusas, aunque sea caminar un rato, o bailar en casa al ritmo de tu música preferida, siempre que te encuentres bien, claro está.

No hay que realizar ejercicio o practicar algún deporte cuando tenemos dolor, fiebre, dolores articulares o nos encontramos mal. Tampoco realizaremos ejercicios violentos o de contacto físico que puedan dañar la fístula o el catéter.

Todavía me escriben personas con enfermedad renal que piensan que realizar ejercicio o practicar algún tipo de deporte no es bueno para su salud.Tienen miedo de que les pueda afectar a la fístula, al catéter o al riñón trasplantado. Me comentan que no hacen nada y que pasan muchas horas sentados o en reposo. Estas personas tienen un total desconocimiento respecto al tipo de ejercicio que pueden hacer, cómo realizarlo y la frecuencia.  


Foto de: Patricia López
Estudi10: https://www.facebook.com/estudi10prat?fref=ts
Muy al contrario, el ejercicio nos ayuda a sentirnos mejor, nos fortalece, nos ayuda a descansar por las noches, nos hace más resistentes a las infecciones, sube la autoestima, baja la tensión arterial, baja el colesterol, mantiene nuestro peso estable... y un montón de beneficios más. También nos ayuda a enfrentarnos a las limitaciones y a los tratamientos que tenemos debido a nuestra enfermedad.

Un ejercicio moderado y continuado mantenido durante 30 minutos y practicado entre 3 y 5 días a la semana es algo que debemos practicar en nuestra vida como un hábito saludable que mejorará enormemente nuestra calidad de vida.

Adaptaremos el ejercicio a nuestra situación, sin llegar al agotamiento físico, y  hay que ser constantes en la práctica. 
Hacer ejercicio nos ayuda a generar endorfinas, "la hormona de la felicidad”, por eso después de practicar ejercicio o simplemente de salir a bailar nos sentimos más fuertes, más animados, con renovadas energías y con ganas de “comernos el mundo” y esto es muy importante en las personas con una enfermedad crónica.

Si no has hecho nunca deporte o hace tiempo que no lo realizas, hay que consultarlo con el nefrólogo y empezar poco a poco. Al cabo de un cierto tiempo, notarás como tus fuerzas y tu energía van aumentando, notarás que te sientes más ligero y con mucho más ánimo.
¿A qué esperas?

Image Hosted by ImageShack.us




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info