sábado, 21 de enero de 2017

Alex, trasplantado renal: Carta para John Doe

Alex, trasplantado renal.
Carta para John Doe*:

Esta noche, justo hace un año, sobre las 2 de la mañana, recibía la llamada más esperada de mi vida tras 5 años de espera. Cuando la recibí, la verdad es que no actué como esperaba: con alegría, felicidad, entusiasmo.  Más bien fue como un... ufff,  que palo ahora ir al hospital,  estoy viendo una serie y me tengo que desconectar de la máquina de diálisis. Sí, amigo o amiga, hablo de la llamada que me iba a dar un nuevo comienzo en mi vida, tras haber pasado todos esos años dependiendo de una máquina para seguir viviendo, ya que por sí solo, mi cuerpo no era capaz de sobrevivir.
 Así que, a los diez minutos de la llamada del Doctor,  reaccioné.
La mezcla de emociones fue muy desconcertante... ¡estaba completamente impactado! Felicidad, miedo, alegría, incertidumbre... había de todo en mi cabeza.

 No hace falta que cuente como transcurrieron esos cinco años tan duros, ya que, seguramente, algo sabrías o simplemente no te hacía falta saber cómo sufren algunas personas. Lo que sí te puedo contar es el cambio que he experimentado desde ese mismo día en el hospital; la primera gota de orina que vino acompañada de unas cuantas lagrimas de felicidad. Sí, Jhon Doe, 5 años sin poder hacer algo tan "normal"...  la explosión de felicidad me llenó enseguida las emociones. Y desde ese día todo ha ido a mejor .

¡La ducha!... ¡Una simple ducha!. Ahora la disfruto como nunca he hecho, sin cables, sin curaciones, sin ataduras. Así que, simplemente, hago lo que nunca realmente hice y os aconsejo que es lo que deberíais hacer todos vosotros, los que estáis leyendo estas líneas y no sois Jhon Doe, claro está:  Disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, de los pequeños momentos y sobretodo, valorar lo que tenéis, por muy básico y rutinario que sea, porque algunas veces no valoramos lo que tenemos hasta que lo perdemos .¡Y no veas si es verdad!

Pero esta carta no va dirigida a cualquier persona, ya que sin tu aportación solidaria yo no estaría escribiendo esto. Sí, amigo o amiga que estas descansando en paz, estas palabras, cada una de ellas, van dirigidas a ti,  y se que no hay palabras suficientes para expresar el agradecimiento que te tengo. Siento de corazón que haya tenido que ser de esta manera, ya que tu vida ha dado un nuevo rumbo a la mía. Desde luego estoy cuidando del riñón y de mi salud como nunca lo he hecho. Ten por seguro que no lo voy a dejar de hacer.

Hoy es el primer aniversario de muchos... estoy seguro, pero no podía dejarlo en un simple gracias, Así que GRACIAS por este regalo.  Sigue descansando en paz... que sí, que ya lo sé, que soy un coñazo pero al menos una vez al año vas a tener que aguantarte y recibir mi agradecimiento .
Gracias Jhon Doe .

* Jhon Doe- Alias usado para referirse a alguien desconocido

Alex Socada


Ana Hidalgo

domingo, 15 de enero de 2017

Personas y vidas: Borja "Vida, trasplante y deporte"


Una vida entre Nefrólogos y cirujanos es lo que conozco hasta el día de hoy, aunque eso no es todo, hay mucho más, esa es una pequeña parte gracias a la cual hay otras muchas partes muy diferentes y lo más parecidas a la vida que llevan personas ¨normales¨.

Mi primer contacto con la enfermedad renal comienza a los tres años cuando me diagnosticaron la enfermedad  a causa de un reflujo que el pediatra no me vio, En el año 84 los avances no era como son hoy en día; desde entonces empieza el tour por médicos, enfermeras, y hospitales que todo enfermo renal conoce.
Desde que tengo uso de razón me he cuidado, nunca he bebido, fumado o mucho menos tomar algún tipo de drogas, mi objetivo es tener una vida lo más sana posible, desde bien pequeño recuerdo mis caminatas por la montaña en busca de nidos de aves para observarlas, o participar en las actividades extraescolares como el fútbol, todo esto me hacía sentirme normal, olvidar la mañana que habíamos pasado en el hospital e incluso aparcar mi enfermedad.

Con 14 años recibí mi primer trasplante y el donante fue mi padre. Gracias a él pude vivir nueve años con la calidad de vida que un trasplante nos puede ofrecer, la vida normal que puede hacer cualquier adolescente, salir de fiesta, ir de vacaciones con los amigos, estudiar sin faltar a clase tanto como antes, cosa que se nota mucho, ya que en hemodiálisis solo estuve seis meses, pero compaginar las sesiones de hemodiálisis con las clases, se me hacía un poco cuesta arriba.

El riñón de mi padre dejo de funcionar con veinte y pocos años...¡vaya palo!, pero al mal tiempo buena cara, esta vez decidí realizar diálisis peritoneal. Gracias a esta modalidad de diálisis domiciliaria conseguí seguir teniendo independencia,  sin asistir a hemodiálisis.
Seguí viajando, ya trabajando, y el deporte algo menos intenso...  paseos cortos primero; el día que podía y mi cuerpo me lo pedía, paseos más extensos por montaña en alguna ocasión que me veía más fuerte, pero siempre intentando no pasarme que luego venían las consecuencias.

Una noche recibí la llamada para el trasplante, y sin casi enterarme, habían pasado cuatro años. La recuperación de la intervención fue lenta, estuve un mes ingresado, en el cual el pasillo del hospital la paz se había convertido en mi camino de paseos.

Al recibir el alta decidí usar el deporte como método de terapia para una recuperación del trasplante. Empecé a correr, montar en bici, subir montañas cada vez más altas... un no parar, siempre asesorado por profesionales y controlado por los médicos.

A lo largo del año 2015 y 2016 he asistido a los campeonatos nacionales de trasplantados, realizados en Alcázar de San Juan y en Lorca, en los campeonatos europeos también para trasplantados y en diálisis celebrados en Vaanta, Helsinki, Finlandia.

Borja con su padre
Fuera de las modalidades y campeonatos realizados para los trasplantados he competido en otras carreras como los 101 de la Legión, en ronda, carrera organizada por la legión, que supone realizar 101 kilómetros por la serranía de ronda, ya sea corriendo o en bici MTB, yo en mi caso decidí realizar la carrera en MTB tardando casi 12 horas en completar el recorrido

El reto que más orgulloso estoy en una carrera en montaña, TP60,  que consiste en una carrera de 65kilometros y 2400m de desnivel positivo entre las localidades madrileñas de Miraflores y Navacerrada, pasando por el pico más alto de la comunidad de Madrid, Peña Lara.  Este reto tarde 11.15 minutos en completarlo.

Al realizar todas estas actividades, pensé en poner en marcha mi espacio (mi blog) en internet, ¿por qué no dar la opción de que otros trasplantados vean lo que logro hacer? Es un proyecto a largo plazo, en este espacio, "Borja Revilla" he empezado a narrar todas competiciones a las que asisto, todas las rutas que hago, también reflexiones, y por qué no, si tengo un día de bajón o algo no va bien también me gustaría publicarlo, ya que en el fondo es parte de la vida.

Invito a todos a echar un vistazo, escribirme, seguir mi blog en las redes sociales, darme ideas o críticas, siempre que sean constructivas.

Desde aquí agradezco a Ana Hidalgo este pequeño espacio en su Blog

Borja Revilla


Gracias, Borja, por contar tu historia en mi página, y deseo que tengas muchos éxitos en tus actividades deportivas al igual que en tu blog.
Un abrazo


Ana Hidalgo


viernes, 13 de enero de 2017

El colapso en urgencias: Hay que reforzar, no recortar



Cada año pasa lo mismo. Los hospitales, al llegar el invierno y el frío, se colapsan por culpa de gripes y afecciones respiratorias (entre otras cosas). Los pasillos se llenan de camillas con enfermos de todo tipo, incluso inmunodeprimidos (como me pasó a mi el año pasado. Leer: Mi estancia en urgencias ) que necesitarían estar en boxes especiales por estar bajos de defensas; en vez de eso, estamos todos juntos, camilla tras camilla, hombres y mujeres de todas las edades y con todo tipo de enfermedades, sin ningún tipo de intimidad (Leer: La intimidad...).

Además de las incomodísimas camillas que hacen que si estás mal te pongas peor, los familiares que permanecen junto a su familiar enfermo deben pasar horas y horas de pie, obstaculizando, muy a su pesar, el ir y venir de médicos y enfermeras/os... y el trasiego de sillas de ruedas, carritos de material sanitario, carros de limpieza, etc.

Por otra parte... ruidos, toses, quejidos, lamentos.. el anciano de al lado que se hace todo encima y nadie le atiende, la mujer de la camilla de delante que no para de gritar, un chico joven en un sillón llamando a grito pelado a la enfermera porque va a vomitar, una mujer que camina por el pasillo buscando un lavabo con la camisa de hospital (esa que es abierta por detrás) mostrando su trasero a pesar de sus intentos por taparse llevando el suero puesto, el personal médico y sanitario sobrepasados de trabajo y estrés... Un caos total... un desastre sanitario y humanitario.

¿Acaso no pueden prever lo que pasa toooodooos los inviernos? ¿No saben que muchas personas, sobre todo enfermos crónicos, ancianos y personas con las defensas muy bajas como los inmunodeprimidos tenemos todos los números para contraer gripes o infecciones respiratorias?
Lo que sí quiero dejar bien claro, es que por una gripe no es necesario acudir a urgencias a pasar 4 o más horas para que te receten ibuprofeno o paracetamol, te digan que te quedes en casita descansando y tomes calditos de pollo. Eso, claro está, si no formas parte de las personas con riesgo de complicaciones que he nombrado anteriormente.

Lo que no me cabe en la cabeza es el  por qué no toman medidas para que esto suceda... por qué Sanidad no se pone firme y pone refuerzos, tanto en camas y habitaciones, como en personal médico y sanitario... ¡Ah no! ¡que es al contrario! Que su intención es recortar y recortar. Es que no les interesa que nuestra Sanidad Pública se vea mejorada y fortalecida.

Mientras tanto, a los enfermos crónicos, nos da terror cada vez que tenemos que ir a urgencias, ya no solo por el tiempo que se pasa allí, sino cómo se pasa.
Esperemos que esto se solucione algún día... porque lo que es este año, vamos de mal en peor.


Ana Hidalgo  





lunes, 9 de enero de 2017

¡Inspiración! ¿Dónde te has escondido?



Acabo de darme cuenta que tengo 1024 artículos en mi blog ; más de seis años de trabajo y dedicación.
Durante todo este tiempo he escrito sobre casi todo, siempre dentro de mis conocimientos y de la experiencia que he adquirido con los años.

Y aquí estoy, mirando la pantalla del ordenador y sin saber sobre qué escribir... creo que la inspiración se me caído por alguna parte, no la encuentro.

Cada vez me resulta más complicado encontrar algún tema que no haya comentado o sobre el que no haya escrito ya.

Cuando la inspiración no hace acto de presencia, ya puedes estrujarte las neuronas, ya puedes leer o buscar información, que no se te ocurre nada sobre lo qué escribir. Entonces, pienso: "ya está; creo que se ha agotado la fuente y que no voy a poder continuar con el blog". Aunque hasta ahora he tenido suerte y siempre ha acudido a mí alguna idea para seguir en la brecha. 

Sin embargo, a veces pienso que cada vez se me hace más cuesta arriba escribir en el blog; he empleado mucho esfuerzo y horas de trabajo durante este tiempo y sé que cuanto más se espacian las publicaciones menos público te visita. Pero hay temporadas en que no se me ocurre nada, me preocupo y pienso.. "¿Qué me pasa?"... Pues eso, no pasa nada, absolutamente nada por mi cabeza.

Miro mis notas... tengo apuntes que no me convencen...busco en libros, revistas... en fin, que tengo el cerebro un poco saturado y creo que lo mejor será que me lo tome con paciencia. Si se me ocurre algo bien, y sino... también.

Aprovecho, también, para dar las gracias a todos aquellos que han colaborado en mi blog...  y decir, que si alguno de vosotros quiere aportar su historia o escribir sobre otro tema que vaya bien en mi blog, puede ponerse en contacto conmigo. 


Ana Hidalgo


jueves, 29 de diciembre de 2016

Los "no propósitos" para el 2017



Ya está aquí. Queda muy poquito para el 2017, para tirar el antiguo calendario y colgar el nuevo, lleno de buenos propósitos y de buenos objetivos.
Ahora es el momento ideal para hacer balance de todo cuanto nos ha sucedido en el año que estamos dejando atrás, el momento de plantearnos nuevas metas, nuevos compromisos, de atrevernos a hacer algo que estamos dejando de lado y de cumplir nuestros propósitos. Pero este año, en vez de aconsejarte con propósitos complicados y que cada año repites y no cumples, voy a hacerlo más sencillo, y te daré algunos consejos para objetivos que sí puedes realizar:

  • Si sabes que no vas a ir al gimnasio, ¡no te apuntes!- Cada año, muchas personas se apuntan al gimnasio para abandonarlo poco después. Si no estás convencido, en vez de gastarte ese dinero, intenta hacer ejercicio de manera que no lo notes: camina, baja una o dos paradas antes de llegar a tu destino, sube escaleras, baila con tu música favorita.
  • Aléjate de las personas que no te gustan- No te obligues a salir con personas que te caen mal o que te hacen sentir incómodo; huye de estas personas y busca la compañía de gente que te hagan reír y te ayuden en los malos momentos.
  • No te apuntes a ningún curso, si estás seguro de que no vas a poder terminarlo, ni tienes tiempo para ello- En lugar de ello, en tus ratos libres, sumérgete en la lectura. De esta forma además de enriquecerte mentalmente, adquirirás conocimiento y facilidad de palabra. 
  • Otro de los objetivos de muchas personas es viajar- Pero si durante el año no intentas ahorrar, te será complicado realizarlo (a no ser que seas rico). Entonces, empieza por ahorrar para conseguir ese viaje tan deseado.
  • Este es el más común de los propósitos: comenzar una dieta- Cada año te propones lo mismo y cada año fracasas en el intento. En vez de realizar una dieta estricta y "milagrosa" intenta ir poco a poco reduciendo la cantidad de comida que ingieres. No es cuestión de matarse de hambre, sino de ir cambiando poco a poco nuestra manera de comer. De esta forma ni tu salud ni tu carácter se resentirán.
  • Si tú no estás convencido, no dejes de fumar- No te comprometas con tu pareja, hijos, padres... porque ellos lo quieran. Si no te encuentras con las fuerzas necesarias para dejarlo por completo, lo mejor es que no lo hagas. Cuando estés plenamente predispuesto a ello, lo harás, ya sea principio, a mediados o final de año.

De todas formas hay propósitos que sí se deben intentar cumplir a toda costa, como el cuidar de nuestra salud y disponer un poco de tiempo para nosotros.

Y esto es todo por el momento. FELIZ 2017


Ana Hidalgo


domingo, 25 de diciembre de 2016

En mitad de las Fiestas Navideñas





¿Qué tal van las Fiestas?. Seguro que más de uno se sentirá como yo... pesado. Por mucho cuidado y mucha atención que pongamos en lo que ingerimos, siempre nos pasamos un poco: que si el aperitivo, que si los entrantes, que si el plato principal (mariscos, pescados, canelones, cabrito, cochinillo....) y para rematar, los postres y dulces típicos de estas fechas. Y es que no te puedes contener a probar un poquito de algo: un pedacito de turrón, un polvorón, un mazapán... sí...vale, es una pieza, pero uno de cada hace una buena cantidad. Pero todos coincidiréis conmigo que es muy difícil escaparse de todo esto.

Y luego está la bebida: que si una cervecita para el aperitivo, que si una copita de vino, que si una de cava para brindar... Pero aún estamos a mitad y todavía nos quedan muchas fiestas para celebrar: San Esteban, Fin de Año, Año Nuevo, Reyes.

Un menú navideño puede triplicar la ingesta de cualquier comida equilibrada, y aunque esto por sí solo ya representa un peligro para la salud y el peso, el estrés generado por las Fiestas, los desajustes horarios de las comidas y el sedentarismo, con las enormes y eternas sobremesas, también suman puntos para sufrir problemas estomacales o aumentar una media de tres kilos estos días.
Los enfermos renales debemos ser cautelosos y tenemos que tener mucho cuidado en no pasarnos demasiado, sobre todo aquellos que están en diálisis o en prediálisis, con el potasio, fósforo y las proteínas.

Así que lo mejor que os puedo aconsejar, algo que me ayuda a mí a mantenerme en el peso y no excederme demasiado, es compensar. Si coméis demasiado, la cena que sea bien ligera: un pequeño sandwich o bocadillo, fruta con yogur, leche con galletas. Y para los que no tengan restringido los líquidos, beber abundante agua e infusiones digestivas que ayudarán a limpiar el organismo.


Ana Hidalgo


miércoles, 21 de diciembre de 2016

¡Feliz Navidad y Feliz Año Nuevo!



Estamos entrando en las Fiestas Navideñas... y ya casi tenemos encima la Nochebuena y la Navidad; por ello, quiero aprovechar para transmitir, desde este pequeño rinconcito de mi blog, un poco de fuerza positiva y un rayo de felicidad en vuestras vidas, ya que en la actualidad es algo que hace mucha falta, por desgracia.

Para mí, estas fechas, además de todos los momentos especiales, las compras, los regalos, las comidas... suponen un año más que estamos aquí, un año más que estamos vivos y un año más que estamos para contarlo.Y tú, si estás leyendo esto, es porque has superado un montón de obstáculos en este año anterior y porque estás aquí y ahora.

Así que mi deseo es que estos días sean lo más felices posible y que podáis disfrutarlo con la familia y los amigos y, sobre todo, con la salud necesaria para ello. Que no penséis en lo que os falta y sí en lo que tenéis.

No os olvidéis de reír, abrazar, perdonar, querer, colaborar, besar... y disfrutar

Y para los que estáis en diálisis o en pre-diálisis...¡Cuidadín con el potasio, fósforo y los líquidos! Pasadlo bien, pero sin sobrepasar los límites permitidos.

¡Ojalá que el próximo año todos aquellos que necesitan un órgano para vivir sean trasplantados!
Y aquellos que todavía no son donantes, en el 2017 se animen a serlo.

Desde aquí, abro los brazos para daros a todos un fuerte abrazo y desearos, de nuevo, unas
                                            ¡¡FELICES FIESTAS!!


Ana Hidalgo


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

copyrigth info